• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Producción automotriz cayó 87% en 2014

Trabajadores de las ensambladoras cobran salario básico por cierre de las plantas | Foto Archivo El Nacional

Ensambladoras generaban 100.000 puestos directos de trabajo | Foto Archivo El Nacional

El presidente de Fedecámaras-Carabobo dijo que en el estado se ensamblaban 70% de los  carros 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La caída de la producción de la industria automotriz se calcula en 87% en lo que va de año, informó el presidente de Fedecámaras-Carabobo, Damiano del Vescovo, en una rueda prensa. “La demanda de automóviles se sitúa en alrededor de 200.000 vehículos al año, generalmente cerca de 150.000 se ensamblaban en Venezuela y el resto se importaba para cubrir la demanda. Sin embargo, actualmente  no estamos cubriendo las expectativas”, agregó.

Recordó que Carabobo sirve de asiento a buena parte de los fabricantes de automóviles y que en el estado se ensamblaba  70% de los vehículos del país. Indicó que la industria generaba 100.000 puestos directos e igual de indirectos. Resaltó que el sector no se recuperará fácilmente a menos que el gobierno impulse una política automotriz de estímulo y desarrollo.

“El Ejecutivo tiene que dejar de importar vehículos de China e incentivar la producción interna, conjuntamente con una afluencia oportuna y en cantidad de dólares para que se puedan importar los componentes y comience la reactivación de la industria”.

Consideró que la autorización reciente para que personas naturales o jurídicas importen vehículos de manera directa es una política aislada y puntual que no va a resolver el problema de la industria. “Esta medida perjudica al sector”.

A media máquina. Del Vescovo añadió que la industria en Carabobo  trabaja a 48% de su capacidad instalada. Según cifras del instituto Nacional de Estadísticas desde 2006 hasta la fecha han cerrado 4.000 empresas  de diferentes sectores en la entidad, señaló.

“Los productores no solamente se enfrentan a la inseguridad jurídica y personal, escasez, inflación y servicios públicos ineficientes, entorno de hostilidad hacia la actividad privada, sino también a regulaciones excesivas y confiscatorias, distorsiones macroeconómicas, entre otros elementos que dificultan la producción interna”, afirmó.