• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Subirán a 39 los días no laborados en sector público

Parar las actividades miércoles y jueves perjudica a los usuarios, dijo el sindicalista Servando Carbone

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A los 35 días sin trabajar en la administración pública por los decretos de la media jornada y de declarar libres los viernes además del lunes, martes y miércoles de Semana Santa se sumarán mínimo otros cuatro días con la orden del gobierno de no laborar miércoles y jueves durante dos semanas, afirmó Servando Carbone, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público.

“El récord de Venezuela en ausentismo laboral en la administración pública va en aumento”, dijo. Agregó que la medida perjudica a los usuarios de los servicios en las inspectorías del trabajo, registros, tribunales, consejo nacional electoral y oficinas de identificación, entre otros.

“Dos días más sin trabajar es un paño caliente ante la realidad de que el gobierno no hizo mantenimiento a las plantas termoeléctricas para superar la situación de Guri”, manifestó una empleada que solicitó no mencionar su nombre. Ella se desempeña en el departamento de Contabilidad y Nómina de un ministerio y la extensión de días no laborables le representa “una acumulación bárbara del trabajo”.

Otra funcionaria de un instituto autónomo dijo: “No puedo estar viendo el techo porque ni las labores de la casa se pueden hacer completas pues te cortan el agua”.

“Lo que sí va a pasar con tantos días libres es que los trabajadores nos pondremos a hacer cola para comprar”, expresó un funcionario de un registro al señalar que el público es afectado con el atraso de trámites, emisión y entrega de documentos.

Los entrevistados denunciaron las amenazas para no firmar el revocatorio. “En la Escuela Nacional de Hacienda Pública no hay clases jueves y viernes. ¿Cómo queda el semestre?, además, nos amenazaron con la expulsión si firmamos”, indicó una estudiante que labora en el sector público.

Carbone advirtió que más de 2 millones de trabajadores son enviados a casa por la improvisación del gobierno en materia eléctrica y también para amortiguar el descontento en los organismos donde ya no llegan los operativos de alimentos. Aclaró que los días no laborables son incluidos en los sueldos y el bono alimentación, pero sin los recientes aumentos decretados por el gobierno.