• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Retraso en el despacho de delicateses por falta de divisas

Aunque los estantes se ven surtidos, los comerciantes afirman que tienen los depósitos vacíos | Foto: Alex Delgado

Aunque los estantes se ven surtidos, los comerciantes afirman que tienen los depósitos vacíos | Foto: Alex Delgado

Los importadores de estos rubros operan con recursos propios y con los dólares que les otorgaba el extinto Sitme

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de que el Gobierno anunció la devaluación del bolívar en 46,5% y la eliminación del Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera, el 8 de febrero, los distribuidores de delicateses paralizaron los despachos de mercancía en aproximadamente 70%, informó José Gomes, encargado del Comercial Abroca, que está ubicado en la Candelaria.
“Todo el piso de la tienda lo tenemos surtido, pero los depósitos los tenemos vacíos porque no hemos recibido más pedidos. Estamos agotando la existencia sin tener garantía de cuando lo podremos reponer”, agregó.
La interrupción en la entrega de artículos se debe a que los importadores de estos rubros mantienen sus operaciones con recursos propios y con las divisas que otorgaba el Sitme, dijo Gomes. Por no tratarse de alimentos de primera necesidad, las delicateses no están incluidas en la lista de productos prioritarios que reciben dólares de Cadivi.
Gino Pestana, encargado de Delicateses Oltre Mare, en Los Palos Grandes, afirmó que para mantener los anaqueles del establecimiento surtidos compra la mercancía “a quien lo tenga al precio que sea, porque ahorita no se consigue con facilidad”. “Los distribuidores no están despachando con regularidad, pero debo mantener la variedad porque el cliente lo pide”.
“Los distribuidores aún no saben cómo van a mantener las importaciones sin el Sitme”, precisó Gomes.
Dany De Oliveira, de Charcutería y Delicateses Santiago de Compostela, también en la Candelaria y Diego Di Pietro, encargado de atender a los proveedores de Nugantina Deli, en Altamira, coincidieron con Gomes y Pestana.
Di Pietro afirmó que conoce a muchos distribuidores que están esperando que el mercado paralelo se estabilice después de los anuncios oficiales, para reanudar la entrega de mercancía a los comercios.
De Oliveira señaló que la poca mercancía que ha recibido después del 8 de febrero ha venido con aumentos de entre 30% y 40%. “Aunque se trate de productos adquiridos antes de la medida, los importadores están calculando el costo de reposición, lo que es totalmente válido. Evidentemente, en esos casos, nosotros también hemos trasladado el incremento al precios final”.

En puerto libre. En el sector licorero de Nueva Esparta reina la incertidumbre. Con la eliminación del Sitme y la devaluación, los empresarios desconocen cómo van a tener acceso a las divisas.
Héctor Cruces, representante del sector de Licores ante la Cámara de Turismo, explica que los licores y las confiterías y exquisiteces representan un atractivo para residentes y turistas, por los precios de puerto libre que ofrece la entidad.
Aseguró que antes de la devaluación, la mayoría de los dueños de bodegones lograron adquirir suficiente mercancía para atender la demanda de Carnaval y Semana Santa, temporadas altas.
“El problema se nos presentará para reponer los inventarios después. La situación que se nos avecina es difícil. Para poder mantener el atractivo que tiene Margarita, debemos contar con dólares”, advirtió.
Destacó que el incremento de precios de los artículos de bodegones, dependerá básicamente del costo al que les otorguen las divisas.
Javier Marín, encargado de un bodegón en el centro de Porlamar, señaló que ya comenzaron a sentir las fallas en el inventario de whisky premium. Añadió que tras la devaluación los hoteles, restaurantes y tascas compraron cantidades elevadas de bebidas para garantizarla a sus clientes durante varios meses.

El Dato
Los licores por trago también subieron los precios luego de la devaluación. Johan Arteaga, encargado de la barra de una discoteca de Porlamar, dijo que ante esta situación los clientes comenzaron a buscar otras alternativas. Afirmó que el consumo de cerveza, ron y vinos ha aumentado y bajado el de whisky. “Los cocteles han alcanzado una demanda inesperada en los últimos fines de semana”, enfatizó.

La Cifra
30% calculan los comerciantes que bajaron las ventas en establecimientos de venta de delicateses ubicados en la Candelaria, Altamira y Los Palos Grandes después del anuncio de la devaluación y eliminación del Sitme