• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sunavi inspeccionará vivienda de propietaria encadenada en la sede

TSJ garantiza a propietarios el pago de alquileres consignados en el Tribunal 25, los cuales pasaron al Fondo Nacional de Inquilinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Marisa Fariña, propietaria afectada por la Ley para la Regularización y Control de los Arrendamientos de Viviendas, que se encadenó el lunes en la Superintendencia Nacional de Arrendamiento de Viviendas, en Las Mercedes, fue atendida ayer por Ana María Rodríguez, titular del organismo, y Eleusis Borrego, director.

Fariña, cuya casa en la Calle Real de Catia está tomada por los inquilinos, informó que los funcionarios se comprometieron a efectuar una inspección en el inmueble el viernes 17. Además, le ofrecieron apoyo para iniciar el procedimiento administrativo que le corresponde como multiarrendadora de 13 apartamentos para llegar a una conciliación con sus inquilinos, que se niegan a devolverle el inmueble y pagar el alquiler.

Le entregaron un formato del documento que debe consignar por cada vivienda y le indicaron los requisitos que tiene que presentar, en vista de que  no cuenta con recursos para pagar a un abogado, ya que vivía del cobro del arrendamiento junto con su madre de 95 años de edad, enferma del corazón.

María Cristina Beltrán, otra de las encadenadas a las rejas de la Sunavi, tiene un hospedaje con 13 habitaciones, en la calle Molino en Ruperto Lugo, que los inquilinos no pagan. Le prometieron apoyarla para preparar las carpetas con los documentos y requisitos por cada inmueble, por separadas, porque presentó las 13 solicitudes juntas y no procedió el trámite.

Gloria Núñez, enferma de cáncer, es otra de las afectadas y desde ayer en la madrugada permanece en la Sunavi a la espera de respuesta. Salió de Valencia a las 3:00 de la mañana para ver el avance de su reclamo y seguidamente acudir a su sesión de quimioterapia. “Tengo cinco años pidiendo a los inquilinos que desocupen mi apartamento en Catia y no lo he conseguido, aunque obtuve una sentencia a mi favor. Estoy desesperada porque necesito mi vivienda. Tengo que recibir tratamiento en Caracas y estar viajando me debilita mucho”, expresó.

Colapso

La oficina de la Superintendencia Nacional de Arrendamiento de Viviendas trabaja de 8:30 am a 4:30 pm de lunes a miércoles, porque el jueves y el viernes se lo reservan para trámites administrativos internos. A partir de las 5:00 am entre 300 y 400 inquilinos y propietarios se forman en una fila en la puerta de la sede en

Las Mercedes, para gestionar trámites que les permitan la recuperación de sus inmuebles o la permanencia en uno alquilado, pero se van sin respuestas.

Los funcionarios reparten números para quienes buscan asesoría legal, regulación de canon de vivienda o comercio, gestionar sanciones, mediaciones y conciliaciones o para inscribirse en el Registro Nacional de Vivienda.

Maglene Sierralta, vocera de la Asociación Bolivariana de Inquilinos, informó que en un aviso del Tribunal Supremo de Justicia se garantiza a los propietarios de inmuebles el pago de los alquileres depositados en el Tribunal 25° del Área Metropolitana de Caracas, los cuales pasaron al Fondo Nacional de Inquilinos.

Explicó que los arrendatarios deben acudir a la Sunavi, dejar sus datos, número de expediente y con esa información solicitar la solvencia de pago de los inquilinos ante el TSJ; una vez que el documento esté listo se retoma el proceso de consignación de pagos en la cuenta que se disponga de acuerdo con el caso, y a partir de entonces dispondrán de 60 días para cobrar.