• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Tarifas reguladas obligan a pacientes a pagar diferencial

Algunos inventarios de insumos son de una semana, cuando antes eran de un mes | Foto: Nelson Castro / El Nacional

Algunos inventarios de insumos son de una semana, cuando antes eran de un mes | Foto: Nelson Castro / El Nacional

Las clínicas solicitaron colaboración a las aseguradoras para costear los precios del baremo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las aseguradoras han respetado estrictamente el baremo establecido en la providencia 294 de la Sundecop. Si el monto del servicio excede estas tarifas, son los pacientes los que deben cancelar la diferencia, indicaron fuentes del sector. “Hemos tenido asegurados que al salir de la clínica tienen que pagar 5.000, 6.000 bolívares”, señalaron.

“El usuario sigue pagando su prima costosa. Es como si al usuario se le aplicara un deducible más alto”, informó uno de los voceros. Acotó que la mayor parte del país está resguardado por pólizas colectivas que no tienen deducible. Sin embargo, son pocos los que están en la posición económica para pagar un diferencial.

Víctor Gómez, corredor de seguros, indicó que en los últimos dos meses ha atendido 20 casos de personas con esta situación y que el seguro no puede responder. Manifestó que los más perjudicados con la regulación de las tarifas, además de las clínicas, son los mismos pacientes.

Aunque el sector reconoce que los precios establecidos para algunos ítems están muy por debajo del costo, insisten en que deben apegarse a la normativa. “El servicio de rayos X fue fijado en 250 bolívares. Sin embargo, sólo el material para ese procedimiento cuesta 250 bolívares. Los valores están por debajo de la inversión”, indicó Gómez. Considera que el número de casos irá en aumento y que la situación puede generar el cierre de las clínicas.

 

Conversaciones. El presidente de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, Hipólito García, explicó que en hay rubros cuyo costo supera significativamente el baremo del servicio.

“Por ejemplo, si alguien entra por emergencia y se le tiene que hacer una resonancia magnética o un catéter, la tarifa del baremo se queda corta por mucho. Las personas a veces pagan la diferencia, ya que el seguro no los cubre. Si no pueden hacerlo, se trabaja bajo costo”, indicó.

Añadió que las clínicas se han acercado a las compañías de seguros para solicitar colaboración y llegar a un acuerdo para incluir otros rubros. Sin embargo, manifestó que pocas han sido receptivas. “Esto ha generado mayores dificultades al sector”, manifestó García.

Agregó que la situación ha llegado a niveles críticos. “Lo más importante es que el Ministerio de Salud modifique la providencia”, dijo. Sin embargo, el sector no ha recibido ninguna respuesta o convocatoria por parte de las autoridades luego de la publicación de los nuevos precios.

 

Inventarios cortos. García explicó que una de las consecuencias de la aplicación de la tarifa es la reducción de los niveles de inventario. “Estamos trabajando con lo que tenemos”, expresó. Además, existe un factor externo relacionado con los retrasos en las importaciones de equipos médicos, debido a que los proveedores no reciben dólares de Cadivi.

“A veces tenemos inventario de insumos para una semana que antes se tenían para un mes. Todo depende de lo que puedas conseguir”, dijo. Las compras de equipos también están paralizadas debido a que las clínicas no saben si los van a poder pagar.

 

RECUADRO

Cobran depósito extra

Un corredor de seguros que prefirió no identificarse indicó que ante las pérdidas que ha significado la providencia de la Sundecop, las clínicas han optado por cobrar un depósito, adicional al deducible, en caso de que la compañía de seguro no reconozca algún examen.

“Todas las compañías de seguro se ajustaron a la norma. Quien se ve afectado es el asegurado, porque pagan la diferencia entre lo que dicta la providencia y los precios de las clínicas”, aseguró la fuente.

Por ejemplo, un usuario tuvo que cancelar una diferencia por una emergencia de medio de día de 1.400 bolívares que el seguro no pudo cubrir porque se ajustó a la norma.

Cuando los asegurados han acudido a reclamar se les informa que es imposible reintegrar ese dinero, porque deben apegarse a lo que dicta la norma. “Las compañías están atadas de manos y pies, porque la ley no le permite cobrar algo adicional, pues acarrearía multas”.

El Dato

Más de dos meses han transcurrido desde que la Superintendencia Nacional de Costos y Precios publicó la providencia administrativa 294, en Gaceta Oficial 40196, donde se categorizó a las clínicas, según el nivel de complejidad en relación a su infraestructura, los servicios que presta y su nivel tecnológico y, en ese orden, se fijaron las tarifas de los centros privados de salud. Si bien las aseguradoras acataron, las clínicas advirtieron que traería pérdidas al sector.