• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Suspendidas laparoscopias electivas desde hace 7 meses

De 239 insumos y fármacos de uso corriente en las instituciones privadas de salud, 212 ya presentan fallas absolutas | Foto Archivo El Nacional

En los centros asistenciales privados están críticos los inventarios stent, yelcos, soluciones fisiológicas, glucosadas, sueros, anestesias, catéteres, compresas y radioactivos, entre otros | Foto Archivo El Nacional

Las clínicas reservan el poco inventario que tienen de los kit para hacer este tipo de procedimiento y atender las emergencias 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La falta del kit de laparoscopia empeoró desde abril pasado, lo que obligó a las clínicas a racionar el poco inventario que poseen y dejarlo para las emergencias, afirmó el director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, Cristino García. “Las electivas no las estamos haciendo”, reiteró.

Además de la falta del kit de laparoscopia, García señaló que los de cirugía bariátrica, la indicada para atender la obesidad mórbida, se están agotando en los centros asistenciales privados. Agregó que en septiembre casi no se pudo realizar ninguna intervención de este tipo.

“En los últimos dos años han aumentado estas operaciones porque es un diagnóstico que viene es ascenso. Ante la imposibilidad de hacerlas, lo que hacemos es que tratamos médicamente al paciente cuando hace crisis en algunas de las patologías conexas a esta enfermedad, como la hipertensión y diabetes, entre otros. Pero son paños calientes, no la solución”.   

Las fallas de equipos e insumos se han agudizado progresivamente durante 2014, producto de la severa escasez de divisas que limita las importaciones. García indicó que los inventarios de todos los materiales son insuficientes, pero destacó como críticos, además de los kit mencionados, los de stent, yelcos, soluciones fisiológicas, glucosadas, sueros, anestesias, catéteres, compresas y radioactivos, entre otros.

La falta de stent, dijo García, obliga a los médicos a tratar infartos con medicamentos, que es una vía más larga y complicada de atenderlo. “Mientras con un stent, el paciente se puede ir a su casa a los dos días del procedimiento, con fármacos amerita más días de hospitalización, y hay más riesgos de mortalidad”, indicó.  

Datos de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines señalan que hasta el 6 de noviembre pasado la deuda del Centro Nacional de Comercio Exterior con el gremio es de 245,5 millones de dólares.

De ese monto, 73,53% corresponde a 1.424 solicitudes que hicieron empresas afiliadas a Avedem antes del 30 de septiembre de 2013. “Esta deuda es la principal y más vergonzosa causa del cierre de las líneas de créditos para los empresarios venezolanos”, afirmó un importador.

Otra vía. Este año el Sistema Complementario de Administración de Divisas, Sicad I, ha convocado al sector de insumos y equipos médicos a participar en varias subastas. Sin embargo, señaló la fuente del gremio,  solo se ha podido concretar una importación a través de este medio. “Esta compra fue sumamente insuficiente, no pasó de 7 millones de dólares. No pudimos traer casi nada”.    

En la subasta 18, realizada en julio pasado, el importador dijo que la semana pasada el gobierno comenzó a hacer las transferencias de fondo a los proveedores, paso indispensable para efectuar los despachos. “Con suerte esta mercancía llegue antes de que termine el año”.

Después de esta puja, el sector de insumos y equipos médicos ha participado en  dos convocatorias más (23 y 26), pero aún no se han hecho los pagos a los vendedores. “Ni remotamente lo que podamos comprar con estas adjudicaciones llegue en 2014. Los tiempos no dan”, agregó la fuente.

Estado proveedor
El director ejecutivo de Asociación Venezolana Clínicas y Hospitales, Cristino García, indicó que hace poco más una semana el gobierno llamó al gremio a una reunión para tratar la escasez de insumos y equipos médicos. En el encuentro estuvieron presentes la ministra de Salud, Nancy Pérez, el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, y el presidente del Instituto Venezolano de Seguro Social, Carlos Rotondaro. 

García señaló que en la reunión los funcionarios le solicitaron al gremio una lista de todos los productos en los que tienen fallas. La idea, agregó, es que después de que el gobierno distribuya unos insumos médicos que está repartiendo en la red pública de salud y cubra sus necesidades, venderle materiales a los centros privados.

“La propuesta nos parece muy buena porque sería una forma rápida de atender la escasez. Estamos esperando que nos indiquen qué nos pueden vender para comprarlo inmediatamente”.  

Por la cercanía de fin de año, dijo García, muchos proveedores internacionales –sobre todo del área farmacéutica– dejaron de recibir pedidos y lo reanudarán el 15 de enero de 2015. “Esto agravará la falla en los inventarios significativamente porque lo más rápido que podría llegar esa mercancía al país, si los importadores logran que les despachen, sería en marzo próximo”.