• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Restricción de divisas, menos boletos y aumento de trámites acorralan a viajeros

Usuarios afirman que  aun cuando les aprueban las divisas sienten desconfianza de si las tarjetas pasarán durante su estadía en el exterior 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para estas vacaciones escolares la distancia entre Venezuela y cualquier otro país se hizo más larga. A la reducción del número de vuelos se sumó la restricción de las divisas que ordenó el Centro Nacional de Comercio Exterior en abril, cuando también dictó que los bancos públicos son los únicos autorizados para otorgar dólares.

“La salida al extranjero se ha reducido principalmente porque las frecuencias han disminuido. La disponibilidad de butacas en las aerolíneas internacionales bajó 55% en 2014, en comparación con 2013, y en lo que va de año ha caído 60%, como consecuencia de la deuda que hay con las líneas internacionales”, afirmó Julio Arnaldes, director de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representaciones Turísticas.

Cálculos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo indican que el compromiso del gobierno es de aproximadamente 3,7 millardos de dólares. Y aunque recientemente 3 líneas aéreas nacionales anunciaron vuelos al exterior: La Venezolana, Avior Airlines y Aserca Airlines, Arnaldes señaló que esta nueva oferta no es suficiente para cubrir la demanda que han dejado insatisfecha las líneas aéreas extranjeras.

Además de la poca oferta en boletería con la que cuentan los interesados en salir del país, Arnaldes agregó que las aerolíneas se han visto en la necesidad de dosificar las ventas. Se expenden los boletos con un mes de anticipación; es decir, que si un usuario quiere salir del país en octubre tiene que esperar a septiembre para comprar.

“Como se vende un mes antes del vuelo es menos el tiempo disponible para hacer los trámites necesarios para pedir las divisas que se van a usar en el extranjero”, dijo.

Los trámites que debían cumplirse también aumentaron con la publicación de la Providencia 011 del Cencoex, la cual obliga a los usuarios que no tienen cuentas o tarjetas de crédito en el Banco de Venezuela, del Tesoro o Bicentenario a solicitar los plásticos y esperar la aprobación para hacer luego el proceso de solicitud de divisas.

“Las personas que compraron boletos antes de la publicación de la providencia fueron privilegiados: los bancos del Estado les dieron las tarjetas de crédito más rápido. Al resto se le complicó aún más su derecho a viajar”, indicó Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores.

Arnaldes y Parilli aseguraron que las trabas para conseguir pasajes y  solicitar divisas, además de la venta en dólares de los pasajes, han hecho que se modifique el perfil de las personas que salen del país. Dijeron que ha aumentado el número de personas que viaja sin contar con las divisas del Cencoex.

“Hay dos tipos de pasajeros, el que tiene dinero y puede comprar un boleto desde el extranjero con una cuenta en dólares, y el usuario que tiene poco dinero y debe meterse siempre en la página web de la línea aérea en el país para ver cuándo venden el boleto que le interesa. Eso sin contar la cantidad de gente que está detrás del mismo vuelo”, añadió Arnaldes.

Viajar con temor. María Andreina Rojas fue una de las personas afectadas por la restricción de divisas que hizo el Cenocex en abril. Tenía un viaje a Trinidad y Tobago en mayo y lo tuvo que cancelar porque no era tarjetahabiente de ninguno de los bancos en manos del gobierno.

“No me daba chance solicitar la tarjeta y que me aprobaran los dólares. Tuve que suspender el boleto, me dieron una especie de nota de crédito para que usara los 9.000 bolívares que me había costado el pasaje en otra ocasión”, expresó.

Rojas solicitó la tarjeta en el Banco de Venezuela el 28 de abril y el 18 de junio fue cuando se la aprobaron. Consiguió un pasaje a Medellín, Colombia, y viajó el 29 de julio. “Me costó pedir la cita en el banco porque la página se colgaba, pero pude hacer la solicitud y al cuarto día me aprobaron los dólares. El problema fue para sacar dinero en los cajeros, solo pude retirar 100.000 pesos, cerca de 40 dólares”, dijo.

El temor de que la tarjeta en puntos de venta en el extranjero sea rechazada o que no se puedan hacer retiros en cajeros es constante, afirmó Rojas.

“Te sientes desprotegido afuera. Tienes que tomar muchas previsiones”, agregó Luisa Andrade, otra de las tarjetahabientes del Banco de Venezuela. Estuvo fuera el 24 de julio cuando la plataforma de la entidad en el país presentó fallas y las tarjetas fueron rechazadas en el extranjero.

Sin cupo

electrónico

Los viajeros también se han visto afectados por la imposibilidad de usar los 300 dólares que el Centro Nacional de Comercio Exterior otorga para hacer compras electrónicas en el extranjero y que servía para cubrir algunos gastos en los viajes. La página del Cencoex no permite hacer solicitudes desde abril y en la oficina del organismo en Caracas afirmaron que desconocen cuándo se reactivará el cupo.