• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Rosneft podría aumentar su exposición al petróleo de Venezuela

Sede de Lukoil en Siberia / Dmitry Beliakov

Sede de Lukoil en Siberia / Dmitry Beliakov

Lukoil, el segundo mayor productor petrolero de Rusia, anunció que quiere vender su 20 por ciento de participación en un consorcio ruso que desarrolla el gigante proyecto en la Faja Petrolífera del Orinoco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rosneft podría aumentar su exposición al petróleo de Venezuela, que posee las mayores reservas de crudo del mundo, al adquirir la participación de la petrolera Lukoil en un consorcio ruso, dijo el jueves el jefe de Rosneft, Igor Sechin, a periodistas.

Lukoil, el segundo mayor productor petrolero de Rusia, anunció que quiere vender su 20 por ciento de participación en un consorcio ruso que desarrolla el gigante proyecto en la Faja Petrolífera del Orinoco por considerar que no es una prioridad.

Lukoil ha estado aumentando su base de exploración, desarrollo y producción con la compra de proyectos
internacionales, debido a que la industria energética de Rusia está cada vez más dominada por compañías estatales como Rosneft y Gazprom.

"Lukoil ha estado activamente comprometida en la adquisición de activos de exploración, desarrollo y producción, no puedo creer que una base de recursos como la de Venezuela no genere un interés", dijo Sechin a la prensa.

"Si vemos una intención de venta, por supuesto, vamos a conversar y trabajar en la posibilidad de incrementar la participación de Rosneft", dijo Sechin.  Lukoil forma parte del consorcio Junín-6 que desarrolla crudo pesado en la Faja. El grupo está liderado por la estatal rusa Rosneft y también incluye a Gazprom Neft.

El consorcio Junín-6 posee un 40 por ciento de participación en el proyecto, que inició su producción en septiembre del 2012, mientras que la estatal venezolana PDVSA participa con el 60 por ciento.

La prensa rusa ha especulado que la participación de Lukoil en el consorcio ruso podría tener un valor de alrededor de 200 millones de dólares.    

Venezuela es el decimoprimer exportador de petróleo del mundo, pero las compañías internacionales que operan en el país han enfrentado controles de precios y devaluaciones cambiarias junto con amenazas de nacionalización, llevando a varias de ellas a salir del país.

Otras compañías rusas, como Surgutneftegas y TNK-BP, que fue comprado por Rosneft por 55.000 millones de dólares previamente este año, también han decidido abandonar el consorcio ruso, citando la necesidad de enfocarse en el negocio local.

Sechin dijo el jueves que Lukoil aún debe ofrecer su participación en el consorcio."Cuando vea (la oferta), la consideraremos", sostuvo.