• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Simadi, sin resultados a un mes de operaciones

Nelson Merentes oyó las críticas de los aliados del PSUV sobre las políticas cambiarias y financieras | Foto Archivo El Nacional

Nelson Merentes | Foto Archivo El Nacional

Especialistas sostienen que el mecanismo cambiario no ha sido fluido: la tasa no se ha ajustado a la oferta y la demanda y el paralelo no ha desaparecido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un mes después de la entrada en funcionamiento del Sistema Marginal de Divisas los resultados no han sido los prometidos por el presidente Nicolás Maduro, ni por las autoridades del gabinete económico. Las transacciones a través del nuevo mecanismo han sumado más fracasos que victorias.

“El Simadi va a ser muy fluido. Tendrá dólares de las remesas, de los turistas, de empresas públicas y privadas y de cualquier persona que quiera transar bien en títulos valores o en efectivo”, dijo el presidente del BCV, Nelson Merentes, en febrero. Sin embargo, la fluidez ha quedado solo en palabras.

Las expectativas que se crearon por el lanzamiento del mecanismo que permite comprar divisas de manera libre, luego de más de una década con control cambiario, empezaron a desinflarse cuando los interesados comenzaron a acudir a bancos públicos y privados, casas de cambio y operadores de valores para intentar realizar las transacciones, y no consiguieron lo que se prometió, coinciden analistas.

Juan Socías López, de la firma Grupo Soluciones, asegura que el principal problema que han afrontado los operadores del sistema es la poca oferta de moneda extranjera para atender una demanda creciente de divisas, de personas naturales y jurídicas.

Desde que comenzó a operar el mecanismo el BCV ha efectuado una sola subasta en la que adjudicaron 4,2 millones de dólares para el menudeo. La semana pasada hicieron otra convocatoria, pero se anuló. La entrega de dólares se hizo de manera directa a los intermediarios y  se desconoce el total del monto entregado, aunque se calcula que a las casas de cambio fueron 800.000 dólares, en promedio, según una fuente del sector.

“El Simadi no ha funcionado y no han faltado los motivos. La primera semana hubo problemas con el sistema. La segunda, cuando comenzó la compra venta al menudeo, el BCV no liquidó los dólares. Luego los dólares adjudicados fueron insuficientes. El resultado es que no ha estado fluyendo”, detalló Socías.

La economista Anabella  Abadi, de ODH Grupo Consultor, coincide con Socías en la valoración negativa del Simadi al primer mes de su funcionamiento, pero insiste en que el comportamiento del mecanismo fue el que previeron los especialistas.

“A través del Simadi se está entregando menos de 2% de los requerimientos, cuando dijeron que darían entre 3% y 5%. Se puede hablar de fracaso sí, pero eso era lo que se esperaba que ocurriera. El gobierno no tiene divisas y creía que el sector privado ofertaría más de lo que ha hecho”, dijo.

Paralelo íntegro. Los economistas agregaron que el sistema tampoco ha sido libre porque no ha permitido que sea la interacción entre la oferta y la demanda la que fije el precio, con lo que lejos de “pulverizar” o “torcerle el brazo” al dólar paralelo, se ha inducido el repunte de la cotización extraoficial.

La tasa del Simadi ha estado entre 170 y 182 bolívares por dólar desde que comenzó a operar, mientras que la cotización del paralelo ha oscilado entre 190 y 280 bolívares por dólar. La brecha entre los dos tipos de cambio pasó de 19 bolívares a más de 100 bolívares.   

Los economistas insisten en que mientras no haya una oferta abundante de divisas no solo por el Simadi, sino también por los otros dos mecanismos (tasa de 6,30 bolívares por dólar y de 12 bolívares por dólar) el precio del mercado negro seguirá en ascenso.

“Al ser mayor la necesidad de divisas y no haber oferta suficiente el precio sube donde hay disponibilidad. En el escenario actual el paralelo dice yo tengo divisas y yo fijo el precio”, explicó Socías.

Reiteró que la escasez de divisas continuará afectando la importación de insumos para las industrias nacionales, lo que se traduce en más fallas de abastecimiento y más colas en los supermercados para conseguir los productos.

Piden tiempo. César Atencio, presidente de la Asociación de Casas de Cambio de Venezuela, reconoció las dificultades por las que han pasado los organismos que representa para transar en el Simadi, pero aseguró que desde que fueron autorizados para operar no han dejado de vender divisas.

“El gran problema del Simadi ha sido la distribución del efectivo. Hasta la semana pasada no había un procedimiento escrito entre el servicio Panamericano, BCV y casas de cambio para hacer el canje de divisas y que tuviéramos los billetes en las oficinas. Pero la venta a través del envío de remesas al exterior se ha hecho siempre”, expresó.

Añadió que hasta la fecha, en la casa de cambio que representa se han realizado cerca de 3.000 transacciones en las que se han negociado más de 600.000 dólares.

Indicó que han solicitado al BCV que haga subastas semanales y que el instituto emisor les pidió que enviaran cuál es su necesidad en divisas. Espera que con el paso del tiempo las dificultades operativas se resuelvan.  

Ventas por citas
La poca oferta de dólares en efectivo ha hecho que las personas interesadas en comprar a través del Sistema Marginal de Divisas deban recorrer varios operadores antes de poder adquirir el dinero.

“No hay efectivo en casi ningún lugar. El Simadi me parece una buena iniciativa, pero sería perfecto si hubiera dinero. Yo he ido a bancos y a varias casas de cambio y nada. Quiero el dinero para pagar mercancía que traigo del extranjero, y para viajar”, dijo Elibeth Aguilar, una de las personas que esperaba el martes en una casa de cambio en Los Ruices.

En la entidad están implementando un sistema de citas para atender la demanda de los usuarios. Reparten 20 números por día para comprar al día siguiente. También han bloqueado temporalmente a usuarios que ya han transado. A los clientes se les informó que los 200 dólares que podían comprar diarios ahora podrán adquirirlos una sola vez al mes.

“Es una medida temporal. Hemos tenido casos de personas que han comprado más de 5 veces los 200 dólares y eso genera dudas sobre el origen de los fondos. No todo el mundo tiene para gastar todos los días más de 35.000 bolívares. Mientras los oficiales de cumplimiento verifican si el dinero es legal se restringe la venta”, dijo César Atencio, presidente de la Asociación de Casas de Cambio.

TESTIMONIOS

“Yo llegué a las 5:30 de la mañana a la casa de cambio para poder ser una de las 20 personas a las que le entregan la cita. Los trabajadores me dicen que me vaya y venga a mediodía, pero aquí me quedo porque necesito los dólares”
Ana Rosa Di Gravia

“Yo voy a Panamá a visitar a mi sobrina y los 700 dólares que me da el Cencoex no me alcanzan para pasar 20 días allá. Por eso espero poder comprar por el Simadi. El paralelo es una exageración. No sé quién puede pagar por esos dólares”
Chel Olivares

LO DIJO

“El Simadi va a ser muy fluido, tendrá dólares de las remesas, de los turistas, de empresas públicas y privadas y de cualquier persona que quiera transar, bien en títulos valores o en efectivo”

Nelson Merentes
Presidente del BCV