• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sidor está paralizada desde hace 116 días por problemas operativos

Alcasa produce a 15,5% de su capacidad y Bauxilum no tiene divisas para comprar insumos, dijeron sindicalistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Siderúrgica del Orinoco lleva 116 días paralizada debido a problemas operativos, y no se toman las medidas pertinentes, afirmó Yunis Hernandez, dirigente sindical del movimiento sindical Unidad Matancera.  "Los directivos prefieren escudarse en la crisis eléctrica para tapar tanta ineficiencia", dijo.

Explicó que de manera intermitente se vende algo de la chatarra que queda en los almacenes, pero la elaboración de acero y sus productos está totalmente parada. Agregó que los hornos y plantas de Sidor no pueden operar por falta de materia prima (briquetas) y repuestos.

La producción de Sidor cayó de 4,3 millones de toneladas de acero anuales en 2008 -cuando fue estatizada- a 1,8 millones de toneladas en 2015. En enero pasado generó 50.000 toneladas, pero en febrero, marzo y abril y lo que va de mayo no ha producido más por la paralización de las plantas.

Igualmente hay severas limitaciones para que 17.500 empleados de las áreas administrativa y operativa, que van a trabajar pese a la paralización, lleguen a las instalaciones de Sidor en vista de que solo funcionan 13 de 50 buses del servicio de transporte de personal.

La situación de Aluminio del Caroní también es difícil. "Con luz y sin luz, Alcasa presenta problemas operativos desde hace mucho tiempo por lo que no se le puede atribuir a El Niño las fallas gerenciales en el manejo de la empresa", recalcó Henry Arias, secretario general del sindicato de la reductora de aluminio.

Refirió que Alcasa trabaja a 15,5% de su capacidad instalada. En su mejor momento, entre 1970 y 1990, manufacturó de 15.000 a 17.000 toneladas de aluminio mensuales, que actualmente bajaron a 1.800 toneladas al mes.

Indicó que Bauxilum - que produce la alúmina para la obtención de aluminio- tiene dificultades porque Pequiven, filial petroquímica de Pdvsa, no fabrica soda cáustica, la cual debe importarse con las limitación existente para que el gobierno apruebe las divisas.

Debido a este problema, a Alcasa y Venalum, la otra reductora de aluminio de CVG, les llegan volúmenes menores de alúmina, lo que obliga a las empresas a "barrer" el piso de los galpones e instalaciones para recoger los restos de aluminio que han quedado de fundiciones anteriores.

Roger Salazar, directivo del sindicato de trabajadores de Ferrominera del Orinoco, destacó que una mejora en las relaciones obrero-patronales ha permitido que la empresa produzca 16 millones de toneladas anuales de mineral de hierro.

El dirigente sindical señaló que por sus dificultades gerenciales y financieros, Sidor no paga los suministros de hierro a Ferrominera, volumen que la empresa está exportando. "Sin embargo, la nueva jornada de días laborables, lunes y martes en el sector público, afecta el trabajo administrativo y los despachos se atrasan", dijo Salazar.

Salazar destacó que Venalum aumentó el número de celdas en condiciones operativas de 300 a 900 desde el año pasado. En 2015, la reductora produjo 92.535 toneladas de aluminio primario, de las cuales 45% fueron exportadas.

Depreciación de los sueldos

El incremento de 30%, que dejó el salario mínimo en 15.051 bolívares mensuales a partir del primero del presente mes, depreció los sueldos de los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco. "La media salarial en Sidor es de 11.843 bolívares mensuales", informó el dirigente Luis Guzmán.

El representante de la corriente sindical Coalisión Siderúrgica explicó que el sueldo más elevado en el tabulador del personal operativo (trabajadores de los hornos y plantas) de la acería alcanza 14.472 bolívares mensuales, 579 bolívares por debajo del nuevo salario mínimo decretado por el gobierno.

"Muchos trabajadores tienen que salir a manejar taxis o vender sus cosas para ayudarse económicamente y mantener a sus familias en medio de una altísima inflación", alertó Guzmán. Recordó que el año pasado la empresa les prometió un aumento salarial de 30%, que a la fecha no se ha concretado.