• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Trabajadores de fábrica de tubos sin costura protestaron por pasivos

El presidente Hugo Chávez, declaró que en caso de no poder continuar en el poder y de convocarse elecciones anticipadas su candidato a sucederlo sería Nicolás Maduro | Foto: Prensa Miraflores

El delegado sindical José Saracual indicó que pese a que ése fue el compromiso del presidente Hugo Chávez y del vicepresidente Nicolás Maduro, no ha habido ninguna mejoría | Foto: Prensa Miraflores

La empresa está paralizada desde hace un mes porque los proveedores suspendieron el servicio al comedor por falta de pago

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los trabajadores de la fábrica de tubos sin costura Batalla de San Félix, antes Tavsa (Tubos de Acero de Venezuela), trancaron la avenida Guayana, carretera nacional que comunica Ciudad Guayana con el país, para protestar por el pago de pasivos laborales.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares y la representación de Pdvsa Industrial habían acordado cancelar el 27 de diciembre 10% por meritocracia –previsto en el contrato colectivo – y el retroactivo por la aplicación tardía del tabulador.

Debido al incumplimiento del acuerdo, los trabajadores volvieron a protestar, pero a lo interno de la empresa. La segunda promesa fue cancelarles el viernes pasado, pero el pago tampoco se hizo. Esa fue la razón por la que ayer a las 11:00 am un grupo de técnicos obstaculizaron el paso por la avenida, en las adyacencias del portón I de Sidor.

Familias enteras que regresaban de vacaciones debieron tomar caminos de tierra peligrosos, mientras la Guardia Nacional negociaba con los manifestantes.

Hasta las 3:00 pm no había ningún acuerdo y la avenida se congestionó aún más por la presencia de dos cadáveres cerca de la manifestación, a unos 200 metros de la entrada principal de la siderúrgica.

El trabajador José Aldana indicó que la empresa está paralizada desde hace un mes porque no hay servicio de comedor. Pdvsa tiene facturas vencidas con el proveedor de alimentos de hasta seis meses. Tampoco hay servicio de HCM para los trabajadores de la estatal.

El dirigente señaló que Pdvsa Industrial no ha firmado el punto de cuenta para solventar las deudas y cancelar los pasivos a los trabajadores: “Toda la directiva de Pdvsa está ausente. Esto está abandonado”.

El comité ejecutivo de Sutiss y el secretario general del sindicato, Julio López, respaldaron la manifestación, la tercera que implica el cierre de la carretera nacional desde que reclaman los beneficios laborales.

Desde hace seis meses, el personal también exige la transferencia administrativa de la empresa a una gerencia de Sidor, como lo fue desde su fundación hace 40 años.

El delegado sindical José Saracual indicó que pese a que ése fue el compromiso del presidente Hugo Chávez y del vicepresidente Nicolás Maduro, no ha habido ninguna mejoría.

 

A media máquina. Desde hace una semana, Siderúrgica del Orinoco trabaja a medio turno por fallas en el suministro de alimentos a los cuatro comedores de la fábrica.

Debido a las altas deudas de Sidor con el proveedor del servicio, la empresa Servicio de Comedores Orlando no ha podido reponer su stock de materia prima para abastecer a los 12.000 trabajadores de la acería.

De acuerdo con el delegado de la comisión de comedores de Sutiss, Dioneris Fuentes, las deudas sobrepasan los 12 millones de bolívares.

Por eso, y como lo establece la cláusula 109 del contrato de los sidoristas, los trabajadores se retiran después de 5 horas de labores si la empresa no garantiza los alimentos. Esto ha ocurrido en la última semana, pero no han obtenido respuesta a la crisis, denunció el dirigente de Unidad Matancera José Luis Alcocer.

Aunque Sidor contrató otras empresas para suplir la contingencia, el plan fue un fracaso. “La comida venía en malas condiciones y de mala calidad”, dijo Fuentes.

La situación ha traído múltiples pérdidas para la siderúrgica, que cerró 2012 con 1.722.400 toneladas de acero líquido producido, 40% de su capacidad instalada, el punto más bajo operativo desde 2008, cuando la acería fue nacionalizada.

El presidente de Sutiss, José Luis Hernández, indicó que si la situación se mantiene, los daños serán irreversibles porque pese a que funcionan los cuatro comedores, no se dan abasto para atender a 12.000 sidoristas.