• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Restaurantes estarían a pasos de la quiebra con nuevos horarios de centros comerciales

Los comercios gastronómicos serían los locales que más resentirían la medida pues la comida congelada se dañaría y justo en la hora del corte, sube la afluencia de clientela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó -a través de su cuenta de Twitter- que la medida de autogeneración será establecida por tres meses a partir de este miércoles 10 de febrero. Esta regulación se aplicará a centros comerciales que tengan un consumo superior a 100 KVA, los de menor consumo no tendrán que cumplir la medida.

Motta aclaró que los centros comerciales tendrán que autogenerar su electricidad a de 1:00 a 3:00 pm y de 7:00 a 9:00 pm, por lo que el resto del día tendrán el servicio eléctrico.

Sin embargo, en un recorrido realizado por tres de los centros más importantes de Caracas, se pudo constatar que pasada la 1:00 de la tarde, aun contaban con energía eléctrica.

El presidente administrativo del Centro Ciudad Comercial Tamanaco (CCCT), Raúl Pérez, aclaró que el personal del centro comercial no es responsable de cortar la energía, pues las ocho subestaciones eléctricas que tiene las instalaciones están bajo llave y las únicas personas autorizadas para abrir el espacio son los trabajadores del ente gubernamental.

Más de 50% de los comercios estaban cerrados para prevenir, pues de irse la luz sin previo aviso las puertas de los locales quedarían abiertas, ya que la mayoría de las santamarías funcionan con electricidad. Los bancos y farmacias si cumplieron con el horario regulador. La administración aseguró que cuentan con planta eléctrica para generar energía y como una forma de colaborar con el ahorro apagaron los 27 ascensores y escaleras.

En el Centro Sambil de Chacao, los comerciantes y personal administrativo también estaban a la espera de Corpoelec. Ferias, bancos y farmacias operaban con normalidad a las 2:30 pm. Las tiendas restantes decidieron cerrar sus puertas como medida preventiva para que no se dañen los equipos ante un posible corte de electricidad.

A diferencia de los dos anteriores, el Líder abrió sus puertas a los empleados en la mañana, más no al público. El jefe de seguridad del centro comercial informó que el funcionamiento de los comercios y estacionamiento será de 3:00 pm a 7:00 pm. Agregó que el personal de Corpoelec visitó las instalaciones y estaban evaluando la medida para que a partir de mañana pueda cumplir con el nuevo horario.

El presidente de la administradora del CCCT aseguró que el proceso de corte tarda mucho tiempo, y un corte de luz violento dañaría los equipos de los bancos, farmacias, locales comerciales y de las oficinas internaciones. En el centro comercial  también hay una clínica, la cual tiene sala de emergencia y quirófano, una clínica estática y el hotel que tiene 194 habitaciones. Estos últimos son los principales afectados por la medida.

“Queremos que las oficinas inicien más temprano para que terminen de laborar a las 3:00 pm y que el comercio empiece a partir de las 12:00 pm para cerrar a las 6:00 pm, porque el CCCT deja de tener vida más temprano que los otros centros comerciales”, dijo.

Pérez consideró que de aplicarse por los tres meses la medida, los restaurantes quebrarían “En el CCCT tenemos 65 restaurantes que estarán cerrados y sin luz en hora pico, lo que significa que las comidas en las cavas se dañaran. La Cámara de Ferias de Centros Comerciales dijo que con este horario tendrían que cerrar todas las ferias de comidas en todos los centros comerciales del país, lo que es igual a perdida de trabajo y perdida de servicio al público”.

La oficina de Comercialización del Centro San Ignacio (CSI) informó que los locales cumplirán con los horarios establecidos por el Ministerio de Poder Popular para la Energía Eléctrica.

Los cines cumplirán el horario de regulación durante los días hábiles de la semana, es decir, tendrán funciones de 7:00 pm a 9:00 pm, pero los fines de semana si podrán ofrecer el servicio en su horario habitual.

Los locales nocturnos del San Ignacio y Ciudad Tamanaco abrirán de 3:00 a 7:00 pm, y luego de 9:00 pm a su horario de cierre usual.

“Nosotros queremos ahorrar energía y entendemos que hay una crisis en el ámbito nacional e internacional por el fenómeno del niño,  queremos ayudar pero todas las decisiones deben ser concertadas. Si implementaríamos restricciones en los horarios, apagaríamos equipos y todo lo que haga falta”, aseguró Raúl Pérez.

La administradora de una de las peluquerías del CCCT señaló que la mayoría de sus clientes son los que laboraron en las oficinas del edificio, es por ellos que las horas picos son las del medio día y la tarde, es decir de 12:00 a 3:00 pm, por lo que dicha medida afectaría el ingreso del establecimiento. “La mayoría de mis clientas en la mañana están bachaqueando y al final de la tarde se van a sus casas por el tema de la seguridad, es por ello que prefieren venir en el almuerzo”, manifestó.

Por su parte, los arrendatarios opinaron que se debe llegar a un acuerdo para que todos salgan beneficiado. Alegan que quitar y poner la luz puede dañar los aires acondicionados, computadoras y demás equipos eléctricos.

El encargado de Burger Bar, Jean Franco González, dijo que el restaurante trabajará solo seis horas al día, pues abrirán hasta 1:00 pm para luego retomar las actividades a las 3:00 pm y culminar a las 7:00 pm.

“Con este horario tendremos que reducir la nomina, pues ahora nuestro ingreso será menos de la mitad lo que se hacía antes de este horario”, agregó que actualmente tienen 21 empleados, pero cuando se le cuestionó a cuantos reducirían su personal dijo que aun no saben, que prefieren esperar porque consideran que las decisiones del Gobierno son muy vagas. “No se saben si lo van a aplicar o no”, finalizó.

El dato. Ecoanalítica, firma de análisis económico y financiero, considera que la medida del ministro es extrema pues los 400 centros comercial que existen en el país solo representan 6% del total del consumo eléctrico, por lo que aseguró que esto impactará de forma negativa la economía del país.