• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sicad I y II: Mecanismos que se quedaron cortos

Pasó de entregar 900 millones de dólares a 500 millones de dólares al mes | Foto Archivo El Nacional

La frecuencia de las subastas ha bajado desde septiembre, mientras que las asignaciones de dólares a 49,9 bolívares se redujeron a la mitad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las necesidades de divisas de algunos sectores económicos no han encontrado asidero en ninguno de los tres mecanismos ideados por el gobierno para el otorgamiento de recursos. Los rubros que quedaron fuera del Centro Nacional de Comercio Exterior, por considerarse productos no prioritarios para el país, encuentran en el Sistema Complementario de Adquisición de Divisas (Sicad I) y el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad II) opciones poco constantes, más costosas y en las que la asignación ha venido disminuyendo a lo largo del año.

Los datos del Cencoex sobre las operaciones de Sicad I muestran que hasta octubre había subastado 6,5 millardos de dólares a una tasa promedio de 10,88 bolívares, de los cuales afirmó haber adjudicado 5,2 millardos de dólares, es decir, 80% de lo prometido. El monto es aproximadamente la mitad de lo  que  el Estado vendió  a  6,30  bolívares por dólar a través  del Cencoex hasta septiembre, según datos oficiales.

Desde septiembre las subastas se han vuelto más esporádicas. Durante el año se ofrecieron entre 880 millones y 660 millones de dólares en 3, y hasta 4, subastas al mes, pero en septiembre solo se hicieron 2 por 440 millones de dólares. El mes pasado se efectúo una sola convocatoria especial de 550 millones de dólares –todavía inferior al promedio– y en noviembre no se ha realizado la primera.

Eso le hace difícil al sector empresarial contar con esas divisas para sus actividades, dijeron fuentes. Primero, no se sabe cuál es el criterio al momento de seleccionar los sectores que participarán. Segundo, el hecho de que una empresa se postule y cumpla los requisitos no significa que será beneficiada.

Los resultados publicados este año también permiten tener una idea del tamaño de la demanda en el Sicad I. En 14 de las 26 subastas, el organismo cambiario reportó que había recibido solicitudes por montos muy superiores a los ofrecidos. Estos sumaron al cierre de octubre más de 8 millardos de dólares. Según estos mismos datos quedaron por fuera por lo menos 3.000 empresas.

Las causas del rechazo no se conocen con claridad por ninguno de los solicitantes, señalaron las fuentes. La explicación que da el Cencoex es que las empresas excluidas fueron las que no cumplieron con los criterios establecidos en la convocatoria, con su obligación de declarar o pagar el impuesto al valor agregado o el impuesto sobre la renta (correspondiente al ejercicio fiscal de 2012); o se encuentran suspendidas por el Centro Nacional de Comercio Exterior, entre otros criterios.

Prioridades difusas. El sector que ha recibido mayor cantidad de divisas a través de Sicad I este año es el automotor (774,54 millones de dólares). La cifra se ha tenido que repartir entre ensambladoras de autos, motos y fabricantes e importadores de repuestos, por lo que los recursos han sido insuficientes para satisfacer todas las necesidades. Solo los importadores de autopartes requieren 1,04 millardos de dólares anuales para operar con normalidad, según la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes.

Igual ocurre con el sector salud, que trae equipos, insumos médicos y reactivos mediante las subastas. La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos ha señalado que necesita más de un millardo de dólares al año para atender las necesidades del mercado. Sin embargo, Sicad I les ha asignado 161,7 millones, alrededor de 16% de su requerimiento.

Una de las quejas del sector privado es que desconocen los intereses que privan al momento de convocar las subastas y asignar los recursos. El sector textil y calzado ha recibido 726,92 millones de dólares; el químico, 503,28 millones de dólares; y electrodomésticos 326,53 millones. Mientras otras áreas de importancia reciben mucho menos, como la aeronáutica nacional, que por esta vía ha obtenido 84,4 millones de dólares.

El grupo menos beneficiado fue el de libros y editorial con 2,86 millones de dólares, incluso menos de lo otorgado al sector licorero, que entre agosto y septiembre recibió 35,5 millones de dólares.

Divisas caras. De los tres mecanismos que tiene el Estado para asignar divisas oficiales,  el Sicad II es el más costoso porque el dólar se vende a una tasa cercana a 50 bolívares. De acuerdo con los datos de la firma Ecoanalítica, el promedio diario de entrega mediante este mecanismo ha caído sustancialmente, al pasar de 55 millones de dólares diarios en marzo a 24 millones de dólares en octubre.

En total, el sistema ha otorgado en 8 meses cumplidos de operaciones 5,4 millardos de dólares, aproximadamente 200 millones más que el sistema de subastas.

El director del Grupo Soluciones y asesor en temas cambiarios, Juan Socías, explicó que la caída en la adjudicación de divisas a partir de finales de septiembre tiene su origen en el descenso de los precios del petróleo. La cesta venezolana acumula 11 semanas en decrecimiento y el viernes cerró en apenas 8 dólares por encima del precio promedio establecido en el proyecto de ley de presupuesto 2015.

“La expectativa de ingresos por factura petrolera para los últimos 12 meses es 25 millardos de dólares menos que lo que se esperaba cuando el barril rondaba 100 dólares”, señaló.

De acuerdo con las perspectivas presentadas recientemente por el economista Efraín Velásquez, si el petróleo se cotiza a un precio promedio de 75 dólares por barril, el tipo de cambio oficial llegaría a 12 bolívares por dólar y el tipo de cambio promedio cerraría el año en 41,52 bolívares por dólar.

Socías afirmó que en este contexto el Banco Central de Venezuela no tuvo más remedio que reducir la asignación de divisas a través de los mecanismos alternativos. Considera que si la situación persiste es posible que el Sicad I desaparezca como mecanismo de asignación de divisas.

Se paga y se da el vuelto
En 13 de las 26 convocatorias realizadas este año, la Corporación Venezolana de Comercio Exterior y sus asociadas –todas empresas del Estado– han fungido como intermediarias, es decir, actuaron como receptores de órdenes de compra del sector privado para canalizar las importaciones de ciertos bienes.

A través de la empresa se realizaron compras de maquinaria agrícola, juguetes, textiles y calzado, electrodomésticos, alimentos –principalmente de la temporada navideña–, alimentos, bebidas alcohólicas, materiales del sector eléctrico y equipos médicos.

Corpovex, no obstante, también pudo participar como solicitante directo de divisas por lo menos en 5 oportunidades. Los datos de Cencoex indican que la estatal obtuvo 67 millones de dólares, pero no se detalla a qué fueron destinados los recursos. De hecho, en los informes de las subastas que fueron canalizadas a través la corporación no se reporta la cantidad de demandantes ni los montos adjudicados a los sectores que participaron.

Por debajo
Las liquidaciones de divisas a través del Sicad I fueron menores a los montos ofrecidos en cada subasta. A partir de septiembre, las operaciones se hicieron más esporádicas

Mes    Monto ofertado    Monto adjudicado
Enero    310.000.000    90.229.000
Febrero    880.000.000    529.063.000
Marzo    880.000.000    675.893.752
Abril    660.000.000    599.900.306
Mayo    660.000.000    591.712.907
Junio    660.000.000    581.116.150
Julio    880.000.000    846.723.731
Agosto    660.000.000    451.081.791
Septiembre    440.000.000    307.621.326
Octubre    550.000.000    549.838.326
TOTAL 2014    6.580.000.000    5.223.780.640