• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sundde obligó a cauchera a vender mercancía

Desde el domingo en la noche se formó la cola | Foto William Dumont

Desde el domingo en la noche se formó la cola | Foto William Dumont

Inspectores vigilaron y regularon la venta de cauchos rines 13, 14 y 15 desde 10.775 hasta 13.000 bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Inspectores de la Superintendencia Nacional de Precios Justos y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana tomaron una cauchera en Los Ruices para obligar a los propietarios a vender a precios regulados la mercancía que habían recibido el jueves en la noche.

“Nos llegó un container con 1.000 cauchos y también llegaron los inspectores para que los vendiéramos más económicos. Lo que nos dijeron es que estos eran cauchos para el pueblo”, afirmó uno de los encargados del negocio, que prefirió no ser identificado.

Desde el domingo en la noche se formó una cola de carros que esperaban para comprar cauchos rines 13, 14 y 15 a precios que iban desde 10.775,97 bolívares hasta 13.037,14 bolívares. En el mismo establecimiento se encargaban de cambiar los cauchos a cada vehículo. Atendían ocho carros a la vez.

Hildemaro Serrano era una de las personas que estaba en la cola para comprar. Vive en el 23 de Enero, llegó a las 4:00 de la mañana a Los Ruices y le tocó el número 52. A mediodía seguía esperando. “Uno hace su cola y vienen los de la Sundde a inspeccionar el estado de los cauchos del carro. Dependiendo de cuán desgastados están deciden si te van a vender dos o cuatro”, afirmó.

“Lo que nos dijeron es que están cambiándolos de una vez para evitar el bachaqueo. En la calle unos rin 15, que son los que usa mi carro, cuestan hasta 30.000 bolívares, por eso nos vinimos desde temprano para acá”, afirmó otro chofer, que llegó a la cola a las 3:00 de la mañana.

Víctimas de robo. Consumidores consultados afirmaron que se enteraron de la venta por mensajes que recibieron de conocidos. Al mediodía más de 100 carros habían sido marcados por la Sundde para que les cambiaran los cauchos.

Los conductores agregaron que los dueños de los primeros carros que estaban en la cola fueron víctimas de la delincuencia en la noche, les quitaron celulares y demás pertenencias. “Se aprovecharon de que la gente estaba dentro de los carros para robarlos. Hubo quienes pudieron correr y resguardarse, pero igual robaron”, dijo uno de los consumidores.