• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

El Troudi indicó que profundizarán fiscalización en concesionarios

Concesionario / Ernesto Morgado/El Nacional

Concesionario / Ernesto Morgado/El Nacional

El ministro de Transporte Terrestre señaló que aunque han sido fuerte las inspecciones, "hay que ir a fondo porque hay muchas irregularidades"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 La ofensiva económica anunciada a comienzos de noviembre por el presidente de la República, Nicolás Maduro, ha tenido su mayor expresión en la intensa jornada de fiscalización activada sobre los comercios.

Para algunos opositores, lo que vendrá será escasez de productos, pero esto es descartado rápidamente por el ministro de Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, quien ha dirigido fiscalizaciones en particular sobre los establecimientos de autorepuestos.

El ministro recordó otro aspecto incluido en la ofensiva económica puesta en marcha por el mandatario: un Presupuesto Nacional de Divisas del Estado, que será dirigido por el gabinete económico, con el fin de "optimizar la inversión de cada dólar que le pertenece a la República", tal como indicó Maduro, e identificar las necesidades reales en divisas que tienen los diversos sectores del país.

Para El Troudi, este Presupuesto de Divisas es la clave para acabar con distorsiones que se han presentado en materia de importaciones, sincerar la estructura de consumo y garantizar el abastecimiento de todos los elementos necesarios para satisfacer las necesidades del pueblo.

Entre enero y septiembre pasado, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), que autoriza las divisas de la República a los diferentes sectores, liquidó 33.143 millones de dólares para importaciones.

En Venezuela, 96% de las divisas proviene de la exportación petrolera. Este año Petróleos de Venezuela (Pdvsa) estima que habrá suministrado al Estado unos 47.000 millones de dólares a través del Banco Central de Venezuela (BCV) y el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden). Se trata de una cifra superior a la entregada en 2012, con lo cual el Ejecutivo ha enfatizado que en el país no hay problema de flujo de divisas.

El ministro indicó que el Presupuesto de Divisas apunta a dos aspectos: el país comprará lo que realmente necesita e irá reponiendo lo que se demanda para garantizar un correcto flujo de inventarios y acabará con distorsiones como sobrefacturación en importaciones, lo cual alimentaba el ilegal mercado paralelo de divisas.

También destacó la importancia de la Corporación Nacional de Comercio Exterior, que "garantizará el suministro de todos los bienes esenciales".

Al anunciar sus acciones económicas el pasado 6 de noviembre, el Presidente dio a conocer la creación del Centro Nacional de Comercio Exterior, una institución superior que dirigirá la política de administración de divisas, de importaciones y de estímulo de las exportaciones. Su instrumento principal será la Corporación Nacional de Comercio Exterior, que tendrá la tarea de articular la red de empresas públicas en materia de exportación e importación.

Estos organismos están contenidos en una ley firmada la semana pasada por el Mandatario tras recibir la habilitación para legislar por parte de la Asamblea Nacional (AN).

El Troudi enfatizó que no se plantea que el Estado sea el único importador, pero sí habrá mayor control sobre los importadores. "Estamos poniendo orden a la voracidad importadora, para garantizar el correcto abastecimiento y la satisfacción de las necesidades del pueblo", indicó.

A fondo sobre concesionarios

Como parte de la ofensiva económica, El Troudi se reunió el pasado 18 de noviembre con fabricantes, importadoras y comercializadoras de repuestos y autopartes, con los que se acordó un margen justo de ganancia para las empresas de entre 16% y 30%, previo análisis de las estructuras de costos.

El ministro comentó al respecto que en la cita "logramos el reconocimiento de que había distorsión en el ramo y demostramos que el problema no es la falta de divisas".

A partir de entonces se constituyeron tres mesas de trabajo para definir posibles soluciones a entrabamientos que identificaron en el sector, tanto para la producción como para las importaciones.

Las mesas abarcan: carroceras y ensambladoras, fabricantes de repuestos y autopartes, e importadores y distribuidores de repuestos.

El Troudi indicó que ya han inspeccionado ensambladoras y fabricantes (General Motors recibió una multa por usura), pero enfatizó que "hay que ir a fondo en los concesionarios, donde hay muchas irregularidades".

Entre ellas mencionó vinculación con otras empresas para llevar los vehículos nuevos al mercado secundario con sobreprecio, ofertas engañosas y márgenes de ganancia especulativos.

En la fiscalización de distribuidoras, importadoras y comercializadoras de repuestos hallaron también usura. La empresa Suvalcar, de 11 sucursales y con casa matriz en la ciudad de Valencia, es un ejemplo: sobreprecios de hasta 1.000% e investigaciones por presunta legitimación de capitales.

También en Táchira encontraron en un galpón de la empresa Mayor Agro Autopart 66.000 repuestos acaparados con precios remarcados. Allí también presumen contrabando.

A la vez, el Estado ha puesto en funcionamiento cinco proveedurías de repuestos para transportistas, que aseguran descuentos de entre 60 y 170%. "Estamos venciendo la guerra económica" de la derecha, enfatizó el ministro.