• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Queda inventario de harina de trigo hasta finales de mes

Se agudiza escasez de harina de trigo y no se vislumbra una rápida reposición del insumo | Foto William Dumont

Se agudiza escasez de harina de trigo y no se vislumbra una rápida reposición del insumo | Foto William Dumont

En riesgo productividad de panaderías artesanales, industriales, galleteras y fabricantes de pastas por falta del principal insumo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La reserva de harina de trigo disponible alcanza  para dos semanas más. Las plantas de Cargill ubicadas en Catia La Mar, estado Vargas y la de Catia en Caracas están paralizadas. Tampoco está operando la planta Molinos Hidalgo. La situación es crítica porque una sola de esas procesadoras genera la materia prima para 38% de las panaderías artesanales de la Gran Caracas, señaló Juan Crespo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Harina.

Advirtió que los 12 molinos que quedan operativos dejarán de producir en dos semanas por falta de trigo y mermará la productividad de panaderías artesanales, industriales, galleteras y fabricantes de pastas por la escasez del principal insumo.

“La situación es de emergencia y no se avizora una rápida importación de trigo”, alertó. El vocero de Fetraharina recordó que han alertado al gobierno sobre los riesgos de retrasar la liquidación de divisas para el pago de la deuda con los proveedores, y sus efectos sobre la producción de un rubro que forma parte de la dieta básica de los venezolanos.

 “Hay mucha incertidumbre sobre la estabilidad laboral de los trabajadores y el futuro de la industria”, aseveró.


Comprar a revendedores. "De 12 sacos de 45 kilos de harina de trigo que utilizaba al dia ahora uso 4 porque los proveedores dicen que no hay trigo", aseguró Yoel Nieves, dueño de la panadería Los Cortijos.

Dijo que ha tenido que comprar harina a revendedores a entre 900 y 1.200 bolívares el saco cuando su precio es 400 bolívares para poder seguir produciendo. "Si espero a que los distribuidores me despachen tengo que cerrar. Vienen una vez al mes y de 300 sacos que pido me despachan 50 con suerte", señaló.

María Contreras, encargada de la panadería La Muralla, aseguró que sus ganancias han mermado 30% por la  caída en la producción. Relató que hace canillas 3 veces al día porque con el precio regulado no cubre los costos. Restringe la venta a 2 por cliente.

Prefiere destinar la harina de trigo a productos más rentables. Prepara pan de leche, sobao, campesino, dulces, tortas, quesadillas, bombas, golfeados y  cachitos.