• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Saqueos no son protestas sino actos delictivos”

Cipriana Ramos, presidenta de Consecomercio | Foto: Henry Delgado - Archivo

Cipriana Ramos, presidenta de Consecomercio | Foto: Henry Delgado - Archivo

Consecomercio asegura que el gobierno, con su actitud y falta de respeto hacia el venezolano, induce tales hechos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cipriana Ramos, presidente de Consecomercio, rechazó los hechos ocurridos en varias ciudades del país. “El saqueo no es una forma de protesta, sino una actividad abiertamente delictiva”, afirmó.

Durante la XLVI Asamblea Anual del gremio, realizada en Valencia, estado Carabobo, la empresaria recordó que desde hace tiempo el sector comercial vive la hostilidad gubernamental. “El gobierno, todos los días con su actitud y su falta de respeto hacia los venezolanos, está incidiendo en que los saqueos sucedan. Nosotros tenemos que llamar a la tranquilidad, a la paz”.

Ramos aseguró que no se gana nada con incurrir en actos fuera de la ley y expresó que confía en que los venezolanos superarán la crisis actual a través de la vía pacífica y democrática.

Con respecto al plan de administración de carga eléctrica, Ramos destacó que no es más que el racionamiento de electricidad en todo el país, que tendrá un efecto devastador en el sector comercial y en la economía en general.

La presidente de la organización destacó que seguirán defendiendo el libre ejercicio del comercio. “No nos avergüenza decir que somos capitalistas y liberales. Que creemos racional y responsablemente en el mercado, con la misma convicción y firmeza que en la libre iniciativa. Ser capitalistas y liberales no es un delito”.

Agregó que por ser capitalistas no se les puede señalar o condenar moral ni económicamente porque no lo establece la Constitución ni el Código de Comercio, tampoco las leyes que consagran los controles de cambio y de precios. Le pidió al Ejecutivo “respeto, respeto y más respeto para los comerciantes”.

“Ahora aquí todos somos concesionarios del Estado venezolano. Es decir, a cada quien le concede el gobierno una licencia para que viva, piense o trabaje. No se les permite a los ciudadanos ejercer los derechos que consagra la Constitución”, dijo.

La empresaria ratificó el compromiso de Consecomercio con el país. “Tenemos un propósito claro, preciso, sincero: no fallarle a Venezuela. Sabemos que no es fácil lograrlo, pero podemos tomar el ejemplo de cámaras centenarias afiliadas a Consecomercio, que también pasaron momentos difíciles y debieron enfrentarse para dotar a la nación de una red comercial con sello propio y prestigio internacional. Si ellos pudieron, nosotros también podemos hacerlo”, expresó.