• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sectores de la industria química acusan caída de su producción en un 50%

Juan Pablo Olalquiaga, presidnete de Asoquim / Manuel Sarda - Archivo

Juan Pablo Olalquiaga, presidnete de Asoquim / Manuel Sarda - Archivo

El anuncio lo dio el presidente de Asoquim, Juan Pablo Olalquiaga, sobre un estudio interno realizado sobre el comportamiento del primer cuatrimestre del año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mayoría de los sectores que conforman la industria química venezolana están operando este año por debajo del 50% en comparación con el promedio de producción registrado en los últimos tres años.

Así lo refleja una encuesta realizada entre empresas de la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (ASOQUIM), la cual tomó como base los datos registrados en el primer cuatrimestre del año, proyectados para todo 2014.

Los sectores en los cuales la merma en la producción es más acentuada incluye tintas, gas refrigerante, pegamentos, resinas, pinturas y aceites lubricantes, entre otros.

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Asoquim, explicó que la razón principal de este descenso en los niveles de producción es la falta de materias primas e insumos ocasionada en gran medida por la suspensión de suministros por parte de los proveedores internacionales.

“Esta situación es consecuencia directa de la deuda autorizada por Cadivi durante

2012 y 2013 y que está a la espera de su liquidación desde hace más de 300 días, la cual asciende a más de 680 millones de dólares”, dijo Olalquiaga.

Señaló que se han perdido las líneas de crédito por la falta de confianza que ha generado esta demora.

“Estamos aguardando que se haga efectiva la liquidación del 30% de esta deuda como lo han prometido los organismos oficiales, aunque esto no garantiza la recuperación de la credibilidad para que los suplidores reactiven sus despachos”.

Además de este asunto crítico, las empresas químicas atraviesan otros problemas que inciden en la caída de la producción, como la falta de repuestos y equipos, la merma en la productividad ocasionada por el ausentismo y la inamovilidad laboral, y la congelación de precios de varios rubros.

El sector también afronta procesos normativos cada vez más complejos, como los trámites para la importación y nacionalización de materias primas, insumos y maquinarias, y todas aquellas exigencias que implican la necesidad de infraestructura excesiva de información dentro de las empresas y que se traduce en costos innecesarios que se trasladan al consumidor.

Olalquiaga advirtió que la disminución de la fabricación de productos químicos impacta a prácticamente todos los sectores productivos de la economía del país.

“Las industrias de alimentos, medicinas, textiles, construcción, limpieza del hogar, petróleo, automotriz, entre otros, necesitan de nuestros productos pues constituyen  insumos y materia primas esenciales para sus procesos productivos”, dijo.

Esta realidad hace que se agrave la escasez, tanto de los productos que la industria química genera directamente para el consumidor, como aquellos que fabrica para ser procesados por otros sectores manufactureros que al final tienen inconvenientes para colocarlos en los anaqueles.

Comentó que por otra parte existen sectores del área química que tienen problemas para que sus productos estén a disposición de los consumidores por los controles de precios que generan efectos colaterales como el contrabando de extracción.

Olalquiaga reconoció que ha habido un proceso de comunicación constante con autoridades gubernamentales para exponer esta situación, así como para encontrar de mutuo acuerdo.

En este sentido, Asoquim propone una serie de acciones para que la industria química recobre sus niveles de producción como en años anteriores y así poder atender las necesidades del mercado.

En primer término, plantea que se liquide la totalidad de la deuda con los proveedores y no sólo el 30% ofrecido, lo cual permitiría restablecer el crédito y los suministros de materia prima e insumos internacionales.

También considera indispensable actualizar los precios de los productos regulados, flexibilizar la normativa laboral, y eliminar trámites que dificultan los procesos productivos.

“El progreso del país depende en forma crítica del crecimiento de la producción interna. Las 180 empresas industriales y distribuidoras pequeñas, medianas y grandes miembros de ASOQUIM, con gran tradición y de comprobada reputación, están comprometidas con este propósito”, manifestó Olalquiaga, quien abogó por abrirle oportunidades al sector químico privado para que vuelva a exportar como lo hacía en el pasado, lo que le permitía generar las divisas que ella misma necesitaba consumir.