• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Prevén que producción de crudo caerá aún más

Bank of America y Barclays Capital no ven la caída de la manufactura de Pdvsa como un hecho externo, sino debido a la crisis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bank of America, Merril Lynch y Barclays Capital coinciden en sus últimos informes en que la producción de crudo de Petróleos de Venezuela podría continuar descendiendo y afectará aún más el flujo de caja de la nación.

Bank of America señala que el alto precio de los cupones en los que se venden los papeles de la petrolera estatal y de la república es un reflejo del alto nivel de riesgo que tiene Venezuela. “De seguir cayendo los precios del petróleo habrá mayor presión sobre el flujo de caja y en la caída en la cantidad de reservas internacionales”. Añade que la disminución acelerada de los ahorros de la nación, sin ajustes duraderos impuesto por el gobierno a lo largo del tiempo aumenta la probabilidad de que se produzca “una cesación del pago de la deuda externa en los próximos años”.

Barclays Capital indica que de acuerdo con los datos estadísticos publicados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo “a través de comunicación directa con el gobierno venezolano”, la producción de crudo cayó 120 millones de barriles diarios, con lo que llega a una producción total de 2,37 millones de barriles diarios. De esta manera, se constata que la producción ha caído 389 millones de barriles diarios entre mayo de 2015 y mayo de 2016. “Independientemente de la tendencia que continúe teniendo la producción de petróleo en los meses por venir, ya estamos viendo que no se trata de una variable externa, sino que está afectada directa o indirectamente por la profundización de la crisis económica y política en Venezuela”.

La firma británica complementa su comentario señalando que mientras dure la crisis que atraviesa el país, la producción petrolera probablemente continuará en declive. De hecho, modificó su previsión del descenso en la producción de la cesta venezolana para 2016 que había fijado entre 200.000 y 250.000 barriles diarios. A partir de ahora el banco calcula que la caída estará entre 300.000 y 350.000 barriles diarios para un total de 2,1 millones de barriles diarios.

Bank of America expone como hechos negativos que la falta de indicadores oficiales incrementa la incertidumbre sobre el comportamiento de la economía. Asimismo, se refiere  a la reducción de la liquidez en divisas y la inestabilidad política como factores poco favorecedores.

Para el banco estadounidense la exacerbación del desequilibrio en los precios relativos y la monetización del déficit pueden conducir a una hiperinflación.