• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sector construcción privado contabiliza 13 trimestres en caída

El mercado secundario de inmuebles continúa en descenso, informó Aquiles Martini, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La construcción privada cayó nuevamente durante el primer trimestre de 2013, acumulando 13 trimestres en descenso, informó Aquiles Martini Pietri, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela. Agregó que la actividad del sector público también ha disminuido debido a problemas con los suministros.
“El Gobierno reconoce que construyeron en 2012 las mismas viviendas que en 2011, es decir, 34.000 unidades”, indicó en el marco del foro “Realidades y Desafíos del sector inmobiliario para 2013”. El directivo se mostró escéptico sobre el cumplimiento de la meta de la Gran Misión Vivienda para este año. “Sólo llevan 20.000 unidades”, recordó.
Acotó que son muy pocos los proyectos habitacionales nuevos, ya que existen varias “alcabalas” en la obtención de los permisos necesarios para construir. Entre ellas nombró a la Ley de Arrendamiento. “Nadie ha ido a la Sunavi a entregar viviendas en arrendamiento, por lo que no se han podido procesar los permisos, a menos que se hayan autorizado sin ese requisito, lo cual sería ilegal”, dijo.
Además de los obstáculos burocráticos también destacó las trabas en el suministro de la materia prima, incluso para el sector público. “El mismo candidato del Gobierno ha hablado de atrasos en la Misión Vivienda y problemas con los suministros”, expresó.
En este sentido, recordó que Sidor produce menos la mitad de acero que despachaba en 2007, cuando se fabricaron 4 millones de toneladas, y que la industria cementera nacional no tiene suficiente materia prima para surtir al sector. Además, no se le ha permitido a la industria importar insumos directamente.

Distorsiones. Martini manifestó que los precios de los inmuebles en el mercado secundario están “distorsionados” por la devaluación. Además, la cantidad de unidades disponibles para la venta se ha visto mermada significativamente y no hay oferta de viviendas nuevas. “Los inventarios se han liquidado”, dijo.
“El mercado de alquiler no existe debido al desbalance creado por la Ley de Arrendamiento”, acotó. Destacó el esfuerzo de aumentar a 350.000 bolívares el tope para los créditos hipotecarios, pero este monto no alcanza para adquirir una vivienda a través de 0800-MIHOGAR, cuyo tope se fijó en 500.000 bolívares.
La mayor oferta, sin embargo, se observa en el mercado de oficinas. Martini atribuye esto al hecho de que no han sido reguladas, a pesar de que el año pasado se propuso una legislación para controlar los arrendamientos de locales comerciales.
No obstante, durante el foro, el director de Econoanalítica, Asdrúbal Oliveros, indicó que dos tercios de la inversión en el sector es pública y que el resto es de cobertura. Explicó que para las trasnacionales invertir en inmuebles se ha convertido una forma de proteger capitales, ante la imposibilidad de expatriarlos y la ilegalización del mercado paralelo.