• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Subsidios indirectos sumarán $ 38,1 millardos en 2015

Firmas advierten que la crisis continuará profundizándose por la falta de divisas para las importaciones | Foto Raúl Romero / Archivo

Firmas advierten que la crisis continuará profundizándose por la falta de divisas para las importaciones | Foto Raúl Romero / Archivo

Bank of America Merril Lynch destaca que este tipo de políticas resulta “demasiado costosa” de mantener para cualquier gobierno  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los subsidios indirectos del Estado sumarán 38,1 millardos de dólares al cierre de 2015. La cifra equivale a 10% del producto interno bruto, la cantidad de bienes y servicios producidos por un país en un año, según cifras de Bank of America Merril Lynch. Una cantidad superior a la que se destina a Pdvsa para gasto social en las misiones, que se situó en 5,3 millardos de dólares al término de 2014.

De ese total de subsidios, 19,4 millardos de dólares van a importaciones del sector privado que se liquidan a 6,30 bolívares por dólar. Este rubro se divide en tres: la primera gran parte representa 12,5 millardos de dólares, que se otorgan para importación de bienes. La segunda, que suma 3,9 millardos de dólares, es dirigida a exportaciones de capital, y la tercera  corresponde a 2,8 millardos de dólares para importación de servicios.

Para el sector público el subsidio indirecto llega a 5,9 millardos de dólares, de los cuales 2,8 millardos se destinan a importaciones de bienes y 3,1 millardos a capital y bienes internos.

Con relación al subsidio en energía, el banco estadounidense calcula que el monto total es de 12,7 millardos de dólares. Esta partida se divide en dos: Una parte dispone de 4,8 millardos de dólares solo para el subsidio de la gasolina y la otra, 7,9 millardos de dólares, corresponde al gas natural y sus derivados.

Bank of America Merril Lynch dice en su informe que si bien “hay un nivel de desorganización y una carencia de políticas coherentes en la actual administración”, un simple vistazo a los números sugiere que estos subsidios “son un error político”. Añade que mantener tales subsidios indirectos en las actuales circunstancias de crisis de escasez de bienes esenciales, espiral inflacionaria y caída de los precios petroleros “simplemente resulta demasiado costoso para cualquier gobierno”.