• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Trabajadores exigen al gobierno reactivar industria automotriz

Anunciaron que saldrán desde la Plaza Morelos hasta la Vicepresidencia de la República | Foto José Pacheco

Anunciaron que saldrán desde la Plaza Morelos hasta la Vicepresidencia de la República | Foto José Pacheco

El Ejecutivo afirma que otorga las divisas y empresas señalan que no las reciben, dijeron sindicalistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La revocación a última hora del permiso por parte de las autoridades para la marcha desde la Plaza Morelos hasta la Vicepresidencia de la República, en Caracas, hizo que 200 trabajadores del sector automotor se concentraran ante el Ministerio del Trabajo para exigir la reactivación de la producción en las plantas ensambladoras y la estabilidad laboral.

“Nos pusieron muchas trabas, entre ellas la reducción de 16 a 6 unidades de transporte que aportaría Chrysler para hacer la movilización que terminaría con la entrega de un documento con los problemas del sector a la Vicepresidencia”, informó Cristian Pereira, directivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices, Autopartes y Conexos. Antes de las 9:00 de la mañana la Plaza Morelos estaba rodeada por agentes de la Policía Nacional con equipos antimotines a la espera de los manifestantes. A la misma hora, los trabajadores se concentraron en Plaza Caracas donde gritaban consignas como “Queremos trabajar” y “No somos guarimberos ni delicuentes, somos trabajadores”.

Los protestantes también llevaban pancartas en reclamo de la contratación colectiva, la entrega de las divisas a las ensambladoras y el rechazo a los despidos, durante la espera de más de tres horas para que las autoridades del Ministerio del Trabajo recibieran a la comisión encargada de entregar el documento, originalmente destinado a la Vicepresidencia.

“Hasta el miércoles estaba seguro de que habían dado el permiso para la marcha, pero en la mañana de ayer viniendo a Caracas nos sorprendieron con que lo echaron para atrás, y esa diligencia se hizo hace varios días”, contó Jesús Terán, trabajador de Chrysler desde hace ocho años.

Una barrera de policías nacionales se colocó ante las puertas del despacho del Trabajo en la Torre Sur del Centro Simón Bolívar, mientras los trabajadores de Chrysler, Mitsubishi, Ford, Encava, Toyota, Aerocav, General Motors, Marusa y Metalsa cantaban el Himno Nacional y coreaban las consignas de protesta.

Doble discurso. Pereira, también trabajador de Chrysler, señaló que 1.500 personas se quedarían desempleadas de concretarse las solicitudes de calificación de despido introducidas en las inspectorías del país por los patronos debido a la caída de la producción. Las empresas alegan que las plantas están paralizadas, o casi, porque el gobierno no les entrega las divisas para la importación de materia prima e insumos.

“Hay un doble discurso del gobierno. Asegura que asignó las divisas a las empresas pero estas afirman que no se las han entregado; de esta situación los trabajadores no tenemos la culpa y aun así pretenden despedirnos”, expresó Luis Pérez, de Ford. Agregó que en lo que va de 2014 "no se ha producido un solo carro y los 4.000 vehículos previstos de aquí a diciembre están muy por debajo de la capacidad de 25.000 anuales”.

Onry Benthan, dirigente y trabajador desde hace diez años de General Motors, advirtió que con la importación de 13.000 vehículos chinos “se están exportando puestos de trabajo a ese país, lo que empeora la situación laboral en las plantas venezolanas”. Explicó que en GM argumentan que esperan les entreguen 30 millones de dólares asignados por el Cencoex para “comenzar la producción”.

Bentham dijo que GM introdujo ante la Inspectoría del Trabajo 500 solicitudes de despido mediante el mecanismo de flexibilizar la nómina por la contracción de la actividad, establecido en el Reglamento de la anterior la Ley Orgánica del Trabajo, que sigue vigente porque no ha salido la reglamentación de la nueva ley de mayo de 2012. Actualmente la plantilla es de 3.600 personas.

Producción y venta en caída
En el primer semestre de este año las automotrices ensamblaron 6.161 carros, lo que se traduce en una caída de 83,3% con respecto al periodo de 2013, cuando las empresas armaron 36.919 unidades, según el más reciente informe de la Cámara Automotriz de Venezuela.

El fuerte descenso que ha tenido la industria se debe a la paralización en la entrega de divisas para importar el material de ensamblaje. Las automotrices reportan que desde octubre de 2013 no reciben dólares de manera regular y oportuna, lo que ocasionó que en lo que va de año algunas marcas se hayan visto obligadas a detener sus operaciones o reducirlas por falta de material.

Los registros de Cavenez muestran que en enero pasado solo Toyota y Mack produjeron vehículos; entre los meses de marzo, abril y mayo la marca nipona no armó ni un automóvil. Iveco solo ha fabricado las 39 unidades que hizo en marzo. Y en los últimos dos meses, ni Chrysler ni Mack produjeron.

Las otras marcas, que durante los primeros seis meses del año han aportado carros al mercado, operan muy por debajo de su capacidad para rendir el poco inventario.

En junio se vendieron 1.089 vehículos en el mercado nacional. Esto implica una caída de 85,9% en comparación con lo registrado en el mismo mes de 2013. La comercialización de automóviles importados se redujo 99,5%: se despacharon 9 unidades.