• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Rafael Ramírez: “No andamos inventando planes por nuestra cuenta”

Rafael Ramírez, en su despacho en Pdvsa La Campiña / Maickol Ibarra

Rafael Ramírez, en su despacho en Pdvsa La Campiña / Maickol Ibarra

El ministro de Petróleo y Minería y presidente de Pdvsa defiende su función en los dos cargos que ejerce. Anunció que Venezuela solicitará a la OPEP un aumento en la cuota de producción. “Las emisiones de instrumentos se utilizan para mantener el control del llamado mercado paralelo legal”, agrega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro Rafael Ramírez tenía 5 años sin concederle una entrevista a El Nacional. A mediados de agosto se hizo la solicitud y el miércoles 22 se recibió la respuesta de que había sido concedida para el viernes 24 al final de la tarde. Tomó 2 horas 24 minutos. El texto estaba pautado para publicarse el domingo 25 de agosto; sin embargo, la explosión de la refinería de Amuay, ocurrida casi 4 horas después de la conversación con el funcionario, propició que fuera pospuesta en vista. Como es obvio no había preguntas sobre lo ocurrido en ese complejo industrial. En el semanario Estrategia se reprodujo una versión corta con los temas que aún tienen vigencia mientras que para Internet se publica el texto completo de la entrevista.

La entrevista se realizó en el despacho que tiene el funcionario como ministro, una oficina que está dominada por una pintura del ex presidente cubano Fidel Castro hecha por el artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.

La conversación se inicio con el tema de los Petro Orinocos porque para el momento que se dio era el tema que dominaba las noticias.

 

-¿La deuda de los pasivos laborales con los trabajadores públicos pasará a registrarse como deuda de Pdvsa?

-El Petro Orinoco es un mecanismo o instrumento financiero que se deriva del Fondo de Ahorro Nacional de la Clase Obrera. En marzo de este año se promulgó, en el marco de La Ley Habilitante, una ley que creó ese fondo junto al Fondo de Ahorro Popular. El primero está pensado para que esté adscrito al Ministerio de Planificación y Finanzas, para honrar tanto las deudas laborales que existen actualmente como las que se van a generar por el nuevo sistema de prestaciones sociales. Eso está establecido en la nueva Ley del Trabajo que se aprobó el primero de mayo.

 

-¿Qué instrumentos va a tener ese fondo para contar con los recursos?

-Los bonos y títulos inmobiliarios y cualquier otro aporte del Estado.

 

-¿De dónde provienen los recursos del Petro Orinoco?

-Constituimos una filial que se llama Pdvsa Social, que tiene una participación de 4% en 15 empresas mixtas que tenemos ahora en funcionamiento.

 

-¿Ya están establecidas cuáles son esas 15 empresas?

-En occidente tenemos a Petrolera Sinovenezolana, Petro Quiriquire, Petro Bielovenezolana, Petro Boscán, que es con Chevron, Petro Cabimas. En oriente, tenemos a Petrooritupano, Petrodelta, Petroquiriquiere, Bielovenezolana. En costa afuera, tenemos a Petrosucre; y en la Faja, a Petrolera Sinovensa, Petrocedeño, Petromonagas, Petropiar y Petroanzoátegui.  Estas empresas producen en conjunto 1,1 millones de barriles diarios y de aquí tomamos 4% para esta filial.

 

-¿Cómo respalda financieramente Pdvsa a los Petro Orinocos?

-4% de los dividendos correspondientes de esa filial irá al fondo y además estás empresas tienen que pagar además de la regalía, el impuesto de extracción y las ventas especiales. Eso es 3,33%. Ese impuesto que ellas pagan va al fondo y esto tiene una ventaja importante porque está respaldado por la producción de las empresas y siempre se va a tener dividendos que genera Pdvsa Social y los impuestos petroleros. Esos recursos van a ese fondo que respalda el título petrolero.

 

-¿De esa manera esa deuda laboral nunca pasa ser registrada como deuda de Pdvsa?

-Pdvsa lo que hace es garantizar con la actividad petrolera ese mecanismo. En este momento hemos transferido al fondo 1,6 millardos de bolívares  y hace dos días se hizo la primera entrega para 5.000 trabajadores de la administración pública por un monto de 886 millones de bolívares.

 

-¿Ese será un mecanismo constante para pagar las prestaciones sociales?

-A finales de este año, vamos  a tener 4,9 millardos de bolívares y en la estimación de la duración de estas empresas, que son 25 años, al 2036 se tendrá 26 millardos de dólares.

 

-¿Qué puede hacer la gente con el Petro Orinoco?

-Tiene un valor que está respaldado por este fondo. Cuando entregamos el Petro Orinoco, entregamos una cuenta a nombre de cada beneficiario y esa cuenta es un fideicomiso  que se abre en el Banco de Venezuela a nombre de la persona y él tiene su dinero a la vista. El puede decir que tiene su dinero de inmediato y tiene una tarjeta que le permitirá sacarlo, puede decidir sacar una parte y mantener otra o que se queda allí como un mecanismo de ahorro. Hemos establecido que este título tiene un rendimiento. El Banco Central fija la tasa a la cual se cancelan las prestaciones sociales, que en este momento es 16% y hemos puesto que este instrumento dos puntos por encima, o sea que va a ofrecer un rendimiento de 18% anual.

 

-¿Tiene vencimiento?

-está respaldado hasta 2.036. La potencia de esto es que nosotros a partir del año que viene vamos a hacer emisiones adicionales de estos títulos y se podrá canjearlos en el mercado de la Bolsa Pública de Valores.

 

-¿Esas emisiones no sólo serían para los empleados públicos?

-Esto está pensado para los empleados públicos y es para cancelar la deuda, solo que podamos abarcar y cumplir con el compromiso de pago a una mayor cantidad de personas, es decir, multiplicar esto de una forma geométrica. La persona con el Petro Orinoco puede ir a la Bolsa Pública de Valores y negociarlo. Vamos a tener mecanismos  para que en la transacción no pierda más allá de una banda de su valor.

 

-¿Eso para que no ocurra el problema que tuvieron los profesores universitarios con los vebonos?

-Exactamente. Está respaldado con la actividad petrolera. Ese es un documento, un título que va a estar siempre muy requerido.

 

-¿Qué plazo tienen las personas para poder revender ese título?

-Está establecido que en un año para transarlo en la Bolsa Pública. Ahora si se necesita la plata ahorita, se va al Banco de Venezuela y se retira, pero se pierde la oportunidad  de ganar los intereses. En esa misma Ley Habilitante se aprobó la creación del Fondo de Ahorro Popular, que es otra idea que ha lanzado el presidente Chávez. Va a ser un instrumento distinto a este y donde todo el desarrollo de la Faja, que requiere de mejoradotes, refinerías, oleoductos, gasoductos, vamos a dejar un porcentaje. Para ese porcentaje, vamos a sacar una participación, no una propiedad, en esa empresa mixta para que este abierto al público.

 

-¿En qué se diferencia el Petro Orinoco de los bonos que se emitieron en la época de la apertura petrolera?

-No da propiedad porque la actividad petrolera está reservada al Estado en la Constitución y esa ha sido una característica de la política de soberanía petrolera el control estatal sobre la actividad a través de Pdvsa. Entonces lo que hace es que la población participa de los dividendos y de la ganancia de la empresa, más no de la propiedad, es decir, lo que da es una participación.

 

-¿Al vender el bono no está cediendo una propiedad?

-Exacto. Estamos creando instrumentos de ahorro interno. Nuestro país, por la misma característica de la renta petrolera, circula mucho dinero y no hay instrumentos de ahorro que satisfagan la demanda de la población y está esa cultura consumista. Lo que le estamos diciendo a la persona es que aguarde un momento y que tiene un mecanismo de ahorro que puede permitir mantener el valor del dinero y le abrimos una puerta al ahorro interno respaldada por la industria petrolera.

 

-Dentro de las opciones de ahorro en bolívares, ¿es la mejor?

-Sin lugar a dudas. Nosotros lo discutimos mucho y tenemos la experiencia con los bonos petroleros.  Nosotros estamos en un plan de expansión muy importante que requiere de financiamiento y la pregunta que nos hacemos es si nos seguimos financiando con todas las instituciones internacionales o abrimos una puerta al ahorro interno. Dijimos vamos a hacer un mixto, vamos a seguir recurriendo a todas las bancas de inversión, con China, Japón, bancos europeos y vamos a seguir en ese esquema; pero vamos a abrir la puerta de captar ahorro interno. En 2007, emitimos 7,5 millardos de dólares en los bonos de Pdvsa y en el esquema que hicimos logramos que se metiera ese esquema de ahorro más de 500.000 personas naturales y muchos trabajadores, amas de casa adquirieron ese bono, que pagamos religiosamente y tiene mejor rendimiento y se ha convertido en un instrumento de ahorro poderosísimo, entonces todo eso está orientado a tener esos mecanismo de ahorro interno.

 

-¿Este es un primer ensayo de ahorro mediante el petróleo?

-Sí, claro porque el negocio petrolero es el más seguro, más dinámico y se puede extender a otras actividades.

 

-¿Cómo queda Petropiar ahora que una parte es de la CVG?

-Para eso me vas a permitir hablarte del eje Orinoco. Nosotros estamos desarrollando el proyecto de la Faja, aceleramos todo lo que es la certificación de las reservas de la faja y hoy día  la Faja del Orinoco es la reserva de hidrocarburos más grande del planeta y eso ya lo han reconocido tirios y troyanos, lo ha reconocido la OPEP y la BP en sus estadísticas. Tenemos 297 millardos de barriles de petróleo en reservas. Sabes que tenemos en el sitio1,3 millones de millones pero estimamos que con el factor de recobro que manejamos ahorita de 20%, podemos poner a flote esa cantidad de barriles. El Servicio de Geología de Estados Unidos emitió un documento que señala 45% de factor de recobro y tenemos proyectos pilotos de la Faja que estamos llegando a 40%, pero ello usaron esa estimación y las reservas pasan a 525 millardos de petróleo. Gracias a que tenemos esa base de recursos, acabamos con ese tema que era bitumen y logramos demostrar que todo eso es petróleo y de allí la certificación de petróleo por terceras empresas. Ahora que tenemos eso, vamos a desarrollar y por eso hemos hablado de que tenemos nuestro horizonte  de producción de petróleo y esa base nos da para tener una producción de 4 millones de barriles de petróleo en 2014 y 6 millones de barriles de petróleo en 2019. Ese plan involucra 135 millados de dólares hasta 2019. Tenemos ya 6 empresas mixtas que se crearon y están funcionando dentro de nuestra política de hidrocarburos sin arbitraje internacional. Ellas van a producir 2 millones de barriles diarios de esos 4 millones incrementales en la Faja. El resto lo vamos a producir nosotros con recursos propios. Aquí vamos a tener en la Faja 10.500 pozos, 560 macollas, 5 mejoradores, 2 refinerías, 100.000 trabajadores, es decir, tenemos un requerimiento por el norte.  Por el sur de la Faja, tenemos un eje minero industrial. Tenemos toda nuestra base de recursos minerales como la bauxita, el hierro, energía abundante y un parque industrial, entonces de lo que se trata ahora es que entre la faja petrolífera y el arco minero industrial y hagamos el eje Orinoco, es decir, que el Orinoco integre las dos áreas. Ahora, ¿qué pasa? Tenemos un problema concreto: nosotros necesitamos para el desarrollo de la Faja, 1,2 millones de toneladas de acero de la Faja ¿De dónde vamos a hacer eso? Aquí durante la apertura petrolera todos esos productos elaborados se trajeron de Houston. Nosotros vimos esos proyectos, trabajamos en ellos  para la industria petrolera cuando éramos jóvenes y eso venía de Houston. Suscribimos con la CVG un convenio que se llama Orinoco, un convenio marco y debajo hay varios subconvenios: el primero de ellos es el establecimiento de una empresa mixta de petróleo entre la CVG y Pdvsa  que se llama Petro San Felix. El otro convenio es Faja-Acero, que es un acuerdo para el suministro de acero desde Sidor y todas las acerías nuevas que se están haciendo a Pdvsa, nuestra filial Pdvsa Industrial. El otro acuerdo se llama Tuberías de Guayana, que es una empresa mixta para la fabricación de tuberías con costuras y sin costuras para todos los requerimientos que tenemos y el otro es la creación de un fondo estratégico que se va a alimentar de este negocio petrolero, de los financiamientos que podamos conseguir en conjunto para la fabricación de acero y que va a permitir apalancar las empresas básicas en un plan de desarrollo para que aumente su capacidad. En cuanto a la empresa mixta Petro San Felix; está la empresa mixta Petropiar, donde tenemos 70% de participación y Chevron 30%. Nosotros hemos reservado 20% de nuestra participación para estos esquemas. Esta empresa mixta con la CVG, que a su vez Pdvsa tiene 60% y la CVG 40%, pasará a tomar 10% de nuestro 70%.

 

-¿Pdvsa pasa a tener 60% y esa empresa mixta 10%?

-No. Tengo Petropiar donde 70% lo tiene Pdvsa  y 30% lo tiene Chevron y en mi 70% voy a tener a la CVP, Petro San Felix y la que vamos a hacer con la china Citic. Es 10% de mi 70% y todavía me está quedando una parte que es de la CVP y dentro de Petro San Felix voy a tener a la CVG con 40% y Pdvsa con 60%. Igual vamos a hacerlo con Citic.

 

-¿Ese proyecto con Citic se mantiene?

-Lo vamos a hacer en el marco de la participación de un tercero  y la idea es que nosotros hagamos una compensación de esta actividad, que estamos cediendo en inversiones para el área minera. ¿Por qué Citic? Va a participar en el proyecto de Las Cristinas y la elaboración del mapa minero porque tenemos que certificar la base de recursos que tenemos en minería. Tenemos la participación de ella en los condominios de Junín y en viviendas, donde están actuando como contratista mientras que en estos otros proyectos ellos vienen como inversión, pero no hemos terminado de cerrarla.

 

-¿Ese acuerdo se podría cerrar este año?

-Sí. Ellos van a venir a mediados de septiembre a firmar lo referido a la empresa mixta de minería para la producción de oro, lo del mapa minero que los vamos a hacer en conjunto, la elaboración de plataformas petroleras con ellos.

 

-¿Entonces Citic sería socio minoritario de Petropiar?

-Exactamente. Eso se compensa con inversiones que van a hacer en el área minera, industrial, de los mejoradores  y otros proyectos que tenemos en el área petrolera con esa empresa.

 

-—A finales de 2011 habló de elevar la producción en 500.000 barriles diarios este año, ¿cuál es el estatus?

-Ese incremento de producción se va a causar. Estamos creando capacidad. Uno de los fundamentos de la política petrolera es trabajar coordinadamente en el seno de la OPEP y como sabes el tema de la recuperación del precio del petróleo, que lo hemos llevado a los 100 dólares actuales. Es un tema de las cuotas de producción y de no ir por una política volumétrica sino por de defensa del precio. Debe recordarse que cuando llegamos estaba a 7 dólares por barril, después se llevó a la banda de entre 22 y 28 dólares por barril, y ahora lo hemos llevado hasta 100 dólares por barril. En 2008 estábamos en un precio del petróleo de 140 dólares el WTI y cayó en enero de 2009 a 35 dólares por barril. Un desastre por la crisis económica de Estados Unidos y por el tema de la explotación de la crisis inmobiliaria, después la crisis europea y la devaluación del dólar. Nosotros tuvimos un recorte de producción de la OPEP de 4 millones de barriles y a Venezuela le correspondió 368.000 barriles día de petróleo. Eso fue para nosotros un sacrificio. Nosotros cuando nos tocó el recorte, ya en septiembre de 2008 íbamos para 3,5 millones de barriles día de petróleo. Esos son los números que tenemos oficiales. Vino el recorte de la OPEP, tuvimos que administrar nuestro recorte. Lo que quiero de decir es que no vamos a hacer nada fuera de los acuerdos de la OPEP y ya logramos que se nos reconociera nuestra base de recursos porque en el sistema de cuotas tiene dos variables. A los países les corresponde una cuota de acuerdo a sus reservas y a su capacidad de producción, entonces ya todo el mundo aceptó que las reservas son las que tenemos. Incluso, logramos cambiar la definición  que había en la OPEP. Sabes que en la OPEP a instancias de Venezuela en 1998 se había introducido el concepto de crudo sintético y que ese crudo tal como lo afirmó después la Agencia Internacional de Energía no entraba en el sistema de cuotas de la OPEP porque no era petróleo y eso nos hizo tanto daño, que todavía algunas agencias secundarias no reconocen la producción de la Faja. Por eso siempre tenemos esa diferencia. Una vez que logramos eso y que se reconociera que la Faja no era de bitumen sino que era de petróleo crudo extrapesado, ya tenemos una base de recursos en el seno de la OPEP.

 

-¿Quiere decir que esa no va a ser la producción en este momento?

-Es lo que quiero decir. Nosotros no queremos abatir el precio del petróleo.

 

-¿En cuánto se ha incrementado esa capacidad?

-Estamos trabajando para tener una capacidad de producción de 3,5 millones de barriles diarios. En este momento estamos sobre 3 millones pero el mayor incremento de esta capacidad  va a venir de la propia Faja. En la Faja estábamos en menos de 1 millón de barriles cuando comenzó este año y ahora 1,2 millones de barriles  y pensamos llegar a 1,3 millone de barriles. Casi todo el crecimiento estará en la Faja y el resto del crecimiento va a venir de otras áreas  en occidente y oriente.

 

-¿Cuánto es la producción del país en este momento?

-Estamos en los 3 millones de barriles.

 

-Se lo preguntaba porque como ahora la OPEP refleja tanto lo que reportan los países como las fuentes secundarias, y en el caso de Venezuela no aparece incremento en la producción

-Siempre lo ha reflejado con sus diferencias y eso pasa con todos los países. Con Irán e incluso con Arabia Saudita. Una cosa son lo que reportan los países y otra las fuentes secundarias. Eso se hizo a instancias de Venezuela en 1998 en la reunión horrible de Yakarta, cuando el ministro de aquel momento, el último de la Cuarta República, Erwin Arrieta, dijo que la OPEP era un club de Pinochos y entonces a instancias de Venezuela se aprobó la resolución y no se creyó más en las cifras de la OPEP, en los reportes directos sino que se buscaron las fuentes secundarias. Una de esas fuentes es la Agencia Internacional de Energía, que es un enemigo acérrimo de la OPEP; otra es el Departamento de Energía de Estados Unidos. Siempre hay como un sesgo político. Por eso siempre hay esa diferencia con las fuentes secundarias, pero más allá de eso vamos a tener una capacidad instalada y estamos apuntando a los 3,5 millones de barriles.

 

-El Presidente planteó que Venezuela debería tener una mayor cuota en la OPEP , ¿cuándo pudiera aumentar?

-Cuando construyamos esa capacidad  y cuando se de en la OPEP la discusión  de las cuotas, vamos a decir que ahora Venezuela, con unas reservas de 297.000 millones de petróleo y una capacidad instalada, nos corresponderá una cuota mayor.

 

-¿Eso se podría plantear en la próxima reunión de la organización?

-No está planteado el tema de la discusión de cuotas, pero esa es una discusión que va a venir y nos estamos preparando, pero quería explicar de dónde va a venir ese incremento y por que va a ser rápido.

 

-¿Eso en cuánto tiempo?

-Eso es lo que pensamos hacer finales de este año. Eso lo podemos hacer en la Faja porque no hay riesgo exploratorio, nos cuidamos muy bien que tenga sus estudios integrados de yacimiento, es decir, está cuantificado, tengo la sísmica, y eso es muy importante porque guía donde están las arenas con mayor petróleo. El petróleo está a una distancia y profundidad muy somera, a menos de 4.000 pies o 1000 metros. Eso es muy rápido. Una perforación de un pozo en la Faja dura de 15 a 17 días contra los tiempos tradicionales que pueden pasar 45 días de perforación entonces hicimos el Plan Extraordinario de Producción de la Faja donde estamos invirtiendo 5 millardos de dólares solamente en la Faja. Este año tenemos que perforar 1.060 pozos, para tener una proporción. En toda la Faja existen actualmente 4.000 pozos, es decir, se trata de un incremento importante y este año tenemos que construir 70 macollas. Cuando nacionalizamos la Faja en 2007, existían solamente 37 macollas. Cada macolla de esas producirá 40.000 barriles día de petróleo porque estamos alcanzando una productividad que está rondando los 1.000 barriles por cada uno de los pozos. Estamos haciendo 70 macollas, el plan es hacer 563 en toda la Faja hasta el año 2019 y estamos logrando introducir producción temprana. Esa producción la estamos sacando en primera instancia hacia las zonas donde tenemos facilidades existentes. En el área de Carabobo, tenemos las áreas de Morichal, Petromonagas, Petrosinovensa y lo que estamos haciendo es meter esa producción adicional allí.

 

-De esos 500.000, ¿cuántos son de gestión propia de Pdvsa y cuánto de las empresas mixtas?

-160.000 barriles diarios con las empresas mixtas y el resto es nuestro.

 

Política cambiaria

 

-¿El convenio cambiario le otorga holgura a la caja de Pdvsa?

-Mucho antes de que se emitiera esta disposición ya veníamos trabajando el tema del control cambiario con el Ministerio de Planificación y Finanzas y el Banco Central de Venezuela, con las emisiones de instrumentos que se utilizan para alimentar el Sitme y mantener el control del llamado mercado paralelo legal. Ese es un elemento fundamental para controlar la inflación. Ha sido una coordinación que nos ha permitido llevar esto a un esquema de bandas. Nosotros estamos subordinados a eso. Hemos estado trabajando en nuestra planificación y en el marco de conocimiento de estos mecanismos y todo esto lo que hace es apoyar un esquema que se ha planteado el ministerio para tener este asunto controlado.

 

-¿Es una puerta que se abre al poder vender bonos hasta por un monto de 5% de las ventas en el exterior, según señala el convenio cambiario?

-Sin lugar a dudas es una puerta que se abre pero nosotros hemos estado haciendo operaciones en instrumentos financieros. A veces lo ha reflejado la prensa con el Banco Central. Es un mecanismo que hemos estado utilizando. Esa disposición del convenio cambiario no se tomó para favorecer o no a Pdvsa, se tomó para favorecer que exista más acceso a los dólares para todo el tema productivo y ayudar que la economía se mueva porque está en franco proceso de expansión.

 

-¿No les aporta más bolívares porque podrán utilizar una tasa distinta a la de 4,30 bolívares por dólar?

-Obviamente. Todas las medidas que tengan un diferencial distinto a la tasa de cambio son más bolívares, pero no es una medida que está pensada para favorecer a Pdvsa ni se hizo por Pdvsa. Nosotros independientemente de eso, ya estábamos alimentando el Sitme  con todas las operaciones de emisiones de papeles que son públicas y que anunciamos permanentemente.

 

-Le hago la pregunta porque un informe de la calificadora Standard & Poors señala que Pdvsa afronta déficit de caja negativo de 6,1 millardos de dólares

-Vemos todos esos análisis  financieros con mucho cuidado siempre. Más bien nos ocupamos que nuestra percepción en el mercado se ajuste lo mayor posible a la realidad. Fíjate que cuando publicamos nuestros estados financieros al 31 de diciembre del año pasado, reflejamos una ganancia antes de aporte social y todo el conjunto de aportes que nosotros hacemos al Estado de 31 millardos de dólares. Es un número importante y unos ingresos de 125 millardos de dólares, un precio del petróleo recuperado. Yo respeto los análisis de todo el mundo, pero creo que como lo hemos planteado es obvio y que la situación de una empresa como la de Pdvsa es bien confortable porque tiene el monopolio sobre una base de recursos inmensa, la más grande del planeta, y está en un proceso de expansión de las capacidades. Cualquier tema como flujo de caja, manejo con los proveedores o el mismo plan de inversiones, es propio de un proceso de incremento y de concentración muy grande de nuestras inversiones en el país. Muy poca gente sabe que estamos invirtiendo  en promedio anual 18 millados de dólares. Esta es una empresa que está invirtiendo de manera interanual una cantidad de dinero muy importante, cosa que no pasaba antes. Nosotros cuando llegamos acá, nos encontramos con que nuestra empresa nacional, además de que estaba en un franco proceso de privatización y esa es una discusión bien importante, estaba en un serio proceso de descapitalización y desinversión. En el período entre 1992 a 1998 hubo una inversión de 30,9 millados de dólares y eso está  en los estados financieros de Pdvsa, pero en el período de 1999 a 2011, tenemos una inversión de 99,7 millardos de dólares. Es un crecimiento muy importante y por eso es que nuestra empresa ha aumentado de manera tan importante sus activos, su patrimonio y se debe recordar que cuando llegamos en 1999 encontramos que Pdvsa tenía un déficit de 14 millardos de dólares  y a partir del informe del comisario de 1999 comenzaron a tomarse medidas para que no se repartieran dividendos en bolívares que no estaban represados. Un conjunto de medidas para la salud financiera de la empresa, que hoy nos pone en un superávit de más de 4 millardos de dólares en nuestros estados financieros. De manera tal que se escuchan opiniones de un analista aquí o de otro allá, yo lo que veo objetivamente que todas las empresas petroleras del mundo, excepto Exxon Mobil y Conoco, están trabajando con nosotros. Firmamos con Chevron hace poco un financiamiento mil millonario, estamos firmando con CNPC otro financiamiento mil millonario de más de 4.000 millones de dólares, estamos firmando con ENI otro financiamiento donde ellos están poniendo la parte de su inversión y están financiando nuestra participación en esos proyectos de expansión.

 

-¿Tienen los resultados del primer semestre?

-Ya los tememos pero no los vamos a publicar hasta que no estén perfectamente revisados por nuestros auditores.

 

-El El BCV en su informe de la balanza de pagos a junio de este año señala que sigue creciendo el endeudamiento del sector petrolero. ¿Qué cifras tienen en Pdvsa para 2012?

-

-Tenemos que cerrar el año. Yo tengo que hablar sobre los números auditados pero en esos mismos años la inversión en 2007 fue de 11 millardos de dólares, en 2008 de 15 millardos de dólares  y en 2009  de 13,500 millardos de dólares, 10,6 millardos en 2010, 18 millardos de dólares en 2011. Es mucho más que el endeudamiento. Estamos levantando dinero para financiar nuestro plan de inversión. Nadie financia su plan de inversión y de expansión con su flujo de caja. Si se tiene una fábrica de zapato y quieres un edificio nuevo con más capacidad  no se va a hacer del flujo de  caja sino que se va al banco y se pide dinero. Nosotros hemos sido muy exitosos en conseguir esto.

 

-Pero se critica las elevadas tasas de interés que Pdvsa paga por su deuda

-En un solo endeudamiento.

 

-¿Cuál?

-El que hicimos para nuestra última emisión de bonos fue a 12% justamente porque estaba calculado para que esos instrumentos que iban a ir al Sitme mantuvieran el dólar en un monto que está estimado en una banda. Fíjate que el financiamiento con los chinos no sobrepasa 6%, el de Chevron 4% , es decir, tenemos una tasa bien confortable de nuestro financiamiento.

 

-¿Por qué se ha logrado ese bajo financiamiento?¿Hay garantía de petróleo de por medio?

-No. Cuando hacemos financiamiento en el mercado interno para contribuir con el tema del ahorro interno de la nación nos ajustamos a las tasas que permitan mantener el dólar controlado, pero hacemos financiamiento externo que tiene una tasa más baja. Nosotros damos las discusiones y al final se cierran de acuerdo a las tasas internacionales pero para el tema de cómo medir el nivel de endeudamiento. Al 31 de diciembre del año pasado, hay dos relaciones: deuda y activos y deuda y patrimonio. En deuda sobre activos tenemos 19% de endeudamiento; y en deuda  sobre patrimonio tenemos 47% de endeudamiento.

 

-¿No es elevado que la deuda pese 47% del patrimonio?

-Todavía está en un rango que muchas empresas petroleras que lo tienen, pero hay otro índice que son los ingresos antes de hacer los aportes al desarrollo social y allí tenemos 47,3 millardos de dólares y está establecido para todas las empresas que podrían endeudarse por dos veces esa cantidad. Si estuviéramos endeudándonos para cosas que no generaran petróleo o producción si tendríamos un problema porque eso sería una espiral que nos llevaría a un colapso pero estamos invirtiendo para elevar nuestra capacidad de producción tanto en petróleo como en gas, adecuar nuestras refinerías , convertirlas a refinerías de crudos pesados, es decir, hay un plan de desarrollo.

 

Misión Vivienda

 

-De acuerdo a la tendencia que lleva el primer semestre, ¿el aporte a las misiones y a la Gran Misión estarían por encima del año pasado?

-Si el precio se mantiene como va, vamos a tener un cierre muy similar al del año pasado y entonces podríamos hacer un paralelismo a los resultados del año pasado cuando aportamos al Fisco 86 millardos de bolívares en regalía y todo lo que es el régimen fiscal. Aportamos al Fonden 14,7 millardosde dólares y de todas maneras nuestra industria petrolera obtuvo una ganancia reflejada de 31 millardos de dólares que al final, luego de hacer nuestros aportes sociales y todo nuestros aportes con los privados, tenemos una ganancia de cerca de 4 millardos de dólares. Podemos hacer un paralelismo de eso, sólo que hay programas que no requieren el mismo apoyo. Nosotros nos hemos convertido en propulsores de programas muy importantes que después cogen su ritmo y su dinámica. Es un programa que comienza a caminar por sí solo. Buena parte de las misiones la soportamos nosotros pero llegó un momento que comenzaron a tener su propia partida presupuestaria. La Misión Sucre, la Misión Ribas ya tuvieron ese impulso y no es necesario que siga Pdvsa sino que se convirtió en parte del presupuesto ordinario de la Nación. En el caso de la vivienda, fíjate que se ha requerido 82 millardos de bolívares y eso son cerca de 20 millardos de dólares para la construcción de las viviendas en 2011 y 2012. Nosotros en 2011 hicimos un aporte importante de 4 millardos de dólares porque había que impulsar todo eso, pero ya este año  ya no hemos hecho aportes.

 

-¿Cuántas viviendas han entregado?

-Hemos entregado exactamente 242.585 viviendas. El año pasado se hicieron 145.000 viviendas y este año van 93.000. Esperamos cumplir nuestra meta. Eso ya cogió una dinámica.

 

-¿Esas viviendas son refacción?

-No. Todavía no hemos entrado a ese programa de ampliación. Sabes que hicimos un registro de vivienda. Se registraron 3 millones de familias, de las cuales 2,7 millones son viviendas nuevas y 300.000 son las que pueden recuperarse. De las que estoy hablando son viviendas nuevas, multifamiliares o unifamiliares. Cada jueves estamos entregando cerca de 3.000 viviendas en todo el país. Eso es algo que está caminando y hemos acordado con la banca cómo alimentar el Fondo Simón Bolívar donde estamos trabajando el tema de la cartera hipotecaria. Solamente este año son 12 millardos de bolívares de la cartera hipotecaria. Esas son misiones que ya van cogiendo un ritmo, se logró concentrar una fuerza importante y eso está caminando. Por supuesto, hay mucho trabajo que hacer porque tenemos que hacer 3 millones de viviendas. El viernes pasado se hizo el lanzamiento con el presidente Chávez el programa 0-800-Mihogar, que es para la clase media, porque hasta ahora hemos venido atendiendo usualmente la población que está sujeto al subsidio por su condición económica y que alcanza hasta 4 salarios mínimos pero de allí para arriba alguien que gane más de 8.500 bolívares estaba sin un programa específico y se logró establecer un programa donde el Estado coloca la tierra, logramos juntar los proyectos que están sometiendo los privados para utilizar la cartera hipotecaria, que ahora los aprueba el Órgano Superior de Vivienda. Juntamos esos dos elementos y estamos llamando a las familias. Se abrió un número: el 0-800-MiHogar, que ha atendido a 15.000 familias de clase media. Entonces la banca da el financiamiento al constructor, un financiamiento a corto plazo de dos años y el constructor puede desarrollar su proyecto. La banca le da el financiamiento de adquisición para estas familias de clase media, es un financiamiento a 25 años y sin inicial. Entonces tenemos elementos muy importantes: estamos trabajando con los constructores para que no excedan los 500.000 bolívares y por eso les estamos poniendo los materiales y una cantidad de exenciones de impuesto, trámites y tributos que se pagaban para la construcción. El terreno lo estamos colocando nosotros, el constructor pone su proyecto y su obra, se le financia y a la vez la banca financia a la clase media. Han llamado 215.000 personas y hemos hecho asignaciones en Puerto Ordaz , tenemos el de El Encantado, otro proyecto en El Hatillo, es decir, empieza a moverse este asunto y el sector construcción tuvo un crecimiento de más de 17% en este último PIB, que se ha convertido en uno de los motores de este crecimiento del país en este .     

 

 

El chip vino para quedarse

 

-¿Por qué se extendió la aplicación del chip para la venta de gasolina al estado Mérida si la resolución solo plantea para estados fronterizos?

-Es sólo en un municipio y se hizo porque allí está la planta de El Vigia. El contrabando de combustible es un problema que tiene años.

 

-¿Un problema que se ha exacerbado?

-Claro por el diferencial de precios. En Colombia se aumenta mientras que nosotros en Venezuela no tenemos una política para incrementar el precio y frente al hecho de que tenemos una frontera mayor a 2.000 kilómetros, afrontamos un problema de contrabando, que no sólo ocurre con la gasolina sino con los alimentos. Hace bastante tiempo comenzamos a trabajar, en 2007 y 2008, con un mecanismo que nos pareció importante porque se trata de garantizar el combustible para las personas que viven en la zona fronteriza porque el efecto del contrabando no sólo produce un daño patrimonial y porque alimenta cualquier actividad ilegal y violenta sino que desabastece la región porque los contrabandistas hacen que el combustible escasee en la zona, entonces comenzamos en Táchira un plan piloto con una tecnología 100% venezolana desarrollada por Pdvsa, es un sistema automatizado, que establece el consumo de combustible por cada vehículo  y ese es un consumo que establecemos de forma racional con mesas de trabajo.

 

-¿Existe un volumen tope de venta?

-No hay un estándar porque depende de cada particularidad. Hemos establecido hasta tres tanques de combustible por semana. Eso es mucho. El problema no es el usuario normal y honesto sino que en Táchira había vehículos que echaban hasta 9 tanques de gasolina por día. Esos son los que se llaman los vikingos, que ponían tanques de plástico y ocasionaban que el combustible en una estación se acabara al mediodía. En el caso del taxista, que necesita más viajes, el cupo es distinto. El sistema identifica a quienes echan seis o 10 tanques en un día y los va sacando. La realidad hoy en Táchira es que no hay problema de colas, no hay problema de abastecimiento y el consumo bajó, lo que despachaba de combustible de 180 millones de litros al mes a 150 millones, es decir, 30 millones de litros al mes y eso son cerca de 10.000 barriles diarios solamente por una medida como esta. Estas medidas, como son complejas, son consensuadas y por eso se hicieron las mesas de trabajo. El gobernador del estado Táchira, que es irracional y de la oposición, bombardeo la medida pero a pesar de eso todo el mundo se inscribió en el chip. Tenemos más de 297.000 vehículos en el estado Táchira que funciona perfecto y no hubo problemas durante la Feria de San Sebastián cuando van muchos turistas con sus vehículos y se registran temporalmente. El chip no es una cosa complicada, es una etiqueta que se pega en el parabrisas.

 

-¿Está planteado extender el chip a Falcón o a Sucre porque la resolución habla de estados fronterizos?

-No. Este programa es para los estados Táchira y Zulia; y en el caso del único municipio de Mérida se hizo porque la Planta de llenado de El Vigia porque los contrabandistas se iban por la carretera panamericana, y los transportistas pidieron que hiciéramos esa excepción y lo pusiéramos en el municipio Alberto Adriani. En el caso del Zulia se está mintiendo y lo ha querido utilizar el gobernador de manera muy irresponsable para la campaña política. Creo que todos los zulianos de buena fe saben que el tema del contrabando de combustible genera una cantidad de violencia. Nosotros habíamos comenzado el año pasado en La Guajira y ese problema se acabó y fue cuando se trasladó a Maracaibo pero es más complejo y dijimos que no lo íbamos a activar hasta que todo el mundo esté tranquilo con el sistema y lo conozca porque se estaban haciendo colas y nos desbordamos.

 

-¿En el Zulia continúa la instalación del chip?

-Sí.

 

-¿Cuánto se establecerá el control en la venta?

-Cuando estén dadas las condiciones.

 

-¿Después del 7 de octubre?

-No se trata de eso. Este plan lo comenzamos en 2007 porque no es posible que dejemos a nuestra Fuerza Armada Bolivariana combatiendo sólo ese problema porque allí se da una batalla contra eso todos los días, se decomisan pimpinas y pimpineros. Quiero agradecer a nuestra Fuerza Armada porque es un tema de soberanía. Entonces como era posible que del lado técnico y de la empresa, no hiciéramos nada e inventamos esto. Vamos a poner un sistema de control marítimo porque muchas embarcaciones, algunas vienen de afuera, toman nuestro combustible, se fondean en el Caribe. Lo estamos comenzando en el lago de Maracaibo con contratistas para Pdvsa. Es un plan que no tiene que ver con el tema electoral. Es una respuesta contundente y científica de nuestro Gobierno porque ese tema lo hemos estudiado mucho y vamos a ir al ritmo que impongan cada región. En cambio, el chip de la oposición es poner el precio de la gasolina a precio internacional mientras que nosotros tenemos una política de mantener el precio de la gasolina subsidiado y la estamos manteniendo.

 

-¿Cuánto representa ese subsidio al menos para cubrir los costos de producción?

-Sobrepasa fácil 1,5 millardos de dólares sin lugar a dudas para cubrir los costos de producción. Nosotros somos una empresa nacional  y no vamos a presionar para obtener una ganancia fácil.

 

-¿Diera la impresión que el chip llegó para quedarse?

-¿Qué te puedo decir? Tenemos que combatir el contrabando. Estaría faltando a nuestra responsabilidad si no hacemos algo para detener una situación que tenemos. Yo podría decir que eso de la frontera ha estado azotado por la inestabilidad de Colombia y hacen negocios en función de nuestros recursos no sólo energéticos sino de construcción y alimentos. Se ha establecido toda una cadena de negociado que alimenta grupos al margen de la ley en Colombia  y que tenemos que hacer algo para enfrentarlo.

 

-¿Comparte el criterio de quienes dicen que el subsidio a la gasolina favorece a las personas que más tienen?

-No me corresponde hacer un análisis de nuestra política de subsidios porque nosotros bastante esfuerzo hacemos en subsidiar un conjunto de actividades que deben traducirse en una mejor condición de vida de nuestro pueblo. También está subsidiada la energía eléctrica porque es un servicio público que debemos mejorar y hacer importantes inversiones. La otra receta que aquí se aplicaba era un criterio economicista según la cual quien pueda pagar pague y el resto está sin ese servicio que era lo que pasaba cuando estaban las empresas eléctrica privadas. En Caracas se pagaba una tarifa mucho más alta que lo que se pagaba en Cadafe, que tiene 90% de la distribución del mercado nacional pero prestaba un pésimo servicio. Ahora hemos unificado todo eso.

 

Importación de gasolina

 

-Usted ha negado que estemos importando gasolina

-No estamos importando gasolina. No se de donde salió eso.

 

-De las cifras del Departamento de Energía.

-Nuestras refinerías están allí para que las vean. Están operando, están funcionando. Tuve una discusión con un colega tuyo, no voy a decir nombre, que dijo que se dañaron unas válvulas en el Centro de Refinación de Paraguaná. En el CRP hay más de 400.000 válvulas instaladas, es una ciudad de acero, el complejo de refinación más grande del planeta y tiene una capacidad instalada de 1 millón de barriles diarios y nosotros procesamos 900.000 barriles diarios de combustibles. Nosotros exportamos a Estados Unidos  pero no importamos. ¿Qué cosas importamos nosotros? Componentes para combustibles. ¿Por qué? Porque en el país,  cuando llegamos después de que derrotamos el sabotaje, nos encontramos que se vendía gasolina con plomo que resultaba más barata justamente por esos cálculos economicistas y se importaba tetraetilo de plomo. Venezuela y otro país eran los únicos importadores mundiales de tetratetilo de plomo. Nosotros dijimos que teníamos que introducir oxigenantes para tener gasolina ecológica, verde y limpia. Esos oxigenantes son componentes combustibles que tenemos que importar porque no había capacidad en el país. Por eso es que la producción de MTBE, que es uno de los oxigenantes que se utilizan. Llegamos a un acuerdo con la ENI para tomar el control accionario de la empresa Ecofuel y ampliar esa capacidad de producción porque es una inversión muy rápida y no importar más componentes, pero nosotros no importamos gasolina. Nosotros en nuestros acuerdos internacionales, en nuestro comercial normal tenemos un cliente que está en la disposición geográfica más lejana a nosotros, hacemos operaciones de triangulación, de swaping. Por ejemplo, nosotros cuando estamos llevando combustibles a Bolivia nos conviene más hacer un swaping, es decir, comprar en el sur para suministrarle allá y triangulamos. A ese que le compramos suministros hacia el norte y ahorramos en flete, pero como nuestros informes son auditados, reflejan como una compra pero cuando se pone con la venta eso entra en balance. Es igual cuando se dice que Venezuela dejo de vender tanto petróleo a Estados Unidos.

 

-Según los datos de Pdvsa, ¿cuánto se exporta a Estados Unidos?

-Nos mantenemos entre los cuatro principales exportadores de los Estados Unidos y eso siempre está fluctuando. Esta primero Canadá, que es imbatible por la vecindad y los oleoductos que tiene hacia Estados Unidos. Entre el segundo, tercero y cuarto siempre estamos Arabia Saudita, Venezuela, México y a veces se acerca Nigeria. A veces somos el tercero, otras veces el cuarto y también hemos sido el segundo. Cuando somos el segundo nadie dice nada.

 

-¿Las exportaciones están por encima de 1 millón de barriles diarios?

-Sí. Entre 1,1 millón y 1,2 millones de barriles diarios. Todavía está vigente un recorte de 360.000 barriles diarios. También cuando se refleja un suministro de combustible a otro cliente nuestro desde Citgo, el Departamento de Energía lo refleja como una exportación desde los Estados Unidos, pero realmente es una producción de gasolina en un circuito nuestro. Más allá de eso, sólo digo que no estamos importando combustible y no lo necesitamos. Lo que más se nos ha exigido es el diesel para las plantas eléctricas y ahorita estamos en un plan agresivo de sustitución de diesel por gas y por eso estamos haciendo tanto énfasis en un conjunto de gasoductos para interconectar porque el tema eléctrico cuando afrontamos la crisis en 2010, comenzó a incrementarse mucho la generación termoeléctrica pero localizada para atender el desbalance; pero ahora estamos con los gasoductos detrás de la termoeléctrica que por al menos 1,5 millardos de dólares en proyectos de gasoductos.

 

-¿Se ha reducido el uso del diesel en el mercado interno?

-Lo estamos reduciendo. Se va a comenzar a reducir a final de este año exactamente porque a los proyectos siempre hay que hacerles una ingeniería y una construcción.

 

-¿Qué volumen se está destinando a ese proyecto?

-Al sistema eléctrico cerca de 300.000 barriles de diesel. Eso es bastante. Pero tenemos la fortuna que contamos con el gas y lo vamos a sustituir.

 

-¿Cuándo se podrá reducir el uso de ese diesel?

-A partir de este año comienza la reducción.

 

-¿En cuánto podría reducirse?

-Por lo menos este año pensamos que puede reducirse unos 20.000 barriles y lo vamos ir disminuyendo progresivamente. Tenemos el gasoducto José Francisco Bermúdez, de 470 kilómetros, que permitirá llevar el gas a la isla de Margarita y también en Cumaná. ¿Qué vamos a hacer nosotros con ese gas en Cumaná? Sustituir 12.000 barriles día de diesel que consumimos en la planta que está allá. Afortunadamente tenemos la base de recursos y lo que estamos haciendo es el trabajo de interconexión. Esa interconexión, antes era muy difícil porque no existía un proyecto estructurante como era el ICO, la conexión centro-occidental, que bastante pelea nos tocó con el general Guaicaipuro Lameda cuando nosotros estábamos en el Ente Nacional de Gas porque Pdvsa no quería hacer ese proyecto. Querían el proyecto de Enron para exportar el gas de Anaco, que es un gas super barato, para el mercado interno. Interconectamos el oriente y el occidente del país y ahora comienza a balancearse nuestro mercado de gas porque en oriente históricamente había muchos mechurrios y venteos. Ahora lo estamos recogiendo todo para balancear la demanda en nuestro territorio.

 

Los suministros a China

 

-Con respecto a los suministros a China, usted declaró que se están enviando 640.000 barriles diarios y que la mitad está comprometido con el financiamiento otorgado a la República.

-Es menos de la mitad.

        

-Hubo un punto de cuenta que usted le habría enviado al presidente Chávez en el cual le planteó que los suministros a China ocasionaba problemas financieros a Pdvsa.

-El tema es como se contextualizan las cosas porque se sacan de contexto.

 

-¿El punto de cuenta existió?

-El tema existió pero no sé que cosa mostraron estos señores de la oposición porque el candidato de la derecha mostró una supuesta comunicación firmada por el ministro de la Defensa. Con esa gente no se puede ni hablar porque lo que hacen es pegar cuatro gritos y cinco insultos. Intentan poner al Fondo Chino como una cosa misteriosa, ese acuerdo al igual que los que se tienen con los distintos países están aprobados por la Asamblea Nacional, son publicados en la Gaceta Oficial. No hay nada secreto y de hecho para la renovación del fondo se fue a la Asamblea Nacional y se dio esa discusión pública. No hay que tener una maestría en finanzas para entender el mecanismo del Fondo Chino. Estamos haciendo un suministro de petróleo a China de 640.000 barriles diarios, que se hace a precio de mercado. No tenemos una política de descuento a nadie.

 

-¿Quién paga el flete?

-Ya te voy a explicar. La facultad de colocar los precios en el país se la había dado al antiguo Ministerio de Minas e Hidrocarburos a la vieja Pdvsa. Era Pdvsa quien ponía los precios. Por eso es que Pdvsa le daba a Citgo descuentos de 4 dólares el barril cuando el precio era de 8 o 9 dólares el barril. Es como si ahora le diera a Estados Unidos un descuento de 40 dólares el barril porque ahora está a 100. Eso no sucede ya. Nosotros cuando llegamos acá, una de las primeras cosas que hicimos y trabajamos fue que el Ministerio reestableciera sus facultades de fijar el precio. Hoy día todos los precios de nuestro petróleo están en una fórmula que se publican en la Gaceta Oficial. Son unas fórmulas de precios que dependiendo del mercado tiene distintos referentes el WTI, el Brent o el crudo de Singapur. Resulta que a China no solo se le vende a precio de mercado sino que es más alto que al que vendemos ese crudo en el Atlántico.

 

-¿Por qué?

-En el Atlántico confluyen muchos productores de crudo pesado: México, los mismos Estados Unidos…

 

-La competencia es mayor

-Claro. Hay una baja en la valoración de los crudos pesados porque hay más oferta pero eso no pasa en el caso de Asia, donde tenemos grandes demandantes que son una de las tres principales economías: China, Japón e India. Esos tres países son grandes demandantes de petróleo. Entonces cuando vendemos un barril de petróleo a China no sólo lo vendemos a precio de mercado sino que es un precio superior al mercado del Atlántico por eso el precio de nuestra cesta ahora está 10 dólares por encima del WTI. Cuando vendíamos solo en la cuenca del Atlántico, la cesta venezolana estaba por debajo del WTI. Estamos por encima y cada dólar que estoy en ingresos adicionales para el país significa 970 millones de dólares al año. Para nosotros resulta ser un tremendo negocio. Tenemos varios esquemas de ventas porque contamos con una empresa mixta con la CNPC donde tenemos buques propios. La CNPC tiene 50% y nosotros 50% y llevamos en grandes buques de que hacen rentable la ruta. Están saliendo buques de esos cada dos días.

 

-¿Quién cubre el flete?

-Tenemos venta CIF, lo viene a buscar aquí o cuando lo hacemos con nuestra empresa mixta el flete es para nuestra empresa mixta. Además hemos trabajado para que esos buques se vengan llenos también.

 

-De esos 640.000 barriles, ¿cuánto es crudo y cuánto productos?

-La mayor parte es fuel oil. Por eso también el precio es mejor en China. ¿Cuando vamos a poder enviar la mayoría de petróleo? Cuando estén listas las refinerías que estamos haciendo en China. Dentro de los acuerdos con China  hay la posibilidad de construir 3 refinerías en China.

 

-¿La que usted puso la primera piedra?

-Yo estuve en el acto para poner la primera piedra. En Guandong, una refinería gigantesca de 200.000 barriles diarios. Todas las empresas internacionales quieren tener una presencia en China porque ese es un mercado que se está expandiendo. Solamente el crecimiento del grupo vehicular y la economía. Es la segunda economía del planeta. Entonces no veo razón ninguna porque alguien le disgusta  que nosotros vendamos a China. Sería una tontería no venderle a China. La vieja Pdvsa no le vendía a China porque había intereses muy atados a los norteamericanos, grandes negocios en los que estaban Exxon Mobil, Chevron y Conoco. Ahora nosotros controlamos la comercialización porque eso lo establece la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Por eso no veo razón para no venderle a China. Nosotros vendemos a precio de mercado y se puede demostrar, se puede ver el valor de nuestra cesta que está por encima del que vendemos aquí porque allá la oferta de productos pesados, gas y fuel es más restringida. En lo que respecta al financiamiento de largo plazo con China, debo decir que hay dos modalidades: una es el Fondo Conjunto Chino Venezolano, el cual son tramos de 4 millardos de dólares, que nos presta el Banco de Desarrollo de China, y el Fonden pone 2 millardos de dólares que da 6 millardos de dólares; y la otra modalidad es el financiamiento de gran volumen y largo plazo por 20 millardos de dólares. Es a largo plazo porque es a 10 años. El primero es como un revolvente de no más de tres años, y se paga con petróleo porque nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos establece que el Estado venezolano puede colocar directamente su petróleo a cuenta del concepto de regalías en especies, utilizando una operadora y en ese caso la operadora es Pdvsa. Esa posibilidad está en nuestra ley y también estaba vigente en la de 1943. Luego nosotros entregamos a nombre del Estado esa producción para pagar, pero el excedente una vez que se cancela el monto que está establecido, el préstamo viene a Pdvsa. Por supuesto que si no viniera nos crearía un problema y eso es lo que tratan de explotar.

 

-¿Ese dinero no va al Bandes?

-Al Bandes va todo el monto, recibe el préstamo del BDC y envía una parte a nosotros para cubrir nuestras operaciones. Eso para nosotros no tiene pérdida. La discusión que tal vez tratan de explotar es que se coloca el barril a nombre del Estado, pero el Estado retorna a Pdvsa todo lo necesario para cubrir sus costos.

 

-¿En todo momento el Estado ha devuelto ese dinero a Pdvsa?

-Siempre. De lo contrario no lo podríamos mantener y en eso nuestro Gobierno ha sido muy cuidadoso. No vamos a acabar con nuestra propia empresa. Sería una tontería porque nos da un extraordinario dividendo. Esa gente que dice que el Estado no debe meterse en actividades como la petrolera -que es el programa de la MUD, la Mesa de la Ultra Derecha- lo que quiere es reestablecer la apertura petrolera. El negocio petrolero es un extraordinario negocio, entonces nosotros cuidamos a nuestra empresa para que se expanda, fortalezca y siga produciendo. También nos critican Petrocaribe y debo decir que tampoco vendemos con descuento.

 

 

La compensación de Petrocaribe

 

-¿El finaciamiento de Petrocaribe por el largo plazo y las bajas tasas de interés no termina siendo una manera de descuento?

-Ese es un acuerdo entre gobiernos y esa es una deuda que asume la República, es decir, se trata de un acuerdo de gobierno a gobierno.

 

-Es una acreencia para la República, ¿para Pdvsa es una cuenta por cobrar?

-En una transición porque hay un mecanismo que no se ha mencionado pero que es importante como es la compensación de esa deuda. Es importante decir algo que Petrocaribe ha sido el acuerdo más atacado. No podíamos permanecer indolentes a la situación de la asimetría de los mercados que existe en el mundo, es decir, al acceso a la energía a la cual están negados países por sus condiciones económicas. El consumo de los 11 países del Caribe oriental no es más de 10.000 barriles diarios de petróleo y se compara eso con el consumo de Estados Unidos que son 20 millones de barriles día. Ese mercado se convertía en un mercado premium, es decir, para que un buque en vez de ir a Estados Unidos se desviara a llevarle combustible a Dominica había que pagar lo que se llama el costo de oportunidad y ese suministro siempre tenía un precio de 3, 4 o 5 dólares por encima. Eso es lo que los traders llaman un premium. Ahora que curioso, ese mercado siempre se atendió con petróleo venezolano solo que no lo vendía Pdvsa.

 

-¿Lo vendía un intermediario?

-Pregúntate quién es ese intermediario. ¿Cómo se llama la compañía de Calderon Berti? Vectra por ejemplo, sólo para dar un nombre. También Exxon Mobil, Chevron y Shell. Eran los campeones del Caribe, junto a la Gente del Petróleo, que tiene sus compañías. Eso se les acabo y asumimos la comercialización y venta directa de petróleo al Caribe. Un segundo elemento es que nosotros con países muy pequeños como los del Caribe oriental tenemos un acuerdo que una parte de la factura, dependiendo del precio del petróleo, se financia a largo plazo.

 

-¿El porcentaje de financiamiento no es alto tomando en cuenta que está por encima de 100 dólares por barril?

-Eso depende, es variable. Allí ellos tienen la posibilidad de pagarnos con bienes, servicios o especies. ¿Por qué no se dice que ahora tenemos 49% de participación en la refinería Petrojam en Jamaica? ¿O Refidomsa en República Dominicana donde tenemos 49%? ¿Por qué no se dice que tenemos en la refinería de Cienfuegos una participación importante de 40%? La vieja Pdvsa y otras empresas siempre trataron de entrar a Cienfuegos. Ahora nosotros tenemos 11 empresas mixtas y 3 refinerías en todo el Caribe y vamos a tener una refinería en Centroamérica. Tenemos una posición de mercado que no teníamos. Nuestra presencia geopolítica también es importante y hacemos nuestras ventas directamente con algunos países con los que tenemos esquemas de financiamiento a largo plazo y con la mayoría tenemos  la posibilidad de recibir pagos en especie.

 

-¿Las caraotas, el arroz o los pantalones que se recibieron como pago son transferidos a algún organismo del Estado?             

-Claro. Eso forma parte de nuestros aportes al desarrollo social. Pero lo más importante es quien chequea que eso es equivalente a la factura petrolera.

 

-¿Quién chequea eso?

-Nuestros auditores externos. Hablaste de caraotas y pantalones, pero también podemos hablar de fábricas y tractores. Nosotros cuando conciliamos nuestras deudas, porque no se puede dejar eso como un cabo suelto, se ve el valor del tractor contra el del barril porque no hay la transacción del dólar. Tenemos una especie de caja de compensación o intercambio entre nosotros. Es como el Sucre. Esa idea está concebida ahora con más claridad en el Sucre con el Alba. El país no tiene que ir a buscar una divisa y erogarla; y nosotros no se tiene que ir a buscar una divisa a Cadivi para traer los tractores sino que todo se compensa con bienes y servicios. Ese es el secreto de este tema, ahora es una forma nueva y también audaz. Es una forma de lograr una presencia importante en un mercado que no teníamos. Ahora tenemos presencia en Argentina, Uruguay, Centroamérica y a todo el Caribe. Ahora vendemos a todas partes.

 

-A Petrocaribe se le critica que no beneficia a empresas privadas venezolanas como sí ocurría con el Acuerdo de San José

-Nosotros hemos logrado que en las distintas obras, como en las refinerías que estamos haciendo en Nicaragua y Cuba, estén los privados nuestros. Lo que pasa que no se publicita y entonces se tiene una visión sesgada del tema, pero todo ese patio de tanques que hicimos en la refinería de Cienfuegos fue hecho por una empresa venezolana y nosotros vamos con ellos porque no fabricamos eso. También los contratamos aquí para las viviendas y todo el intercambio que se hace. Muchas veces las empresas que vienen a instalarse aquí lo hacen con privados venezolanos. Allí hay una dinámica que está ocurriendo con los privados que nosotros promovemos, abrimos las puertas. No es la razón única de nuestros acuerdos pero es un efecto que viene asociado. El punto máximo de ese esfuerzo nuestro es la entrada al Mercosur. ¿Quién se puede oponer a nuestra entrada al Mercosur? Los que tienen esa cadena unidireccional con Estados Unidos. Hay un interés comercial creado. Eso es lícito pero el que tiene un acuerdo con una empresa norteamericana quiere tener monopolizado ese mercado. Ahora se abrió la puerta para tener comercio con Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay cuando se reestablezca la situación política en ese país. Nosotros estuvimos en Argentina en unas actividades para los temas con YPF y estuvimos en una reunión con empresarios argentinos. Ellos vienen para acá. ¿Qué le dijimos nosotros? Bueno vengan para acá a buscar alianzas con nuestros privados venezolanos para atender un mercado que también se abre en Argentina. Nosotros también podemos exportar cosas. Ahora se trata de superar el modelo rentista petrolero de que sólo exportamos petróleo. Mostramos en la Faja del Orinoco, junto al Presidente, nuestra fábrica de tuberías. Eso estaba acabado y ahora estamos supliendo nuestra demanda y vamos a exportar. ¿A dónde vamos a exportar? Yo también puedo exportar al Mercosur no solo importar del Mercosur. Estuvimos mostrando la plataforma que hicimos con el señor Van Dam de Vhicoa. La plataforma 4 de febrero que es la primera vez en 100 años de actividad petrolera que se hace una plataforma de esa magnitud. Nosotros podemos atender todos esos mercados con estas oportunidades que ha abierto la geopolítica venezolana.

 

Arbitrajes internacionales

 

-Llegaron a un acuerdo con la firma Exterran para evitar el arbitraje internacional, ¿es posible eso con otras transnacionales?

-Llegamos a un acuerdo amistoso.

 

-¿Hay posibilidades de nuevos acuerdos amistosos?

-Con los arbitrajes se vulneró nuestra soberanía jurisdiccional y ese era uno de los elementos asociados más chocantes de la apertura petrolera. En todos los contratos que se firmaron se contempló el arbitraje internacional, que iba en contra de nuestra mejor tradición de legislación petrolera venezolana. Siempre estuvo vigente la Doctrina Calvo y desde inicios de la explotación petrolera con el Código Minero de 1910 ya eso estaba establecido. Sólo la apertura petrolera fue capaz de derrumbar esa barrera y por eso es que tenemos que defendernos en los tribunales internacionales para dejar ese elemento claro. Nosotros siempre que hemos nacionalizado empresas hemos propuesto y planteado como una primera opción el acuerdo amistoso entre las partes. Ha sido nuestra postura porque siempre hemos reconocido que una nacionalización tiene que atender no el valor del negocio sino el de los activos.

 

-¿Eso es factible con Conoco y con Exxon?

-Con Conoco y con Exxon lo intentamos, pero ellos no quisieron. Exxon Mobil ni siquiera quiso hablar con nosotros porque son las típicas empresas del imperialismo. Son prepotentes y arrogantes. Quieren darle a los países productores como una lección o escarmiento. A eso nos condujo la apertura petrolera. Afortunadamente hemos sido exitosos en la defensa de los intereses de la República y hemos logrado batir en esos escenarios que son profundamente adversos batirnos en defendernos porque tenemos que hacerlo. De los 33 convenios operativos, logramos acuerdo con 30 empresas. Se fue Conoco, Petro Canadá. Logramos un acuerdo amistoso con ENI y Total; y después en la Faja, de 11 empresas logramos acuerdo con 9, excepto Exxon Mobil y Conoco. Nosotros siempre hemos llegado acuerdos en esos temas, y hemos dejado abierto esa posibilidad. Lo único es que las empresas tienen que entender es que deben respetar nuestras decisiones soberanas. Nosotros, y sobre todo el Presidente Chávez, que es un presidente muy valiente, no va a claudicar a esos principios de soberanía nacional e independencia porque son nuestros objetivos históricos. En el caso de Exterran, nos propusieron un acuerdo, lo analizamos y llegamos a un acuerdo amistoso antes de que ese mecanismo perverso del arbitraje siguiera desarrollándose.

 

-¿Cómo ve que empresarios venezolanos recurran al arbitraje internacional como el caso de Venoco?

-Eso es un exabrupto. No sé de donde le salió eso a ellos. Es una cosa absurda. Ese es de los últimos casos porque claro como nos salimos afortunadamente ya del Ciadi y venció el lapso entonces eso es lo que se llaman demandas temerarias.

 

-¿Toda demanda hecha después del 25 de julio tiene sentido?

-Para nosotros no. Es que no tienen razón alguna para recurrir al Ciadi porque se trata de una empresa nacional. Los mecanismos del Ciadi están atados a los tratados de promoción y protección de inversiones.

 

-La demanda de Venoco señala que se trata de empresarios holandeses

-Claro. La Exxon Mobil también dijo que era holandesa. Ese es uno de los primeros puntos nuestros es la jurisdicción. ¿De cuándo acá la Exxon Mobil es holandesa? Solo que el bendito tratado de protección de inversiones con Holanda permitía recurrir al arbitraje y de la noche a la mañana todas las empresas son holandesas. Nosotros no aceptamos eso, eso es una parte de respeto. Eso es lo que se llama demandas temerarias. En Estados Unidos han demandado a la OPEP cantidad de veces en cualquier tribunal. Han demandado a Saudi Aramco y a Citgo la demandaron una vez por un tema de esclavitud. O sea, es la derecha nacional e internacional actuando en cualquier resquicio que abrió la Cuarta República para tratar de torpedear nuestro proceso.

 

El doble cargo: ministro y presidente de Pdvsa

 

- En el programa de Gobierno de la oposición se critica que usted tenga el cargo de ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa porque eso impide que haya control sobre la empresa

-Fue una decisión del presidente Chávez tener la misma figura como ministro y presidente de Pdvsa. Si se revisa nuestra historia vemos que Juan Pablo Pérez Alfonso, siendo ministro, fue presidente de la antigua Corporación Venezolana del Petróleo. La mejor tradición y de gestión del tema petrolero y de los países productores garantiza el control del Estado sobre la empresa por ser un tema estratégico. Así es en todos los países árabes. Ve a decirle a Ali al-Naimi (ministro de Petróleo de Arabia Saudita) que el no tiene nada que ver con Saudi Aramco y que debe ser independiente del Reino Saudita, para ver donde termina el que diga eso. La empresa estatal operadora no puede ir por su cuenta. ¿Rendirle cuentas a quien? Nosotros le rendimos cuenta a la Asamblea de Accionistas, donde entre otras personas está el ministro Jorge Giordani, al final le rendimos cuenta al jefe de Estado. Pdvsa es la empresa petrolera más escrutada del planeta y estamos sujetos a la rendición de cuenta permanente. A la Contraloría General de la República le tenemos que rendir cuenta permanentemente. A quien se le ocurre que la industria petrolera en Venezuela tenía que andar en una aparente independencia  de gestión y de rendición de cuentas. Eso solo se le ocurre a la Gente del Petróleo porque aquí cuando se hizo la nacionalización chucuta se estableció que la empresa petrolera debía tener un criterio comercial distinto a lo que era la figura del control del Estado. Tomaron el control de la CVP y la convirtieron en una filial de Pdvsa. Eso solo se le ocurrió a la Gente del Petróleo y eso terminó en el sabotaje petrolero. La vieja Pdvsa con ese bendito principio de autonomía y que no podía estar sujeta al Ministerio, la llevo a una confrontación con el Estado. Ellos fueron los que diseñaron, planificaron y ejecutaron  la apertura petrolera y su figura más resaltante es Luis Giusti, que después terminó siendo asesor de Bush y del directorio de la Shell. Eso es un desastre, desde el punto de vista ético, que alguien que está al servicio de una empresa del Estado termine siendo director de tu competidor. ¿Quién resguarda los secretos estratégicos de la Nación?  Ellos acabaron con eso, impusieron y diseñaron la apertura, introdujeron los convenios operativos cual caballo de Troya y entregaron 500.000 barriles día de petróleo a los socios privados. Nosotros denunciamos ante la Fiscalía a unos de esos presidentes autónomos como fue Gustavo Roosen, que entregó a Chevron el campo Boscán porque era un campo marginal que producía 80.000 barriles diarios. Estuvimos revisando la composición accionaria de ese convenio operativo y aparecía una pequeña empresa nacional registrada en las islas Cayman y Roosen tenía participación en la empresa, lo entregamos a la Fiscalía y estamos esperando que responda pero eso. ¿Y quién era Andrés Sosa Pietri? El tuvo la desfachatez, y creo que eso es un delito, que su propia fábrica de válvulas le vendía a la propia Pdvsa. A eso condujo esa autonomía, los convenios operativos,  los de la Faja y el sabotaje petrolero. Fíjate a qué punto llegó esa autonomía pretendida que ellos quieren, reclaman y claman. Cuando el presidente Chávez nombró en 2002 a la junta directiva de Pdvsa, encabezada por Gastón Parra, dijeron que no reconocían eso. Aquellos 14 gerentes que no reconocían a Gastón Parra, que fue uno de los hombres más preclaros del pensamiento petrolero de este país, porque no era meritócrata. Esa compañía era de ellos y vino el sabotaje petrolero. ¿Cuánto fue la pérdida para el país? 14,7 millardos de dólares y cuánto fue la pérdida para el país, además de toda la situación de angustia y zozobra que nos causaron. Daños que llegan a 18 millardos de dólares por el daño que nos causaron afuera con clientes y con toda la situación de desastre. Nadie hace lo que ellos hicieron.

 

-¿Esa designación evita conflictos del pasado?

-Completamente. Antes la estructura del Ministerio era un cascarón vacío y ahora tenemos una perfecta alineación de la empresa con le ministerio, que es el representante del Estado en este asunto petrolero con los roles bien separados. Una cosa es el generador de políticas y otras el operador.

 

-¿Usted tiene claro cómo separar esos roles?

-Claro. Nosotros manejamos nuestros comités de operaciones aparte, tenemos nuestras vicepresidencias operacionales. ¿Crees que vamos a cometer el error de que el presidente de la empresa esté pendiente de si la válvula que se va a meter en tal gasoducto es de bola o de compuerta? Estamos al frente de la junta directiva para los temas estratégicos y los comités operacionales funcionan y tienen que rendir cuenta. Hay los comités de seguimiento, planificación y está la Asamblea de Accionistas. Después está la rendición de cuenta con el presidente Chávez, ante el Consejo de Ministros y la Asamblea Nacional y ante el que quiera. Nosotros garantizamos que Pdvsa está, como ha debido estar en su fundación, subordinada al interés del Estado y al interés supremo del interés colectivo. Aquí nosotros no andamos inventando planes por nuestra cuenta ni haciendo las cosas que nos parezcan porque eso desencadena en todo un mecanismo que termina mal. Pero eso es solo una sola cosa de lo que habla la MUD.

 

La propuesta de la oposición

 

-Algunos analistas sugieran crear una agencia reguladora, siguiendo el modelo de Brasil o Colombia

-Eso es un modelo propio para países donde la industria petrolera está privatizada. Una agente reguladora, teóricamente en toda la teoría de la regulación, existe cuando se tiene que crear condiciones de competencia entre actores privados o donde no existe la empresa del Estado. Respeto los modelos existentes pero en Colombia hay un proceso de privatización en marcha. ¿Quién está metida en Colombia? La Gente del Petróleo con Pacific Rubiales y por eso el candidato de la derecha pasó buena parte de sus inicios en Colombia haciendo sus acuerdos. Allí están las fotos con Giusti, Ronald Pantin y toda esta gente. Ese es un esquema de aperturista y liquidacionista para nosotros como país petrolero. Cuando dicen que exista una agencia de petróleo es porque el ministerio se va a desdibujar en su competencia, el Estado se retira  y quien entrega los derechos de tierra y promueve la competencia  es una agencia independiente. Ya no es solo Pdvsa independiente del Ministerio, sino la actividad petrolera independiente del Ministerio y eso es minimizar el rol del Estado y conduce a la privatización de las actividades. Por eso es que plantean el regulador, pero no tienen la valentía política de decir claramente lo que están proponiéndole al país. Lo que debería hacer el candidato de la extrema derecha es decir claramente lo que quiere hacer con la industria petrolera. Es una estupidez decir que me va a despedir. Aquí el que manda es Chávez. Ese señor fascista y asaltante de embajadas tiene bien lejos la posibilidad de ser Presidente de este país.

 

-¿?¿Qué siente ser tema de la campaña en vista de que el candidato Henrique Capriles ya lo despidió y el presidente Chávez lo ratificó por seis años?

-¡Si hombre! ¿Despedido por ese señor? (Risas) Más allá del tema personal, porque yo tengo mis opiniones muy personales de ese señor, ese muchacho tiene un problema: es un hombre fascista aunque tenga rostro de joven y representa lo más peligroso de la extrema derecha. Es un pensamiento excluyente y peligroso. Vimos su actuación durante el golpe de Estado. Yo lo vi persiguiendo chapistas con su policía. Llevándose preso al entonces diputado Tarek William Saab, llevándose a golpes al entonces ministro Rodríguez Chacín y todos los vimos asaltando la Embajada de Cuba. Ni cuando el Golpe de Estado contra Allende, Pinochet hizo eso. Ese candidato de la MUD se metió a una embajada y estaba persiguiendo a los chavistas. ¿Cómo ese señor pretende dirigir a este país? Hay que recordar que cuando comenzó el sabotaje petrolero, ellos y su partido de extrema derecha lo alentaron desde Chuao. Debemos recordar que cuando hubo guarimbas y sometieron a nuestro país, sobre todo al este de la ciudad, eran alcaldes. Fue una situación desastrosa. ¿Cómo esta gente pretende dirigir a este país? ¿Cómo cree él que sería viable imponerle ese programa privatizador a Pdvsa? Los trabajadores de Pdvsa no lo van a aceptar. Aquí el único que garantiza la gobernabilidad, dado el grado de desarrollo político y de nuestro Estado y de nuestras instituciones como Pdvsa, es el Presidente Chávez.

 

-Ahora que menciona a los trabajadores, ¿qué peso financiero tiene la nueva convención colectiva?

-Muy poco. No llega ni siquiera 25% de nuestra estructura de costos. Ahora volviendo a lo que venía hablando, yo también tengo mis opiniones personales sobre ese caballero. Es un tipo peligroso y sumiría a este país en una situación de inestabilidad política que lo encontramos aquí en 1999 de violencia, de represión. Yo también pienso que cosas deberíamos hacer con ellos pero no se trata de eso sino de confrontar dos modelos y lo que está claro aquí es que ellos están planteando es algo que no es para nada novedoso. Ese programa de la MUD es el de la apertura petrolera.

 

-Han señalado que pueden trabajar con la Ley de Hidrocarburos vigente  

-Una cosa no cuadra con la otra. Si se va a tener una agencia reguladora, se tiene que derogar la Ley de Hidrocarburos y más aún la Constitución porque en los artículos 303 y 304 reservan esa actividad para el Estado a través de Pdvsa. Entonces, ¿que se va  hacer con la bendita agencia y la Constitución? Tienen que eliminarla y derogar la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

 

-¿No coinciden ambas propuestas en aumentar la producción?

-La gran pregunta es cómo. Nosotros vamos a ampliar esa capacidad de producción en el marco de las políticas de defensa de nuestro precio y manteniendo el control operacional y financiero de toda Pdvsa. ¿Cómo van a aumentar ellos la producción? Ellos ya nos dijeron cómo y eso fue con la apertura petrolera. ¿Lo van a hacer con las transnacionales? ¿para qué la agencia esa? Ellos también mencionan que al sector privado nacional hay que darle mayor participación. ¿Qué quiere decir eso? ¿Quién aquí puede asumir inversiones de 135 millardos de dólares? Nadie.

 

 -Se ha dicho que una opción sería que del 60% de participación de Pdvsa en las empresas mixtas se baje a 51%, ¿eso no es lo mismo que quieren hacer con la china Citic?

-No. Nosotros tenemos el control operacional. Cuando me hablas del caso de Citic estamos hablando de una empresa donde Pdvsa tiene 70%. Cuando se toca la puerta en Petropiar sale un venezolano. Por eso es que podemos entrar a esas empresas, a ese territorio y esos muchachos pueden hacer todo lo que están desarrollando. Hay diferencias muy importantes. Pregúntale al candidato de la derecha cómo va a aumentar la producción. No lo va a decir porque ese paquetazo lo tiene reservado como el PP cuando ganó en Espana. No dijo cómo y mira la sorpresita que le tenía al pueblo español. ¿Cómo van a hacer eso?¿Qué significa revisar los convenios?¿Cuáles convenios vas a revisar? ¿Será que van a hacer como hizo Carmona cuando el golpe de Estado que derogó el decreto que eliminaba las cuotas balón? ¿Qué viene después de eso? Hay mucha incertidumbre. Una característica del Comandante Presidente Chávez es que él le ha hablado claro al país. A veces a la gente le parece bien, a veces lo critica pero el Presidente en eso es siempre de cara al pueblo, con la verdad por delante. Nosotros decimos que son las banderas del socialismo y son las banderas del socialismo. Aquí no hay sorpresas. Nosotros hicimos nuestro programa y está clarito. Nosotros decimos como vamos a hacer las cosas y en política petrolera eso está más que claro porque no es algo que estamos prometiendo hacer. Este candidato de la derecha está prometiendo de todo. En cambio nosotros estamos hablando sobre cosas ciertas, reales y concretas. El presidente Chávez cuando lanza el eje Orinoco no está hablando en el aire.

 

-¿No es un incumplimiento el hecho que no hayan aumentado la producción como se anunció en 2005 con el Plan de Siembra Petrolera?

-No. Se está obviando la situación del mercado. Todos los planes tienen una orientación estratégica pero pueden tener ajustes tácticos. ¿Quién iba a imaginar que el precio del petróleo se iba a desplomar como ocurrió en 2008? Nadie.

 

-Si se ve el plan, en 2012 se debería estar produciendo lo que ahora se anuncia para 2018

-Está bien pero tal vez tendríamos un precio de 35 dólares por barril. Ellos en 1998 estaban en una política volumétrica cuando se dio la reunión de Yakarta de la OPEP. Iban a producir más petróleo pero a qué precio. Por eso es que voy a responder la pregunta que no me has hecho si regalamos el petróleo o no.

 

-Se la he preguntado de otra forma cuando hablamos de los suministros a China y Petrocaribe, pero está bien se la hago: ¿por qué usted dice que no se está regalando el petróleo?

-Gracias.

 

-Usted me la ha respondido

-Te la he respondido por partes. Primero que todo, el presidente Chávez ha sido muy claro en que nuestro petróleo que es un recurso natural que se agota y se acaba. Mira como hay países como los del mar del Norte, Indonesia o México, que su producción está declinando. El Presidente ha dicho que nuestro recurso natural hay que venderlo a un buen precio, un precio justo. Desde que llegó al Gobierno ha tenido eso en mente y entonces cuando se habla de regalar el petróleo hay que hablar cuál es la postura con respecto al precio que debe tener con respecto al recurso natural. Si se tiene a las transnacionales operando en el país, si se tiene una clase política profundamente comprometida con los intereses políticos y económicos de Estados Unidos, entonces el papel es regalar el petróleo a Estados Unidos y abates con una política volumétrica del precio del barril.

 

-¿Ese aumento no obedece más a las condiciones de mercado o al consumo de China?

-No. Gracias por llegar a ese punto. Ese es un bendito profesor del IESA que dice eso. Tiene que ver con una clara posición de regulación de la producción.

 

-¿Está hablando de la reunión de Caracas?

-Sí, la del año 2000. La Cuarta República y la apertura petrolera estaban incumpliendo todas esas cuotas. Se burlaban de la OPEP, decían que era un club de Pinochos, que la orimulsión no era petróleo y estaba inundando el crudo mejorado. Cuando el Presidente se pone de acuerdo con todos los países de la OPEP y empieza a cumplir su cuota y se empieza a trabajar en sostener el precio. Se fijo la banda de entre 22 y 28 dólares por barril y ahora se fijo en 100 dólares por barril. Allí hay una clara posición de cómo nosotros tenemos que vender nuestro producto. Entonces hay una postura que es la de la apertura petrolera, que es la que sostiene el candidato de la derecha de subestimar el precio del petróleo y la postura del Presidente de que nosotros no debemos regalar nuestro petróleo sino más bien venderla a un precio justo. Ese es un primer elemento que nosotros estamos en la posición de defensa del precio justo. Segundo, me preguntaste si se hacían descuentos a China y lo expliqué, pero en cambio la política de descuento fue una práctica sostenida de la vieja Pdvsa, porque se buscaba penetrar mercados a cuenta de los ingresos fiscales, entonces el hecho de que acá se dieran descuentos sobre nuestros envíos al exterior era una política sostenida de entregar petróleo barato a grandes países consumidores, así se entró a Ruhr Oil y en Citgo con un alto costo para nosotros. Estimamos que los descuentos a Citgo fueron más de 5,2 millardos de dólares que se transfirieron a Estados Unidos, que es la economía más poderosa del planeta. Tercero, la orimulsión, que no era más que una estrategia anti OPEP, se lanzó en la apertura petrolera, se decía que era una faja bituminosa, y se vendía petróleo extra pesado como bitumen, luego se vino con el argumento de que como era bitumen no competía con el petróleo sino con el carbón. Entonces todos los contratos se hicieron con precios referenciales del carbón, se estaba regalando el petróleo a 4 dólares el barril y aquí nosotros ese mismo petróleo lo vendemos a 100 dólares el barril. Esa producción de Petrosinovensa, que hoy produce 150.000 barriles diarios, la vendemos a 100 dólares el barril y no a 4 dólares. Era lo que se regalaba antes. Eso sí es un regalo; y luego está el régimen fiscal que fue el regalo más abierto a las transnacionales porque aquí se implantó un régimen fiscal con una regalía de 1%. Cuando Juan Vicente Gómez los impuestos fueron de 3% pero la Cuarta República lo impuso a 1% estos mismos señores de hoy porque así como este candidato de la derecha no dice qué va a hacer con el país, tampoco dice ni quiere que digan qué es el candidato de AD y Copei. A los adecos lo tienen como escondidos y a los copeyanos también. Los gobiernos de AD y COPEI y sus derivados aprobaron el régimen fiscal de la apertura petrolera de 1% de regalía, 34% de ISLR y Pdvsa como sabes no solamente no tenía mayoría accionaria sino que no podía tenerla. Tenía 30% o 40% en todos los proyectos de la Faja del Orinoco. Ellos comercializaron el crudo y eso fue la entrega, el desastre. Eso lo revirtió el presidente Chávez porque ese régimen fiscal nos permitió recuperar a nosotros 383,2 millardos  de dólares. En los 10 años de la apertura, se recuperó 23,4 millardos de dólares. ¿De dónde se obtiene este ingreso para el Estado? De la Ley Orgánica de Hidrocarburos y de una política de incremento del precio y de la nacionalización de la Faja del Orinoco. Solamente la nacionalización de la Faja nos permitió recuperar 251,6 millardos de dólares que si no se lo hubieran llevado entre la Exxon Mobil y la Conoco. Si se revisan los papers que hacen en Harvard sobre los negocios de la Faja del Orinoco, se ve que la apertura fue el mundo ideal de las transnacionales.

 

-Se argumenta que ese régimen fiscal obedecía a que las condiciones de mercado eran distintas porque el precio del crudo estaba muy bajo

-Es que los precios no están desvinculados de la política. Ese es nuestro argumento y que se puede probar por lo que ha pasado en el seno de la OPEP. Fíjate que si se hubiera mantenido el régimen legal se hubiera recaudado sólo la cantidad de 41 millardos de dólares. Aquí en Pdvsa, en todo este trabajo que se hizo con el doctor Bernard Mommer y todo el trabajo que se hizo para desmontar la apertura petrolera, conseguimos el proyecto de Araguaney, que era el régimen fiscal que estaba preparando la vieja Pdvsa para los negocios petroleros no solo de la Faja.

 

-¿El que planteaba casi la eliminación de la regalía?

-¿Sabes quien encabezaba ese equipo? Leopoldo López. El no puede negar eso. Era su paquete. Cuando dicen que estamos regalando el petróleo están mintiendo y es una mentira que no podemos dejar pasar así bajo la mesa porque este es un recurso que es de todos los venezolanos. Para nada hacemos descuentos ni regalamos el petróleo. Muy por el contrario, los que tuvieron una política de entrega del petróleo y de regalar el petróleo fueron ellos y eso está registrado.

 

-¿Ni siquiera en el caso de Cuba?

-Menos. En contraprestación a lo que hemos enviado a Cuba, tenemos una participación importante en una refinería, vendemos con Cuba productos al Caribe, tenemos 40.000 médicos cooperantes acá. Tenemos más de 600 centros de atención médica equipados, con servicio, con un sistema de salud que no teníamos antes.

 

-¿Pdvsa sigue haciendo actividades exploratorias en aguas cubanas del Golfo de México?

-Sí. Estamos en este momento perforando en esos bloque que tienen muy buena prospectiva y tenemos una plataforma que se está compartiendo entre todos los operadores que están en la zona económica exclusiva. Estamos junto a Petronas, Repsol, y ENI en una plataforma y estamos perforando. Cuando tengamos resultados lo vamos a anunciar.

 

-Con respecto a la participación de Pdvsa en la refinería de Pernambuco, ¿cómo está lo de las garantías para el financiamiento?

-Va bien. Se está trabajando en eso.

 

-¿Hay posibilidad de la presencia de Pdvsa en esa refinería en Brasil?

-Ese es nuestro compromiso. Antes de que finalice este año, nosotros debemos tener ya un ingreso para la refinería. Fue un tema que se conversó durante el ingreso del Mercosur. Hubo reuniones entre el presidente Chávez y la presidenta Dilma Roussef y está la voluntad de ambos presidentes de concretar nuestra participación.

 

-¿Cómo atenderán el tema de los mercerizados?

-Dijeron que nosotros no íbamos a poder con la carga laboral cuando comenzamos a ingresar a los trabajadores. Es una incongruencia. Cuando ellos tenían la vieja Pdvsa, tenían 42.000 personas tercerizadas, pero lo más terrible era que nosotros lo pagábamos porque esas son actividades vinculadas a la actividad petrolera y por tanto están amparados en la convención colectiva petrolera. Solo que yo agarraba y le deba la plata a lo que llama uno de los lancheros en el lago pero él no se volteaba para transferir eso a los obreros sino que en Lagunillas era historia quien se podía pegar de un portón y eran contratado para trabajar como jornaleros.

 

-¿Cómo esta la atención de la deuda con las empresas expropiadas del lago?

-Estamos revisando hasta el último detalle porque allí nos querían cobrar de todo y nosotros recibimos mucho de esos activos deteriorados. Nosotros les hemos pagado a los trabajadores todo lo que los privados le debían. ¿Crees que no le vamos a cobrar eso a los privados?

 

-Se señala que ahora la prioridad es la Faja y se ha descuidado los campos maduros sobre todo en el estado Zulia

-No. Nosotros tomamos el control de las actividades del lago de Maracaibo y hemos tenido que hacer muchas inversiones en recapitalizar eso. Hemos comprado más de 40 remolcadores porque no había remolcadores que sirvieran. Estamos adquiriendo más de 200 lanchas. Como hay todo el problema de la corrosión de las tuberías y las fugas, hemos estado metiendo en el lago  cientos de kilómetros de una tubería que se llama flexisteel, que es una tubería flexible de acero que se tiende como si fuera un cable y está recubierto con un polietileno, entonces ya no hay corrosión ni fuga. Hemos estado poniendo en orden todo lo referido a la chatarra y hemos estado recogiendo más de 300.000 toneladas de chatarra y la estamos convirtiendo en cabillas. Al lago le estamos metiendo el corazón pleno. Estamos avanzando duro en la zona de crecimiento del lago que está hacia el sur como las áreas de Moporo, Tomoporo y La Ceiba, que son áreas frescas de petróleo porque la producción del lago está exhausta y el próximo paso en el lago será el de seguir a profundidades mayores para obtener el petróleo que está en la roca madre pero eso es un paso posterior. En el Zulia, solamente en las actividades de las operaciones acuáticas, hemos ingresado a la industria 13.000 trabajadores que estaban tercerizados. Lo que  pasa es que la zona del lago ya es una zona madura de producción porque desde 1914 está en producción comercial y ese comportamiento es igual al de los yacimientos en México y en Estados Unidos. Por eso estamos metiéndole más gas, nuevas formas de producción y se está avanzando mucho

 

-¿Y el coque?

-El coque que tenemos en Jose es producto de la manera como esos complejos se diseñaron. Se hicieron unos mejoradores, con excepción de Petrocedeño, son de un crudo de muy baja calidad y eso produce mucho coque. En la medida que más se aumenta la producción de petróleo, aumenta la producción de coque. Cuando nacionalizamos, teníamos esa producción en 900.000 barriles día de petróleo y hoy tenemos la producción en 1,25 millones de barriles de petróleo. En consecuencia tenemos más producción de coque y eso aunado a que tuvimos fallas en los sistemas de despacho de ese coque, pero eso lo estamos solventando.

 

-¿Qué va a pasar con el coque?

-Son de los proyectos que hemos trabajado precisamente con China. Vamos a agarrar esas 6 millones de toneladas de coque y transformarlo. Está un proyecto para la calcinación de coque para obtener coque siderúrgico, que hoy día la CVG importa. Ese es parte de los acuerdos con la CVG. En segundo lugar, meter plantas eléctricas en base a coque. Hemos firmado con las empresas chinas para al menos tres complejos termoeléctricos: dos en el sur de la Faja y uno en el norte de la Faja. También se plantea hacer un proyecto para desarrollarlo en el Centro de Refinación de Paraguaná, para extraer el níquel y el vanadio, que son metales preciosos. Ahora viene un proceso de darle un uso industrial a ese coque.

 

-¿Cómo es ese proceso?

-Sí. Fíjate que la tecnología que estamos utilizando para la refinería de Puerto La Cruz  HDH, que es una tecnología de Intevep, es una tecnología que genera poco coque en el procesamiento del petróleo. Es un tema que estamos atendiendo allí pero es un tema que se genera por el diseño. Si aumentáramos con el mismo tipo de mejoradores la producción a 2 millones de barriles, tendríamos más coque porque es un subproducto del crudo extrapesado.

 

-¿Qué paso con la deuda por prestaciones sociales con los 20.000 trabajadores que fueron despedidos?

-Esos 20.000 trabajadores nos deben a nosotros 14 millardos de dólares. Nosotros introdujimos eso en Contraloría porque es nuestra responsabilidad como administradores de esta empresa. Todo lo que se recaudó lo introdujimos en la Contraloría porque allí hay niveles de responsabilidad en el sabotaje petrolero. Hay gente que lo orientó y lo instruyó como Giusti y hay gente que lo ejecutó como los responsables de la refinería como Rasquín en el CRP o los que estaban al frente de los sistemas de gas.  Aquí ya veremos cuando eso llegue a su punto culminante.