• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Prevén alza en las reservas por traspasos de fondos extrapresupuestarios

Según Barclays Capital los ahorros de la nación aumentarían en 10 millardos de dólares 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un informe de la firma británica Barclays Capital señala que una de las medidas adicionales a la nueva Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos debe ser la consolidación de todos los recursos en divisas que se mantienen en los mecanismos extrapresupuestarios, como el Fondo de Desarrollo Nacional y el Fondo Chino como parte de las reservas internacionales. “Dado que el mercado ha estado escéptico sobre la actual disponibilidad de recursos del gobierno, este cambio puede contribuir para confirmar la capacidad de pago del país. Si el gabinete implementa esta medida creemos que los ahorros de la nación pueden aumentar hasta 10 millardos de dólares”.

Asimismo, la firma asegura que las probabilidades de que el Sicad II sea exitoso son muy altas en vista de la significativa apreciación que se producirá dentro del tipo de cambio no oficial “si el gobierno comienza a ofrecer divisas dentro del mercado no oficial”. Añade que esta estrategia puede mejorar las cuentas del gobierno.

El informe señala que ve como positivo los adelantos realizados, lo que permite mover el perfil crediticio de Venezuela de neutral a “overweight”, lo que representa una mayor valoración para los bonos de la República y de Pdvsa.

En contrate, Deutsche Bank asegura que los eventos en el último mes en Venezuela muestran un rápido deterioro de toda la situación del país Asegura que la escasez de bienes finales y de insumos para la producción, la alta inflación y el alza en la tasa de dólar paralelo son consecuencias de la continua expansión fiscal y la política monetaria. Aseguran que estos factores les hacen ver con escepticismo el hecho de que el Sicad II pueda contribuir a solventar los desbalances. “No vemos atractivo el riesgo – ganancia” en el caso de los bonos venezolanos y de allí que decidieron mantener su recomendación de deuda soberana “underweight”.