• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Regulación impide a sector de insumos médicos ir a la puja

Paciente es atendido en una clínica privada / Nelson Castro

Paciente es atendido en una clínica privada / Nelson Castro

Las tarifas que impuso la Sundecop a las clínicas privadas limitarán la compra de equipos de última tecnología

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Banco Central de Venezuela convocó al sector de insumos médicos a participar en la segunda subasta del Sistema Complementario de Administración de Divisas que inició ayer. Sin embargo, con la regulación de tarifas que impuso la Superintendencia Nacional de Costos y Precios a las clínicas, esta puja no es atractiva para el ramo, afirmó una fuente vinculada a la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines, que prefirió no dar su nombre.

Explicó que los precios que la Sundecop fijó unilateralmente a las clinicas no cubren los costos del sector calculados a una tasa de 6,3 bolívares por dólar, y que menos lo harán al monto final de la subasta, que se prevé se ubique alrededor de 14 bolívares por divisa.

"Por eso para nuestro sector el Sicad no es una alternativa, no será rentable. No puedo afirmar que ninguna de las 137 empresas afiliadas al gremio vaya participar, pero no tiene sentido. Además, quien lo haga, después tendrá algunas limitaciones para acudir a Cadivi", indicó.

Añadió que la regulación de las clínicas incidirá significativamente en la calidad de servicios que presten los centros de salud privada. "Por más que quieran ofrecer tecnología de punta, se verán limitados para cubrir los costos".

Sin divisas. Hasta mayo pasado, la deuda de Cadivi con el gremio se ubicaba en 400 millones de dólares. Después que se produjeron las mesas técnicas entre el Ejecutivo y los sectores productivos a finales de ese mes, la fuente reconoció que hubo algunas liquidaciones, pero prácticamente insignificante, pues afirmó que no llegaron a 10%.

La deuda que mantiene el Gobierno con el sector está acumulada desde hace aproximadamente 300 días. El prolongado retraso en las asignaciones de dólares, ocasionó que los proveedores internacionales cerraran las líneas de crédito a los empresarios venezolanos del ramo.

La fuente afirmó que en lo que va de 2013 el sector no ha podido hacer un pedido formal de mercancía en el extranjero, por lo que alertó que los inventarios están muy bajos, a niveles críticos. La situación se traduce en escasez de materiales de laboratorio y paralización de equipos médicos como tomógrafos, resonadores y aparatos de ultrasonido por falta de repuestos.

Las pocas compras en el exterior que ha hecho el gremio durante este año obedecen a importaciones muy puntuales, de algunos equipos, piezas o repuestos que les ha solicitado un cliente. "Y las hemos hecho con recursos propios en algunos casos, y en otros ofreciendo garantías".