• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Reducción de la jornada afectará producción agrícola

Pedro Rivas, presidente de fedeagro | Nelson Castro

Pedro Rivas, presidente de fedeagro | Nelson Castro

El presidente de Fedeagro, Pedro Rivas, insistió en que se formule una legislación para el sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La reducción de la jornada laboral y la aplicación de la Ley Orgánica del Trabajo en general preocupan al sector agrícola. El presidente de Fedeagro, Pedro Rivas, solicitó que se flexibilice la normativa laboral para el área agrícola y pecuaria debido a que hay actividades que son continuas y la interrupción puede afectar las labores de siembra, cosecha o mantenimiento de los cultivos.
“Hay actividades que se desarrollan constantemente. Hay momentos en que pasamos hasta una semana sin que se realice una actividad, pero otras en las que comienza el trabajo y no se puede interrumpir. Se debe trabajar de forma corrida. Todo esto se debe analizar en la ley del Trabajo y su reglamento para evitar que se afecte la actividad”, indicó.
Rivas señaló que hay incertidumbre en el campo porque los agricultores no saben cómo deben proceder: “Si se tiene que acudir al Ministerio del Trabajo a que autoricen determinadas horas extras, en el campo eso no es viable porque no se puede planificar cuándo se requerirán o cuántas horas se necesitarán ya que si se pide permiso y llueve u ocurre alguna contingencia y no se necesitan, ¿qué se debe hacer? Volver a pedir permiso. Eso sería una traba más para el campo”.
Indicó que una fábrica tiene unas condiciones y se pueden establecer turnos de trabajo, pero en el campo no se puede detener la siembra o la recolección por unas horas.
“Estamos esperando tener acceso al reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo para ver cómo va a afectar la actividad. Tenemos que flexibilizar la ley porque cada día hay menos trabajadores en el campo. No se puede detener una labor de siembra una vez que comienza, y tampoco se puede fijar un tope de horario para recoger la cosecha”, insistió.
El presidente de Fedeagro señaló que hay escasez de mano de obra. Sostuvo que en algunas áreas y sectores puede llegar a 30% la falta de trabajadores para realizar las jornadas de siembra, cosecha y otras labores relacionadas con la actividad agrícola y pecuaria.
Carlos Odoardo Albornoz, vicepresidente de Fedeagro, aclaró que los productores del campo cumplen con la ley, y muchas asociaciones como Asogama de Guárico y la mayoría de los agricultores pagan a sus empleados por encima del salario mínimo. “Fedeagro y sus asociaciones estamos de acuerdo con que todos los beneficios se trasladen a los trabajadores del campo, pero es importante que esos gastos que se reflejarán en las estructuras de costos se reconozcan en los precios”, dijo.
Señaló que no se niegan a pagar horas extras, pero es necesario aclarar la aplicación de la ley para que no se vuelva un obstáculo.
Indicó por ejemplo que una finca que tenga planificado sembrar 250 hectáreas de maíz requiere al menos de 8 personas para esas labores. Se calcula que en el sector agrícola hay un promedio de 350.000 unidades de producción: “Se requieren 1,4 millones de personas en el campo para trabajar”.

La inseguridad dificulta el trabajo
Los representantes de Fedeagro también alertaron que la inseguridad personal y de bienes en las zonas rurales impide que se realicen muchas labores agrícolas. “La zona rural hoy día vive el peor momento histórico en cuanto a la seguridad personal. Ya ningún agricultor puede arriesgar la integridad física de sus trabajadores ni la de su familia por lo que las labores agrícolas se están haciendo de día”, indicó Pedro Rivas, presidente del gremio.
Dijo que hay grupos comandos de delincuentes que en las noches ingresan a las fincas no sólo para robar equipos y cosechas sino que atentan contra la vida de agricultores y trabajadores del campo. “El trabajo nocturno es necesario para poder aprovechar momentos donde las lluvias lo permitan. Trabajar exclusivamente de día con toda seguridad traerá como consecuencia menor siembra en las épocas ideales y previsiblemente habrá menor área de plantación y menor producción de aquellas sembradas o atendidas a destiempo”, alertó.