• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Privan de libertad a funcionario del Seniat en Vargas

El presidente de Asonaga, Hugo Mijares, afirmó que la extorsión en las aduanas incide en los costos de los empresarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio Público logró privativa de libertad para el gerente general del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria en el estado Vargas, Carlos Ricardo Sánchez Atencio, y de tres de sus escoltas, que fueron aprehendidos el miércoles en la urbanización Los Naranjos, municipio El Hatillo del estado Miranda, por estar vinculados presuntamente con legitimación de capitales.

En la audiencia de presentación, la fiscal 54º nacional en materia contra Legitimación de Capitales y Delitos Financieros y Económicos, Nelly Sánchez Pantaleón, imputó a Sánchez Atencio, así como a los escoltas José Figueroa, de 46 años de edad; Willy Rodríguez, de 27 años, y Gustavo Romero, de 33 años, por la presunta comisión de los delitos de legitimación de capitales y asociación para delinquir, establecidos y sancionados en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.


En las aduanas. Hugo Mijares, presidente de la Asociación Nacional de Agentes Aduanales, consideró un acierto la detención de Sánchez Atencio, pero señaló: “Con la detención del gerente general no se acaba la extorsión en la aduana marítima”.

Es evidente que han sido años de atropellos al importador y desde el Seniat nunca hubo voluntad para corregir estas prácticas que están al margen de la ley y que han hecho mucho daño a la economía, aseguró.

“Los focos de corrupción son iguales en la aduana de San Antonio del Táchira, Puerto Cabello, Margarita y La Guaira. No hay control sobre los funcionarios y la extorsión ha sido una limitante para que muchos productos estén en el mercado”, expresó.

El presidente de Asonaga afirmó que él también fue víctima de extorsión por parte de Sánchez. “Te extorsionan exigiéndote documentos que no corresponden a la tramitación respectiva para la nacionalización de la carga. Los funcionarios reconocedores o interventores se esconden para obligarte a mantener la carga en los almacenes, lo que representa altos costos para el importador”, señaló.