• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Restaurantes pagan el doble por la carne para seguir operando

Los restaurantes compran la carne que traen de Santa Bárbara del Zulia o de Mérida y la importada hace tiempo que no les llega | Foto William Dumont

Los restaurantes compran la carne que traen de Santa Bárbara del Zulia o de Mérida y la importada hace tiempo que no les llega | Foto William Dumont

La dificultad para ofrecer el menú completo a los consumidores ha ocasionado la caída de 30% en los ingresos de los establecimientos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los restaurantes especializados en carnes afrontan la escasez del producto y se han visto obligados a pagar más del doble del precio para mantener las puertas abiertas. De acuerdo con gerentes, es el obstáculo que deben superar para poder continuar prestando el servicio al público. “Le compró al proveedor que tenga y al precio que me pide, siempre el doble del costo o más. Hay que agarrar lo que se consigue ya no se puede escoger”, dijo el gerente de un restaurante que está ubicado en Las Mercedes.

Llaman a los proveedores varias veces y cuando ninguno tiene el producto les ha tocado ir al mercado municipal de Coche para ver si  consiguen algo. “Ofrecemos tibón, punta, solomo o lomito y la gente viene a comer las especialidades. Son personas exigentes y que conocen de carne, sino las tenemos se van”, agregó.

No disponer de un despacho continuo de carne para ofrecer el menú completo a los clientes ha representado una caída de 30% en los ingresos, según los gerentes.

El encargado de otro establecimiento gastronómico, también situado en Las Mercedes, señaló que aunque el precio de la carne se ha duplicado no lo pueden reflejar en el precio de los platos que ofrecen porque para ello deben pedir autorización a la Superintendencia Nacional de Precio Justos, y no se la concederían. “Si tengo una tachadura en los precios del menú o el valor no se corresponde con el que aparece en el cartel que se coloca en la puerta del local me pueden multar y hasta cerrar. Así la estamos pasando”, afirmó.

El propietario de otro restaurante indicó que adquiría la carne que le traían de Santa Bárbara del Zulia o de Mérida, y la importada hace tiempo que no le llega. Antes contaba con 20 proveedores fijos y ahora le compra al primero que traiga el alimento.

El incremento en los precios de los cortes de carne trata de mitigarlo reduciendo en otra partida, por ejemplo, en la lavandería de la mantelería. “Cambié a un servicio más económico para reducir el gasto”, expresó.

En otro local de comida mediterránea su gerente señaló que han pasado hasta tres semanas sin ofrecer platos con carne porque sus proveedores no han contado con el producto o se lo han ofrecido muy caro. “Le advertimos a los clientes cuando llegan que no hay platos con carne, y les pedimos que nos disculpen por las molestias. Algunos se van, otros eligen entre las demás  opciones”, dijo.

El Dato
Las importaciones de ganado vivo y carne congelada de Brasil y otros países en el último semestre se redujeron 60%. De 80.000 reses que se trajeron en diciembre de 2013 se pasó a 25.000 reses en junio, un descenso de 68,75%. También cayó la disponibilidad de ganado nacional. Hay salas de matanza que trabajan 2 veces a la semana porque no consiguen reses.