• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Racionan electricidad para ocultar las fallas

La federación obrera instó al Ejecutivo a no subir tarifas sin medir el consumo real de los usuarios, dijo el dirigente Elio Palacio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

ENERGÍA

La Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos disiente de los resultados de la gestión de Jesse Chacón, ministro de Energía Eléctrica, en cuanto a una caída de las fallas del servicio desde 2013.

“Los racionamientos programados se usan para tapar las fallas del sistema por la falta de mantenimiento de las instalaciones y las redes”, dijo Elio Palacio, directivo de Fetraelec.

Chacón informó en mayo que las interrupciones del servicio bajaron 41% por las mejoras a las áreas de generación, transmisión y distribución del Sistema Eléctrico Nacional, pero Palacio advirtió: “En los stock no hay repuestos tales como conductores, cables de alvidal, aislantes, fusibles y transformadores de transmisión para sustituir los equipos que cumplen su vida útil”.

El sindicalista Reinaldo Díaz señaló el abandono del mantenimiento preventivo y correctivo, que consiste en la revisión periódica de los equipos, las plantas y las redes.

Iñaki Rousse, exdirectivo de la Electricidad de Caracas, indicó que además del bajo mantenimiento hay falta de gerencia.

Alertó que lo grave es la larga duración de las fallas que afectan las regiones más pobladas y de más actividad económica. “Una falla nacional (apagón) equivale a 500 o 600 interrupciones parciales”, explicó.

Fetraelec es contraria al ajuste de tarifas anunciado por Chacón para el segundo semestre de 2014, pues hay que mejorar los sistemas de medición del consumo, la facturación y las cobranzas.

“Es injusto que el aumento sea para los usuarios que pagan el servicio por tener un medidor”, expresó Palacio.

Rousse indicó que del total de la energía entregada Corpoelec factura 60%, y de esa porción cobra 70% lo que da una cobranza efectiva de 42% de la electricidad generada por el SEN. Agregó que hay un déficit de medidores, más de 2 millones de equipos, según las autoridades eléctricas, pero los que están instalados muchos cumplieron su vida útil y dan lecturas poco confiables.

Díaz reveló que no se hace mantenimiento a los medidores y que en Caracas la situación es menos crítica porque aún queda algo del sistema eficiente de cobranzas de la EDC, estatizada en 2008.