• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Vendedores de ropa temen que los obliguen a bajar precios

Los comerciantes aseguran que en los últimos meses han caído las ventas | Foto: Alexandra Blanco

Los comerciantes aseguran que en los últimos meses han caído las ventas | Foto: Alexandra Blanco

En los mercados municipales de la avenida San Martín y Quinta Crespo tienen poca variedad de mercancía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los pequeños y medianos comerciantes que venden ropa y lencería en los mercados municipales temen que el gobierno los obligue a vender la mercancía por debajo del costo, en la cruzada de reducción de precios que ha afectado a grandes tiendas por departamento, importadoras de electrodomésticos, jugueterías, redes de ferreterías, comercializadoras de telas y recientemente a importadores y vendedores de repuestos.

“Seguro nos tocará a nosotros”, dijo una vendedora del Mercado de Quinta Crespo que pidió no ser identificada. “Aquí la administración es del gobierno y ya hemos visto como actúan en contra de los vendedores de alimentos. Tememos que nos obliguen a bajar los precios y nos lleven a la ruina”. Agregó que en los últimos meses se han reducido las ventas y, además, los proveedores no tienen suficientes prendas de vestir por falta de telas.

El presidente Nicolás Maduro ha reiterado que las medidas contra la especulación y las fiscalizaciones llegarán a los vendedores de ropa y calzado. “Seguiremos bajando los precios culminando 2013, viento en popa con la economía y navidades felices”, colocó la semana pasada en su cuenta de Twitter.

La vendedora de Quinta Crespo indicó que esto es una advertencia más que la pone en sobreaviso. “No compré como en otros años tanta mercancía porque no hay tela y porque luego compro y perderé el dinero vendiendo por debajo de lo que me costó. Si nos llegan a bajar los precios nos descapitalizan”, afirmó.

Añadió que aunque el mercado es administrado por el gobierno en los últimos meses aumentaron la renta o condominio de 600 a 1.000 bolívares mensuales. “Para estas fechas siempre me preparaba y compraba hasta 100 docenas de monos y ropa para dama y niños, para tenerla para las ventas de diciembre. Ahora solo compré 6 docenas porque no hay modelos ni telas. Tememos que nos fiscalicen. Somos pequeños comerciantes. No hay casi ventas y tampoco los proveedores tienen insumos”, insistió.

En el mercado municipal de la avenida San Martín también hay incertidumbre. Ponen las barbas en remojo. A pocas cuadras ven como hay largas colas de compradores para adquirir productos en las rebajas de Traki y EPA en más de 50% y 70%, respectivamente. “Imagínese si esas tiendas ya están casi sin inventario qué quedará para nosotros si nos aplican una medida similar y nos obligan a vender por debajo de lo que cuesta la ropa, nos dejarán en la calle. Ojalá no nos inspeccionen”, dijo una vendedora de pantalones para dama. Aseguró que sus precios no han subido. “Compro al por mayor los pantalones a 200 bolívares y apenas los vendo en 230 bolívares, esto es un pequeño negocio familiar, ni empleados tengo”, expresó.

“Hay muchos comercios cerrados entre semana porque hay pocas ventas. Los mejores días son sábado y domingo”, apuntó. La mayoría de los locales en los mercados municipales son administrados por sus propios dueños llevan más de 10 años, en promedio, en el ramo.

La Cifra

550 bolívares es el precio de una blusa en el mercado de La Hoyada. En San Martín se consiguen pantalones para dama entre 230 y 350 bolívares y jeans entre 350 y 600 bolívares.