• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

"Sabotaje no es una bomba sino una acción que produce daño”

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez / AVN

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez / AVN

Rafael Ramírez afirmó que siniestralidad de Pdvsa es alta porque incluye accidentes no laborales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Nosotros llegamos hasta la determinación técnica y científica que el origen de la fuga masiva que da lugar a la explosión fue producto de una acción de sabotaje. Hay 90% de la probabilidad de que eso haya sido así”, dijo el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, a propósito de las reacciones que ha generado su declaración del domingo y la del presidente Nicolás Maduro al referirse a la causa del accidente en la refinería de Amuay el 25 de agosto del año pasado.

Indicó que no le corresponde a él señalar en quién recae la responsabilidad de esa acción porque esa tarea corresponde a la Fiscalía General de la República.

Señaló que recientemente se detectó en Amuay un intento de sabotaje porque “cerraron una válvula de un compresor”. 

Ramírez niega toda posibilidad de negligencia o impericia donde ocurrió la fuga de gas en las esferas de olefinas y menos admite que sea por falta de mantenimiento en la instalación como es la hipótesis del informe elaborado por expertos del Centro de Orientación de Energía.

“Un sabotaje no es una bomba sino una acción muy precisa que se planifica para que produzca un daño”, explicó el ministro. “¿Dónde está la negligencia? Demuéstrenlo. Nosotros decimos hasta la saciedad los millones de dólares que invertimos en todos nuestros procesos”, indicó.

También objetó que el documento de Coener señale a Pdvsa de una mayor siniestralidad en comparación con empresas petroleras latinoamericanas como Pemex de México o Ecopetrol de Colombia. “En esos países no existe la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, que obliga a reportar todos los incidentes que sucedan fuera del área laboral. Si se quita la parte no petrolera, nuestros incidentes se ubicarían en los valores estándares”, aseguró.


Sindicato responde. “¿Sabotaje?, sabotaje significa que el ministro Rafael Ramírez desvíe los recursos de la estatal para hacer campaña política, para pagarle a infiltrados que protesten en contra de la verdad de lo que sucede dentro del complejo, eso es sabotaje”, dijo Iván Freites, director de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo de Venezuela, quien calificó de “maltrato a los trabajadores” que el ministro los llame saboteadores e infiltrados.

“Claro que hay infiltrados, en el complejo refinador existen integrantes del G2 cubano que supervisan cada paso de los trabajadores y también hay chismosos del PSUV que crean riñas entre los empleados”, apuntó.

En las instalaciones de Pdvsa, Argenis Olivares, también director de la Futpv, apoyó la tesis de sabotaje de Amuay y asomó la posibilidad de que el Gobierno de Estados Unidos esté involucrado en esa acción.


$ 1 millardo

 El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, aclaró que los costos hasta el momento del accidente de la refinería de Amuay alcanzan 1 millardo de dólares."Ese monto incluye la reparación de los tanques y las indemnizaciones que hemos avanzado muchísimo, pero falta 20% de los comerciantes que no nos hemos puesto de acuerdo con el tema del lucro cesante”, señaló.

Consultado sobre alguna autocrítica, respondió: “El estudio de las zonas de seguridad de las refinerías es un pasivo que tenemos. Cuando se vive con un tubo de petróleo al lado, uno no se da cuenta de que esos tubos explotan”.