• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Trabajadores protestarán políticas del gobierno

El miércoles en la tarde Sidor fue militarizada

El miércoles en la tarde Sidor fue militarizada

La jornada será coordinada por la Unidad de Acción Sindical de centrales y gremios independientes para reclamar derechos contractuales, dijeron dirigentes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El movimiento obrero, agrupado en la Unidad de Acción Sindical, llevará a cabo en lo que queda de 2014 una jornada nacional de protesta con acciones adecuadas a la realidad de cada estado, con el fin de rechazar la política económica del gobierno que ha depauperado a los trabajadores y la familia venezolana.

Froilán Barrios, representante del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, Fadess, informó que la Unidad se reunirá la próxima semana para elaborar la agenda de acciones de protesta que incluyen caravanas, paralizaciones parciales, tomas de portones y movilizaciones.

La Unidad, integrada además de Fadess por la Confederación de Trabajadores de Venezuela, Unión Nacional de Trabajadores, Central General de Trabajadores, Confederación de Sindicatos Independientes, Acción Sindical Independiente, Movimiento de Sindicatos de Base y Corriente Clasista Revolucionaria Autónoma, además de los gremios profesionales, se fundó a finales de 2013 como una plataforma de acción común para defender los derechos de los trabajadores como la huelga y la autonomía.

Sobre la posibilidad de un paro nacional, señalado el miércoles por Marcela Máspero, coordinadora de Unete, izquierdista, en declaraciones a Globovisión, Barrios indicó que “una acción de esta naturaleza no se planifica de un día para otro”.

Añadió que sobran las razones objetivas para un paro ante el desabastecimiento, escasez, la inflación y la conflictividad laboral como el reciente caso de las calificaciones de despido a trece dirigentes sindicales de la Siderúrgica del Orinoco por reclamar el contrato colectivo y militarización de la acería.

“Sin embargo, los detalles de un paro nacional no deben ser publicitados dado que tenemos un gobierno que no respeta los derechos constitucionales y responde solo con la activación de sus cuerpos de seguridad para impedir mediante la represión cualquier protesta popular y sindical”, alertó.

José Elías Torres, dirigente de la CTV y de la Federación de Trabajadores de la Banca, afirmó que es inviable un paro general, pero sí la jornada de protesta nacional como consecuencia de la profundización de la conflictividad laboral presente en los últimos meses en varios sectores como, por ejemplo, el automotor.


Respuesta del oficialismo. Luego de reunirse con Blanca Eeckhout, coordinadora del Polo Patriótico y diputada del PSUV, la Central Bolivariana de Trabajadores objetó la protesta de la oposición. Carlos López aseveró: “Malamente la clase obrera caerá en la trampa de una huelga. Enfrentaremos cualquier guarimba, paro o sabotaje, como en 2002. El reto de los trabajadores es producir y asumir las misiones, las comunas y las cinco revoluciones. El movimiento obrero debe desoír el llamado de quien estuvo en la revolución (Marcela Máspero) y del movimiento sindical que desapareció (Nuevo Tiempo)”.

Bajo coerción
CLAVEL RANGEL

Los trabajadores de Sidor retomaron las operaciones el miércoles en la tarde, luego de que un contingente de guardias nacionales fue colocado en la entrada de la acería de Planchones. El arranque fue acompañado con amenazas de despido, seguimiento del Sebin al presidente de Sutiss, José Luis Hernández, y al secretario de Trabajo y Reclamo, Leonardo Azocar.

En el despliegue de “inteligencia” una comisión policial irrumpió en la casa de Javier José Rodríguez. “Me mostraron una lista de fotos y alegaron que mi papá desestabilizaba al país", denunció su hijo de 20 años de edad.

En el portón III de la empresa se han instalado, ocasionalmente, alcabalas con hombres encapuchados y armas largas del servicio de inteligencia, revisan los carros y los transportes de Sidor como una operación de “rutina”.