• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Rechazaron amenazas con marcha multitudinaria

La marcha estuvo resguardada por la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía de Bolívar | Foto Saúl Rondón

La marcha estuvo resguardada por la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía de Bolívar | Foto Saúl Rondón

Exigen al presidente Maduro que pida perdón por haber acusado a la dirigencia de Sutiss de mafiosos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco marcharon ayer en rechazo a las descalificaciones del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y del presidente Nicolás Maduro contra el comité ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares.

“Mafiosos sindicales”, le dijo Cabello a la dirigencia sindical. “Sidor está a las puertas de ser quebrada por un grupo de sindicaleros”, comentó Mduro el domingo en la noche.

La movilización,  que recorrió 10 kilómetros desde el portón III de la acería hasta la plaza El Hierro en Alta Vista, fue una respuesta política del movimiento siderúrgico que, además, reclama la discusión del contrato colectivo, vencido hace cuatro años.

La negociación de la convención comenzó en 2012, en la última visita del entonces presidente Hugo Chávez a Ciudad Guayana. Cuando faltan 11 cláusulas económicas por aprobar del contrato, el gobierno ha dicho que las exigencias salariales de los sidoristas son “incumplibles” y apuntan al cierre de la empresa.

Los trabajadores calificaron de histórica la movilización, pues en los últimos 15 años no se producía una concentración con la participación de dirigentes sindicales de otras empresas, disidentes del gobierno, así como dirigentes del movimiento estudiantil.

“Estamos aquí porque Sidor somos todos, porque también apostamos a la recuperación de las empresas básicas”, dijo el dirigente estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello- Guayana Rafael Tirado, al recibir a los trabajadores en uno de los puntos de la concentración.


Militarizada. Pese a que toda la avenida Guayana, ruta de la marcha, estaba resguardada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía de Bolívar, la marcha se desenvolvió en paz.

Solo hubo un enfrentamiento en la zona industrial, cuando un grupo de guardias nacionales pretendía reconducir la marcha hacia otra avenida. Sidoristas se enfrentaron y terminaron bordeando las tanquetas y pasando hacia la principal autopista de Ciudad Guayana.

El fin de semana el jefe del Comando Estratégico Operacional, Vladimir Padrino, vino a Guayana y aseguró que no permitirían guarimbas, mucho menos de “mafias sindicales”.

El presidente de Sutiss, José Luis Hernández, exigió al gobierno que cese el hostigamiento contra los trabajadores. "¿Con qué moral nos llaman ladrones? ¿quién ha ido preso por el robo de cabillas, oro, aluminio? (…) Estos terminaron de acabar con el proyecto de Chávez (…) ¿De qué gobierno obrerista hablan?”.


Traidores. En el punto final de la movilización los trabajadores quemaron franelas rojas alusivas a la campaña del gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, y del Partido Socialista Unido de Venezuela con la indicación: “Rangel, Diosdado, embusteros traidores”.

A las 3:00 de la tarde el comité ejecutivo de Sutiss asistió a una reunión en Macagua con la comisión del alto gobierno. Al cierre de esta edición no había concluido. De ese encuentro se esperaba una nueva oferta salarial a los 14.000 trabajadores de Sidor.