• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En esta Semana Santa comer pescado es un sacrificio para el bolsillo

Pescados, Semana Santa | Foto: Ernesto Morgado

Pescados, Semana Santa | Foto: Ernesto Morgado

Consumidores aseguran que los frutos del mar cuestan más del doble que el año pasado y los pescaderos que las ventas están flojas y han caído 50%  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Parada frente a una nevera de pescados en el mercado municipal de Quinta Crespo una señora de la tercera edad le dijo al vendedor: “Dame un kilo de cabezas”. Estaba sudorosa, pálida y despeinada. Le despacharon su pedido y le indicaron que eran 330 bolívares. La señora buscó en su cartera, billetera y bolsillos y logró reunir 300 bolívares. Avergonzada expresó: “Esto es lo que tengo”. El pescadero le respondió: “Déjelo así, abuela”.

Contó que estaba comprando pescado con anticipación a la Semana Santa porque en unos días subirían aún más los precios: “A pesar de la mala situación, quiero cumplir como todos los años la costumbre católica de no comer carne el Viernes Santo. Al menos me tomaré una sopa con sabor a pescado. Es mi sacrificio porque no tengo dinero para más”.

Otra cliente que observada los precios de los pescados exhibidos en las neveras dijo que estaba mirando para calcular cuánto le costaría hacer un pastel de Chucho. “El año pasado el kilo de cazón estaba en 800 bolívares y ahora en 1.980, más del doble. Tendré que dejar de comprar algunas cosas y pedirle dinero a mis hijos para completar para los dos kilos y los otros ingredientes”.

La otra opción era preparar la comida tradicional de esta conmemoración religiosa con el pez raya, que está en 980 bolívares el kilo. “Cuesta también el doble que el año pasado, pero es lo más barato que hay”, aseguró.

El área correspondiente a la pescadería estaba concurrida. Los consumidores entraban, observaban las neveras, comparaban precios, se quejaban y seguían caminando. Pocos compraban.

Los pescados más económicos eran el lebranche en 1.098 bolívares el kilo, la liza 1.060, el dorado 1.180, el corocoro 1.098 y el jurel 1.298 bolívares. La mayoría de los clientes llevaba sardinas fileteadas, que estaba en 600 bolívares.

“A mi esposa le encanta el mero pero está incomparable, cuesta 3.400 bolívares el kilo. El sueldo no da para eso. El pescado ahora es mucho más caro que la carne y eso que aquí supuestamente venden barato”, apuntó Gustavo Montilla, comprador.

Otro pescadero de Quinta Crespo afirmó que este año la situación está “muy mala”. “No hemos vendido ni 50% de lo que comercializamos el año pasado en esta época”, refirió.


Un lujo. Alejandra Farías y su novio Pedro, con lista en mano, compraban en el mercado de Chacao los ingredientes para preparar una paella en Semana Santa. “Queremos darnos un gusto aunque sabemos que será costoso”, dijeron. Farías agregó que dividirían el gasto entre seis miembros de la familia para “suavizar el golpe”.

Los camarones costaban entre 2.000 y 4.000 bolívares el kilo, dependiendo si eran pelados o con concha. Los calamares y las vieiras entre 4.400 y 6.500, los langostinos los vendían en 7.500, el pulpo entre 4.900 y 5.480, guacuco en 280 y los mejillones con concha en 820 bolívares. A la lista sumaron un kilo de dorado en 3.880. La cuenta de la pareja, solo en frutos de mar, totalizó 28.180 bolívares.

La mayoría de los pescados exhibidos pasaban de 3.000 bolívares el kilo.  Carite, curbina, rayado, merluza, raya, cazón y el atún en lomo costaban entre 3.500 y 4.400 bolívares. Buena parte de las consumidoras coincidieron en que el precio duplicaba el del año pasado.

“Con tantas dificultades que estamos pasando por lo menos hay que darse un gusto en familia”, dijo Pedro Landaeta, que compraba un kilo de pargo en 5.120 bolívares con la idea de guardarlo para el Viernes Santo.

“Se está vendiendo pero no como en otros años. La gente viene aquí porque quiere productos frescos pero han reducido la cantidad que llevan debido al precio”, aseveró un pescador en el mercado de Chacao.

Para los más exigentes o de gustos particulares también tenían opciones de pescados a la venta: el salmón en 17.900 bolívares el kilo y el bacalao en 27.000.



LAS CIFRAS

147,5%

subió el kilo de cazón. Pasó de 800 a 1.980 bolívares en un año.

3.880

bolívares cuesta el kilo de dorado en rueda y 2.700 entero en el mercado de Chacao

2.699

bolívares cuesta el kilo de filet de merluza. El precio puede aumentar a 3.500 dependiendo del mercado