• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Usan tinta indeleble para controlar compra de productos

De 3.500 a 6.000 se incrementaron las operaciones en las cajas registradoras del establecimiento | Foto: Raúl Romero

De 3.500 a 6.000 se incrementaron las operaciones en las cajas registradoras del establecimiento | Foto: Raúl Romero

En 6 horas vendieron 512.00 paquetes de pañales que en otra época habrían durado 2 años en el supermercado  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un supermercado de una cadena privada, situado en Guarenas, implementaron el marcaje del dedo meñique con tinta indeleble para controlar la compra de productos alimenticios, de aseo personal y detergentes a precio regulado.

El comercio fue tomado por el Ministerio Público, la Guardia Nacional Bolivariana y la Superintendencia de Precios Justos después de que el domingo se presentaran hechos violentos entre clientes que permanecían en fila a las afueras del comercio cuando llegó un despacho de leche.

Misael Pernia, gerente del establecimiento, informó que las autoridades tomaron la medida “para prevenir la anarquía y descontrol entre los clientes al momento de recibir la mercancía”.

“Cerramos el acceso por la puerta principal y abrimos la de emergencia que está en uno de los laterales del supermercado para poder controlar la entrada de los clientes cuando llegan productos a precios regulado”, dijo.

Indicó que una vez que el cliente está en la entrada del comercio le marcan el dedo para que ese día no vuelva a comprar. “La decisión nos ha ayudado a reducir, un poco,  el número de  bachaqueros”, aseguró.

Informó que recibieron 800 bultos de pañales, que equivalen a 512.00 paquetes, que en otra época habrían durado en el establecimiento por lo menos 2 años. Sin embargo, se agotaron en 6 horas. Situación similar se presentó con el café. Llegaron 500 bultos, que corresponden a 1.500 kilos, y lo vendieron en 3 horas. También pasó con el detergente en polvo. Le despacharon 3.360 paquetes y apenas duraron 2 horas.

El gerente aseguró que antes efectuaban entre 3.500 y 3.800 operaciones en las cajas registradoras al día y ahora entre 5.500 y 6.000. “El número de clientes ha crecido, pero en ocasiones son los mismos que vuelven varias veces al día. Ya hemos identificado a algunos”, apuntó.

Agregó que los días de mayor venta correspondían al fin de semana, sábados y domingo, pero ahora es de lunes a viernes porque es cuando les despachan la mercancía.

Maritza López, cliente, dijo que la medida le parece buena para evitar que los revendedores se sigan llevando los alimentos. “No es posible que traigan mercancía y no dure. Después de que uno pasa horas en cola no encuentra nada”.

Armando Guzmán, otro consumidor, afirmó que la iniciativa no tiene mayor peso. “La gente busca la salida. Van y se lavan el dedo con lo que consiguen y vuelven a entrar. Esta no es la solución”, aseveró.

“Hay inventarios para 45 días”

 “Las informaciones que tenemos es que hay inventario de productos básicos para 45 días máximo, esa no es ninguna buena noticia”, dijo el presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, a Unión Radio. 

Agregó que la situación empeora por las compras nerviosas y que ese nerviosismo se mantendrá mientras los compradores crean que no van a conseguir los productos.  “Es verdad que en enero siempre ha habido escasez de inventarios, pues muchas empresas dan vacaciones colectivas, sin embargo, las compras en diciembre fueron mayores porque la gente prefería tener bienes y servicios, que dinero en el banco”

Indicó que  si al gobierno se le ocurriera dar divisas, cambiar un poco los controles, sincerar los precios, aun así, antes de tres meses no podrían verse los productos en los anaqueles.

Roig sostuvo que en Venezuela hay 95% de desabastecimiento de detergente y champú, y aclaró que si hubiese una guerra económica ¿cómo se explica que no hay productos de empresas del Estado? “Deben preocuparse si el enemigo está en sus filas”.