• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Reparar un equipo dañado por apagones cuesta Bs. 11.000

Proveedores afirman que hay escasez de repuestos  | Foto: Omar Veliz

Proveedores afirman que hay escasez de repuestos | Foto: Omar Veliz

Usuarios, especialmente del interior del país, señalan que deben esperar por sus aparatos porque los técnicos no se dan abasto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“En casa tenemos que dormir todos en un cuarto, donde funciona el aire acondicionado. El otro aparato se echó a perder con los apagones y estamos a la espera de que el técnico que los arregla nos lo entregue”, contó Anahilde Vivas, residente de la urbanización Las Adjuntas de Punto Fijo, estado Falcón.

La entidad es una de las muchas poblaciones de Venezuela sometidas a las interrupciones del suministro eléctrico, que se acentuaron desde 2009.

Vivas dijo que en medio de un calor sofocante, la luz se va hasta 14 horas diarias, lo que daña artefactos eléctricos. El tiempo de reparación es ahora más largo por el incremento de equipos que deben revisar.

Elena Rodríguez, de Puerto Ordaz, Bolívar, señaló que tuvo la suerte de que el técnico le cobró 2.000 bolívares por el repuesto y la mano de obra del aire acondicionado, pero debió esperar dos semanas para que el técnico lo arreglara. Agregó que varios de sus conocidos en Bolívar, Carabobo, Zulia y Anzoátegui, pasan por la misma situación con los cortes del servicio.

Neveras, televisores, equipos de sonido y computadoras se cuentan entre los aparatos descompuestos y la respuesta de los técnicos es que tienen demasiado trabajo.

Manuel –prefirió no dar su apellido– que ofrece el servicio a domicilio, dijo que la mano de obra por reparar un aire acondicionado cuesta entre 500 y 1.200 bolívares. En el caso de que haya que reponer un compresor el costo de la pieza es de 10.000 bolívares.

“A la nevera se le dañó el timer y eso me costó 900 bolívares, que no estaban en mi presupuesto”, expresó Lidia González, pensionada del Seguro Social que vive en Valencia. En la misma ciudad, Rafael –que también optó por no dar su nombre completo–, es trabajador de una empresa de carga y afirmó que sus equipos no han sido afectados por los apagones, pero sí se han dañado los protectores: “No tienen reparación y debo comprarlos nuevos”. 

Inventarios al límite. Manuel anota que los aparatos más afectados cuando la luz se va son las neveras, el televisor y el aire acondicionado. Agregó que la mayor demanda de trabajos está en las neveras, indispensables para conservar los alimentos.   

El costo de su reparación cuando se daña el compresor es de 6.000-7.000 bolívares, de los cuales entre 800 y 1.200 bolívares son por mano de obra y el resto, el repuesto. Si se trata del termostato y el timer está entre 100 y 800 bolívares y 400 bolívares, respectivamente, más lo que cobra el técnico que puede estar entre 300 y 500 bolívares.  

En el caso de los televisores, las casas de reparación y los técnicos cobran 150 bolívares por la revisión y, si el aparato tiene arreglo el precio de los integrados de la tableta van desde 100 a 1.000 bolívares, mientras que la mano de obra entre 500 y 800 bolívares.  

Vendedores y representantes de mayoristas de equipos y repuestos eléctricos en Caracas alertaron sobre una situación de escasez. “Empresas y técnicos del interior del país que reparan equipos nos contactan y vienen aquí para comprarnos porque allá no hay”, dijo un empleado de una proveedora en el centro de la ciudad.

En la Candelaria, un dueño de tienda, que pidió no mencionar su nombre, indicó que los clientes exigen repuestos y equipos fabricados en Estados Unidos y Europa porque los de China son de menor calidad y no tienen garantía. “Con el problema eléctrico, en Caracas se ha multiplicado la reparación de neveras y del sistema de aire acondicionado, entre otros aparatos, pero la demanda es atendida sin atrasos porque el número de empresas y técnicos es mayor que en el interior”, dijo.

Los proveedores afirmaron que los precios se han disparado por la falta de dólares de Cadivi al cambio oficial, lo que obliga a importar con el dólar paralelo.

“En el caso de los aparatos electrónicos (computadoras, televisores, radios y equipos de sonido) muchas veces el daño a la tableta de integrados por la falla de luz implica la compra del equipo”, indicó María Elena, dependiente de una tienda mayorista de equipos que está ubicada en la Candelaria.

Técnicos de servicio de reparación de electrodomésticos señalaron que para demostrar a los clientes “lo caro que están los repuestos”, les piden que sean ellos quienes los compren y se los lleven y los técnicos cobran la mano de obra.