• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Ropa y calzado subieron hasta 50% en tres meses

Ropa | Foto: Nelson Castro

Ropa | Foto: Nelson Castro

Comerciantes afirman que las ventas han disminuido desde enero con relación al mismo período del año pasado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las tiendas de centros comerciales un conjunto de pantalón, blusa y calzado de tacón para dama puede costar más de 3.000 bolívares. Las camisas de chifón de la temporada se pueden conseguir desde 350 hasta 1.000 bolívares, dependiendo de la marca.
En las tiendas de diseñadores, los precios se encarecen a más del doble. Una franela de algodón llega a costar 1.000 bolívares y un vestido hasta 5.000. En una tienda de marca, hace dos meses las prendas no pasaban de 3.500 bolívares, pero a medida que llega la mercancía de colecciones nuevas, los precios suben.
“A nosotros nos envían la mercancía por partes, ya que son de un diseñador exclusivo. Pero cada lote llega entre 200 y 800 bolívares más caro que el anterior”, cuenta una dependiente del almacén.
Fabiana Renzullo, consumidora habitual de ropa de marca, dice que ahora lo piensa dos veces. “Hace un par de años compraba una que otra prenda cada mes, sobre todo camisas. Ahora, cuando lo hago tiene que ser porque realmente la necesito o porque me llama la atención, y está a un precio razonable”. Afirma que actualmente no estaría dispuesta a pagar más de 700 bolívares por una blusa de vestir.
Luego de un recorrido por tiendas de centros comerciales se observó que, en promedio, la ropa, el calzado, los perfumes y artículos deportivos aumentaron entre 30% y 50% en los últimos tres meses. En las tiendas de ropa informal para damas y caballeros los precios repuntaron entre 20% y 50% en igual tiempo, según un gerente que prefirió no ser identificado. “Los jeans más baratos que teníamos en diciembre costaban 349. Ahora están en 659 bolívares”. Considera que el alza se debe en gran parte a la devaluación de la moneda. “A pesar de que a nosotros no nos daban dólares por el Sitme, cuando lo eliminaron nos afectó indirectamente porque todo subió de precio”.
Añade que las ventas han bajado desde enero con relación al mismo período del año pasado. Muchos compradores entran a la tienda,  pero al ver que las prendas básicas que llegan todas las temporadas aumentaron de precio, deciden no adquirirlas.
El comercio, que importa su mercancía desde España, recibió una comunicación el mes pasado en la que les informaban que no les enviarían más artículos hasta después de las elecciones del 14 de abril. “Tenemos suficiente mercancía por ahora, sobre todo porque estamos vendiendo menos, pero nos dijeron que no van a perjudicar su producto por la incertidumbre política que hay en el país”, dice el gerente.

Rematando lo viejo. Muchas tiendas deportivas y de ropa tienen descuentos desde 20% hasta 50%. Un dependiente de un local de trajes de baño refiere que hicieron un aumento de 20% en los precios en el mes de febrero, pero sólo en la mercancía nueva “para no ser sancionados por el Indepabis”. En esta tienda, de acuerdo con las fechas de las etiquetas, un traje de baño de mujer costaba 475 bolívares para agosto de 2012. Los modelos más nuevos oscilan entre 750 y 900 bolívares.
Tops deportivos de mujer, chaquetas de hombre y zapatos para hacer ejercicios se consiguen en 500, 900 y 1.000 bolívares, respectivamente, en una de las tiendas que ofrece descuentos en casi toda la mercancía.
En una tienda de un diseñador español ofrecen 50% de rebaja: vestidos y faldas, entre otros artículos,  se venden en 1.050 bolívares. En contraste con las prendas de colecciones recientes que cuestan más del doble.
Cifras del índice nacional de precios al consumidor, elaborado por el Banco Central de Venezuela y el Instituto Nacional de Estadística, muestra que en febrero hubo un incremento de 2,4% en la categoría de ropa y calzado con respecto al mes anterior. Fue la tercera variación intermensual más alta por debajo de las categorías de restaurantes-hoteles y esparcimiento-cultura. Hasta febrero, la variación acumulada se situó en 5%, lo que contrasta con 2,6% del mismo período de 2012.
Si un consumidor estuviera dispuesto a gastar dos sueldos mínimos en compras en centros comerciales, pudiera adquirir –dependiendo de la marca- un par de zapatos deportivos de marca, un pantalón tipo jean, un suéter de algodón de hombre y una blusa. De acuerdo con números del INE, al cierre del año pasado 5,2 millones de personas (70% de los trabajadores formales) ganaban entre 1 y 2 salarios mínimos.

Belleza y aroma
Los cosméticos y perfumes son dos de los rubros donde los consumidores más han sentido el impacto de los precios. El perfume de hombre One Million, de Paco Rabanne de 50 ml, se consigue por encima de 1.000 bolívares, mientras que Valentina by Valentino pasó de 1.400 bolívares a 2.250. La fragancia Nina Ricci costaba en enero 750 bolívares. Para la fecha, se consigue entre 1.000 y 1.300 bolívares.
Los precios de maquillaje por catálogo aumentaron significativamente. Una crema antiarrugas que hasta el mes pasado podía costar 279 bolívares se vende actualmente en 1.200. Un envase de base líquida que el año pasado estaba 28 bolívares ahora vale 45.