• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Relanzan Plan Guayana con objetivos incumplidos desde hace seis años

Sidor, con una capacidad de producción de 4,67 millones de toneladas de acero líquido al año, produjo 1,03 millones en 2014 | Foto Archivo El Nacional

Sidor, con una capacidad de producción de 4,67 millones de toneladas de acero líquido al año, produjo 1,03 millones en 2014 | Foto Archivo El Nacional

Sindicalistas señalaron que el gobierno no dio el control a la clase obrera, como establece el proyecto, ni reactivó la producción 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sábado, por segunda vez en lo que va de año, el presidente Nicolás Maduro anunció la reactivación del Plan Guayana Socialista creado en julio de 2009 por el presidente Hugo Chávez. Es un proyecto que consta de nueve lineamientos en los que el recurso humano debía ser parte esencial para cumplir las metas de producción y lograr transformar la empresa en socialista, se informó en ese entonces.

El plan incluía la creación de un nuevo modelo de gestión en el cual la producción estaría controlada por los trabajadores, a los que también les prometieron más y mejores beneficios laborales, pero el tiempo pasó y las metas no se cumplieron: las empresas básicas trabajan por debajo de 25% de su capacidad instalada y no ha habido mayor participación de la clase obrera, denunciaron sindicalistas.

Indicaron que en 2012 el proyecto bajó a segundo plano, y fue en abril pasado cuando Maduro volvió a hablar del plan. En ese momento designó la comisión que se encargaría de reactivar el proyecto, encabezada por el presidente de Pdvsa, Eulogio Del Pino, y se retomaron las mesas de trabajo con los empleados de las empresas.  

Pero en estas jornadas tenían más peso los asuntos políticos que los técnicos, señalaron sindicalistas. “Se hablaba del Che Guevara en lugar de cómo hacer para reactivar la empresa”, dijo Yunis Hernández, del sindicato de la Siderúrgica del Orinoco.

Henry Arias, presidente del sindicato de trabajadores de Alcasa, afirmó que, además, la afinidad política privilegiaba en el control obrero. “Los afectos al gobierno comenzaron a repartirse entre ellos los altos cargos de la gerencia”.

Hernández agregó que igualmente ha hecho falta para que las empresas exhibieran buen desempeño, además de recursos económicos,  personal capacitado.

Los sindicalistas dijeron que una de las mejores muestras del fracaso del plan es la actuación de las empresas básicas, corroborado por el gobierno en la Memoria y Cuenta 2014 del Ministerio de Industrias. Sidor, con una capacidad de producción de 4,67 millones de toneladas de acero líquido al año, produjo 1,03 millones, 762.580 menos que en 2010. El Ejecutivo aseguró que los conflictos que hubo el año pasado en la compañía incidieron en la producción.

La caída se repite en Venalum, donde se fabricaron 109.536 toneladas de aluminio, cuando es capaz de producir 430.000. En 2010 fue de 258.233 toneladas.

En Bauxilum, que tiene una capacidad para hacer 2 millones de toneladas de alúmina, se fabricaron 660.195 toneladas en 2014. Mientras que en 2010 fueron 1,4 millones.

El desempeño de Alcasa no es distinto. En 2014 produjo 28.798 toneladas de aluminio, cuando tiene capacidad para fabricar 170.000 toneladas. Cuatro años antes la producción fue de 95.427 toneladas.   

Pese a que la estatización de las empresas básicas y el plan Guayana Socialista pretendían elevar la producción, los números son inferiores a los que mostraban las compañías cuando eran de capital privado. Arias recordó que en 1998 Alcasa rompió récord: fabricó 204.300 toneladas de aluminio, 175.502 más que el año pasado.

En lo que va de 2015 el trabajo no ha mejorado. En el caso de Sidor, Hernández indicó que la producción no llega ni a 25% de la capacidad instalada. “De 3 hornos está operativo 1. Ese es uno de los obstáculos, además hay áreas sin techo, lo que limita el funcionamiento de los hornos, porque si llega a llover se mojan y se corre un riesgo altísimo de explosión”.    

Sobre Alcasa Arias informó que de 396 celdas instaladas están en funcionamiento 86; es decir, opera a 21,7% de su capacidad. “En mayo pasado logramos producir 3.000 toneladas de aluminio, que es más de lo que veníamos fabricando mensualmente, pero es mucho menos de lo que hacíamos hace 17 años, cuando elaborábamos más de 17.000 toneladas al mes”.  

Sin revisión. Los sindicalistas coincidieron en que la caída de la producción de las empresas básicas es más alta si se toma en cuenta que en los últimos años se han incrementado significativamente las nóminas. Arias afirmó que en 1998 Alcasa tenía 1.850 trabajadores, y ahora 4.500; 2.650 más.

Añadieron que las condiciones de trabajo en las que se encuentran están lejos de ser las ofrecidas en el plan. Denunciaron retraso en el pago de las prestaciones sociales, fallas en transporte y en la entrega de uniformes.

“Ni siquiera el traslado está garantizado. Hay trabajadores que viven en otra ciudades que tienen dos meses sin ir a la empresa porque el transporte no está funcionando”, agregó Arias.

Indicaron que una simple auditoría a las empresas, que forma parte de las premisas del plan, dejaría en evidencia las irregularidades que entorpecen la producción.    

“Este relanzamiento del plan es porque es año electoral, pero creo que no le servirá de mucho al gobierno porque está demostrado que el proyecto no funciona”, reiteró Hernández.

Las premisas
Cuando el presidente Hugo Chávez anunció el Plan Guayana Socialista en 2009, dijo que entre las premisas estaban:
- La creación de un nuevo modelo de gestión basado en el control de la producción por parte de los trabajadores.
- Desarrollar una praxis revolucionaria que coloque a los trabajadores en una posición unitaria, activa y protagónica en todo el proceso.
- La formación ideológica política y técnica productiva de los trabajadores.
- Garantizar que el patrimonio tecnológico pertenezca a los trabajadores.
- Lograr el saneamiento ambiental y mejoras de las condiciones de trabajo.
- Los proyectos deben ser financieramente viables.
- Hacer contraloría y auditoría pública de las unidades productivas y proyectos.