• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Solicitan revisar y controlar importaciones de ganado

El abastecimiento de carne en los comercios es irregular | Foto Archivo El Nacional

El abastecimiento de carne en los comercios es irregular | Foto Archivo El Nacional

El presidente del Consejo Venezolano de la Carne, Otto Gómez, recomienda entregar permisos a firmas del sector y con infraestructura  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sector ganadero señaló que el desmantelamiento de las empresas de maletín que importaron y vendieron con sobreprecio ganado en los puertos venezolanos, debe servir para corregir las distorsiones que han afectado el abastecimiento de carne de res en el mercado.

Otto Gómez, presidente del Consejo Venezolano de la Carne, dijo que el gobierno debe revisar y controlar las importaciones de ganado vivo y carne congelada para filtrar los permisos, auditar los recursos entregados a través de las autoridades cambiarias y monitorear que el producto llegue al mercado, y abastezca a la población.

“Convecar apoya el libre mercado en condiciones de equidad y control, que las importaciones que son necesarias para satisfacer la demanda se hagan de manera controlada y por empresas especializadas y reconocidas”, recomendó.

Sostuvo que no es posible que el ganado se haya estado trayendo sin un debido control y por empresas de maletín que vendían al mejor postor un alimento que es esencial para la población.

“Se debe monitorear todo el proceso, saber lo que están trayendo y a quién le están vendiendo y apoyar la producción nacional para sustituir poco a poco las importaciones”, expresó Gómez.

Insistió en que las licencias deben otorgarse a empresas que tengan instalaciones y puedan ser auditadas por el Estado. “Las importaciones no pueden ser manejadas por aventureros porque se pone en riesgo el abastecimiento. Aplaudimos que se devele el tema de las empresa de maletín”, añadió cuando citó el caso de las 26 empresas de maletín anunciado por el vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza. El presidente de Convocar sugirió que la comercialización de ganado y carne de res debe regirse por la libre oferta y la demanda y no por el control de precios, que tiene casi 12 años y ha generado muchas distorsiones. “Hay que sincerar el tipo de divisas a las que se va a importar ganado para equilibrar el mercado y evitar también que unas importaciones tan económicas fomenten el contrabando”, dijo.

Producción interna. La producción agropecuaria está muy afectada por regulaciones de precios, escasez de insumos, falta de repuestos, intervenciones de fincas, desinversión y además la sequía, enumeró Otto Gómez. “Se han gastado miles de millones de dólares para mantener niveles de consumo artificiales, en lugar de haberse invertido en desarrollar la ganadería nacional. Se le ha dado la espalda al sector productor primario”, afirmó, y agregó que deben tomarse medidas para recuperar el rebaño nacional.


Piden medidas urgentes por la sequía 
El presidente de Fedeagro, Antonio Pestana, dijo en el seno de la Comisión Presidencial Agroalimentaria que se deben  emprender acciones inmediatas para afrontar la sequía y atender las necesidades del sector. 

Indicó que hay que aplicar de inmediato la ley de apoyo al sector agropecuario,  activar las  comisiones de  seguimiento y decretar la contingencia en los ocho  estados afectados por la sequía.   

“Se requieren mecanismos financieros que puedan oxigenar al sector,  reestructurar los créditos y contar con mecanismos de pago”, expresó.

También solicitó activar la comisión nacional de importaciones, que se acelere el otorgamiento de divisas para importar agroquímicos y que se entreguen a tiempo los insumos y maquinarias. “Hay 4.411 solicitudes de tractores que esperan por licencias de importación que no han sido otorgadas”, dijo Pestana.


Negocios con BioArt comenzaron en 2008
K. H.

Los negocios de exportaciones a Venezuela e infraestructura agrícola de las empresas BioArt, S. A. y Marisa, SRL, de la familia Vignati, ligada a la venta con sobreprecio de arroz y maíz, comenzaron en 2008 a través de contratos con la Corporación Venezolana Agraria y la empresa estatal Leguminosas del ALBA, según documentos de la Gaceta Oficial reflejados por el diario Clarín.

Se indica que en enero de 2009, en convenios bilaterales suscritos por el presidente Hugo Chávez y su homóloga de Argentina Cristina Kirchner, se firmó una carta de intención entre el Instituto de Investigaciones Agrícolas de Venezuela y la empresa argentina Talleres Marisa, SRL, de los Vignati, para construir plantas procesadoras de semillas.

Pero antes, en 2008, Talleres Marisa, SRL, fábrica de silos, había sido favorecida por Leguminosas del ALBA, S. A. para la construcción de una planta de semillas en Yaracuy por más de 6,10 millones de dólares, según Gaceta Oficial.

Esos negocios le habrían generado a BioArt, S. A. y a Talleres Marisa, SRL ingresos por 21 millones de dólares. Los diputados a la Asamblea Nacional Abelardo Díaz y Homero Ruiz anunciaron que presentarán otras pruebas del caso y solicitaron investigar, porque los recursos para el pago fueron del Fondo Chino y del Fondo Zamora.