• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Toyota Venezuela evalúa exportar como estrategia de “sobrevivencia”

La compañía ha solicitado que se le permita importar la materia prima con exoneración de algunos impuestos | Foto Cortesía Toyota

La compañía ha solicitado que se le permita importar la materia prima con exoneración de algunos impuestos | Foto Cortesía Toyota

Por la falta de material de ensamblaje, la empresa está operando a 28% de su capacidad instalada, lo que le genera pérdidas, dijo Ignacio Mayz, gerente general de Mercadeo y Ventas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como una alternativa para obtener divisas para sostener las operaciones, Toyota de Venezuela evalúa exportar algunos modelos, señaló Ignacio Mayz, gerente general de Mercadeo y Ventas. Dijo que es un asunto que la empresa ha tratado en varias reuniones con funcionarios del gobierno. Agregó que la compañía ha planteado la posibilidad de que el gobierno le permita importar el material de ensamblaje con exoneración de algunos impuestos para facilitar las ventas al exterior.

Mayz reconoció que la demanda interna supera con creces la producción de la planta, pero que aún así la empresa planea exportar sin cubrir las necesidades del mercado porque “es una estrategia de sobrevivencia”.

Aseguró que la empresa está trabajando a pérdida porque opera a 28% de su capacidad instalada. La automotriz puede ensamblar 88 unidades diarias, pero por la falta de materias primas e insumos solo está armando 25 vehículos por día.

El gerente señaló que las listas de espera por un vehículo de la marca en la red de concesionarios es de aproximadamente 2.300 carros mensuales. El último reporte de la Cámara Automotriz de Venezuela revela que en enero de 2015 la filial venezolana de la empresa japonesa fabricó apenas 234 carros; y durante todo el año pasado ensambló 3.280, solo 980 más que la demanda de un mes.

Mayz indicó que desde hace aproximadamente dos años el gobierno tiene liquidaciones de divisas pendientes con la empresa, lo que ha impedido mantener el inventario de insumos en niveles óptimos.

“El stock que tenemos ahora es muy limitado. Lo estamos estirando. Esperamos a que nos liquiden la subasta número 26 del antiguo Sicad I (que se hizo en octubre pasado) para adquirir un poco más”.

La cifra
2.300 automóviles al mes suman las solicitudes en las listas de espera de los concesionarios