• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Sector agroindustrial descarta ir al Sicad I y II para adquirir divisas

Un consumidor observa productos de limpieza en supermercado / Foto Ernesto Morgado

Un consumidor observa productos en supermercado / Foto Ernesto Morgado

Pablo Baraybar, presidente de Cavidea, dijo que requieren el pago de la deuda a una tasa de 6,30 bolívares por dólar para evitar alza de costos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las empresas del sector de alimentos exigen al gobierno que cancele a 6,30 bolívares por dólar las divisas pendientes por importaciones de materia prima contratada.

“Lo que necesitamos es pagarle a los proveedores. Compramos esos productos a 6,30 bolívares por dólar, los hemos vendido a 6,30 y cualquier otro tipo de cambio que no sea 6,30 significa una pérdida enorme para las empresas”, dijo Baraybar en un foro en la Cadena Capriles.

Explicó que el sector agroindustrial continúa solicitando divisas a través del Centro Nacional de Comercio Exterior a la tasa de 6,30 bolívares, por lo que descartan ir a subastas del Sicad I y a la compra de divisas a través del Sicad II porque significaría un alza de costos que no pueden asumir al tener precios controlados y en algunos casos congelados por más de 30 meses.

“Es imposible que las divisas para el sector de alimentos pasen a la tasa del Sicad”, advirtió.

Igualmente señaló que la deuda, que asciende a 2,7 millardos de dólares, debe ser cancelada en su totalidad y no en partes como ha propuesto el Ejecutivo a varios sectores. “La propuesta nuestra es pagar la deuda completa. Vamos a suponer que se pague parcialmente la deuda; bueno, los proveedores nos van a decir que les paguemos completo. Nadie, en su sano juicio, va a darnos créditos otra vez ni nos va a permitir hacer las importaciones que hacemos habitualmente si no pagamos la deuda total”, dijo el presidente de Cavidea.

Agregó que es ilógico que si el gobierno anuncia un plan de importaciones de alimentos no se quiera cancelar la deuda de divisas del sector agroindustrial en su totalidad.

“Si el gobierno es capaz de importar 3,4 millardos de dólares en productos  terminados, perfectamente podemos pagar la deuda 2,7 millardos de dólares que tiene la industria”, insistió.

Pablo Baraybar indicó que los 2,7 millardos de dólares equivalen a 200 días de producción de alimentos que no se pueden procesar por falta de insumos.

“Tenemos muchos  problemas: hay despachos de insumos importados que han sido suspendidos; aunque todavía tenemos inventarios, tememos que se agoten pronto. Si no se paga la deuda no tenemos para importar 40% de lo que necesitamos para producir”, alertó Baraybar, e informó que las empresas del área registran hasta 628 días de retrasos para que les liquiden las divisas.