• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sindicatos insisten que fallas son por falta de mantenimiento

Reinaldo Díaz, directivo del sindicato de trabajadores de la región capital y el estado Vargas / Omar Veliz/El Nacional

Reinaldo Díaz, directivo del sindicato de trabajadores de la región capital y el estado Vargas / Omar Veliz/El Nacional

Unidades 7,8 y 9 de la central Tacoa funcionan a menor capacidad para evitar que colapsen, afirmó sindicalista Reinaldo Díaz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las fallas en el sistema eléctrico son por falta de mantenimiento y no por sabotaje como aseguran los representantes del Ejecutivo, señaló Reinaldo Díaz, directivo del sindicato de trabajadores de la región capital y el estado Vargas.

El dirigente precisó que las unidades 7,8 y 9 de la central termoeléctrica de Tacoa, localizada en el Litoral Central, operan a 300 megavatios/hora porque si las ponen a funcionar a su máxima capacidad (450 MW/hora) colapsarían y se pondría en riesgo el suministro a la Gran Caracas.

Recordó que desde hace más de cinco años no se efectúa la revisión total (a fondo) de las instalaciones, necesaria para certificar su óptimo funcionamiento de acuerdo con los estándares nacionales e internacionales de la industria eléctrica.

Ayer, el vicepresidente ejecutivo Elías Jaua retomó el tema de que las fallas son producto del sabotaje dentro de una situación de vulnerabilidad en la generación y distribución eléctrica. “Se han picado cables, incendiado torres y colocado artefactos de metal sobre el tendido eléctrico para sobrecargar las subestaciones”, dijo el funcionario.

El sindicalista rechazó las declaraciones y aseguró que las autoridades buscan culpar a los trabajadores del manejo ineficiente del sistema eléctrico nacional. Agregó que el último caso de “buscar un chivo expiatorio” fue el despido de un jefe de guardia, con 34 años de servicio en Tacoa, a quien responsabilizan de las fallas de hace unos días.

Díaz también recordó que desde 2005 los sindicatos han alertado –mediante comunicados públicos, movilizaciones y cartas- a Corpoelec, al Ejecutivo y al presidente Hugo Chávez sobre la falta de inversión y de mantenimiento, causa de las deficiencias del servicio, pero hasta ahora las respuestas han sido insuficientes o nulas.