• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Tensión a las puertas de Makro La Yaguara

Los ánimos se caldearon a las puertas de Makro La Yaguara al mediodía porque la tienda cerró: 50 funcionarios antimotines custodiaban | Foto Omar Véliz

Los ánimos se caldearon a las puertas de Makro La Yaguara al mediodía porque la tienda cerró: 50 funcionarios antimotines custodiaban | Foto Omar Véliz

La PNB apostó 50 agentes antimotines en la entrada de la tienda mayorista, mientras el Ministerio de Alimentación afina los círculos de lucha

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Nicolás Maduro dijo que el sistema biométrico de abastecimiento garantizará que los productos estén a disposición del pueblo y que no sean extraídos en contrabando, reportó AVN. “El sistema no va racionar nada, sino que permitirá liberarnos de los contrabandistas para que el pueblo consiga los productos”, afirmó.

Simultáneamente, el Ministerio de Alimentación trabajó en el plan de activación y objetivos de los círculos de lucha, cuya tarea es verificar el despacho de alimentos, según lo establecido en las guías del SADA, Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas.

El superintendente de precios justos, Andrés Méndez, declaró el jueves que la segunda fase del plan para combatir el desabastecimiento contempla “el abordaje sociopolítico y jurídico de la economía popular que vende con sobreprecios productos de primera necesidad”.


Opiniones. Entretanto, la ciudadanía mantiene opiniones divididas sobre el uso de captahuellas para la compra de alimentos. Seguidores de la cuenta @ReporteYa de El Nacional la rechazaron. “¿Sistema Biométrico me hablan de lo justo para cada familia? ¿Cómo se calcula eso si cada familia tiene necesidades distintas?”, escribió Ana Yepez, @YepezB.

Pero a las puertas de Makro La Yaguara los usuarios Miriam Lezama, Miriam Navas, América Cáceres, Yamilet Cordero, José Paradas, Mari Contreras y Ángel Ruiz consideraron necesaria la aplicación de algún mecanismo que controle la compra de alimentos.

“Los policías saben quiénes son los revendedores. Con meter el número de cédula o verificar quién compró ayer, esto se organizaría mejor”, opinó Ruiz, que ayer en la mañana no pudo entrar.

“No es posible que todos los días necesiten comprar cuatro kilos de leche. Luego los ves en Carapita o en otro sector adyacente revendiendo”, dijo un oficial de la PNB que resguardó su nombre.


Ánimos caldeados. Los compradores que hicieron colas desde las 3:00 am pudieron entrar pasadas las 7:00 am: 3.000 en total con tickets numerados. Yamilet Cordero tenía el 2.424 y compró leche, harina de maíz y aceite. Mari Contreras llegó a las 6:00 am y no tuvo la misma suerte. A las 11:00 am la tienda cerró por la cantidad de clientes. Los ánimos se caldearon y a mediodía el jefe de la brigada antimotines, de apellido Grazia, recibió reporte de sus agentes: “Dicen que quieren saquear”. Un hombre trató de entrar por una estrecha reja lateral; quedó atascado y fue aprehendido. Grazia pidió refuerzos; en total 50 funcionarios de orden público vigilaban la entrada del local mayorista. Pasadas las 2:00 pm, cuando los ánimos se calmaron, Makro reabrió.

El Dato
La Superintendencia de Precios Justos emitirá una providencia para determinar el número de cajas registradoras que debe tener cada supermercado e hipermercado, según el número de metros cuadrados. Andrés Méndez agregó que activarán una mensajería de texto para que “inspectores populares” reporten irregularidades.