• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Venden por persona sólo un artículo de productos regulados

En la frontera está muy restringido el despacho de productos de higiene personal / Katiuska Hernández

En la frontera está muy restringido el despacho de productos de higiene personal / Katiuska Hernández

La Cámara de Comercio e Industria de San Antonio advierte que 60% de los comercios del Norte de Santander no aceptan bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los supermercados, tiendas y bodegas de San Antonio y Ureña comenzaron a racionar la venta de productos alimenticios, de cuidado personal y de limpieza a un artículo por persona, como una medida para evitar que se agoten los inventarios y se genere una crisis de abastecimiento, luego de la más reciente devaluación del bolívar.

Los comerciantes indican que para la zona fronteriza en el estado Táchira el despacho de alimentos como harina de maíz, arroz, leche en polvo, azúcar, café, aceite comestible vegetal y de maíz, pollo y otros rubros con precios controlados, se ha limitado más en los últimos días. También está muy restringido el despacho por parte de los proveedores de detergentes, champú, crema dental, toallas sanitarias, pañales, entre otros.

“Estamos sufriendo muchos problemas porque el tipo de cambio con respecto al peso que vale más, hace que los consumidores de Colombia pasen la frontera a llevarse más productos y los consumidores locales se quedan con poca mercancía para comprar”, expresó Isabel Castillo, presidenta de la Cámara de Comercio e Industria de San Antonio, en el estado Táchira.

Indicó que la población tiene que pagar altos precios por los alimentos en el mercado informal. “Algunas veces la escasez es total en productos como leche en polvo, arroz, harina, azúcar. O se consiguen a precios superiores. Un producto que está regulado en 6 o 7 bolívares se expende en los mercados municipales o en ventas informales entre 15 y 17 bolívares. También el kilo de leche en polvo se consigue hasta en 70 bolívares y el precio controlado es de 30. El cartón de huevos de 30 unidades -cuando se encuentra- se vende en 70 bolívares, el año pasado se comercializaba en 44 bolívares”, dijo.

Castillo agregó que la calidad de vida de los pobladores de la frontera ha disminuido. “Además de la falta de alimentos, bien sea porque limitan el despacho o porque hay un contrabando de extracción, la población padece fallas eléctricas, cortes de agua, largas colas para comprar gasolina y el colapso de la única vía que comunica San Antonio con San Cristóbal, donde las colas son de hasta 2 y 3 horas”, dijo Castillo.

“60% de los comercios en el Norte de Santander en Colombia ya no reciben bolívares porque la moneda no vale nada”, afirmó.