• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sindicatos de Guayana presionan propuesta salarial de la CVG

El jueves, dirigentes del sector aluminio, sin distinción de partidos, se reunieron con el presidente de la corporación, Carlos Osorio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los nueve sindicatos de la industria del aluminio en Guayana esperan que hoy la CVG presente la oferta salarial consignada en los anteproyectos de contrato colectivo en agosto de 2012.

Más de 19.000 trabajadores, que tienen las convenciones vencidas, por primera vez desde hace 4 y 5 años aguardan por la reunión que mantendrán los secretarios generales con el presidente de la corporación, Carlos Osorio.

Desde hace una semana los líderes, con la consigna de la unidad, han recorrido los portones de la industria para invitar a los trabajadores a respaldar la mancomunidad sindical y presionar, junto con ellos, la firma de los contratos.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Bauxilum, Edgar Valentine, declaró que la dirigencia ha decidido unirse, sin diferencias partidistas, con el entendido de que “patrono es patrono y eso siempre ha sido la misma cantaleta para no dar respuesta”, señaló al argumento sobre las dificultades operativas de la industria del aluminio.

En la discusión hay cláusulas en común que dan pie a la progresiva discusión de una contratación única del sector aluminio, una vieja pretensión que ahora podría cristalizarse con la nueva Corporación del Aluminio, añadió.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Cabelum, Obel Gómez, señaló que hoy, como mínimo, Osorio debe presentar una oferta salarial. La dirigencia sindical tiene preparada una contrapropuesta, incluido el pago de los pasivos laborales.

“Se debe abrir el compás a una compensación salarial porque la unidad no sólo se queda aquí”, dijo Gómez al referirse a las expectativas de la dirigencia.

Caída libre

El sector aluminio es una de las ramas más afectadas por la desinversión en las empresas básicas. Las fábricas operan a menos de 40% por fallas en el suministro de insumos, repuestos y la firma de convenios con transnacionales como Glencore, con la que las empresas tienen venta de aluminio y alúmina a futuro.