• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Precios de materiales de plomería se han triplicado en un año

Sustituir las manillas de la ducha sin romper la pared puede costar 16.000 bolívares, pero en 2014 se pagaba 5.000, subió 220%  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando el sistema de plomería del hogar se daña genera un caos. El bloqueo de las tuberías por las que se suministra el agua, el desagüe o la ruptura de un tubo puede afectar la cotidianidad de la casa y su reparación incidir fuertemente en el presupuesto familiar debido a que el precio de los materiales se ha triplicado, aseguran plomeros.

Cambiar los tubos de la ducha del baño representa un gasto de 160.000 bolívares aproximadamente, dijo Arnaldo Ferrer, encargado de un comercio especializado en materiales de plomería.  Contó que esa cifra incluye la tubería Pavco, conexiones, grupo de duchas, cerámica, pego, cemento, arena, bloque, carateo y un estimado de la mano de obra: “El servicio puede subir según el tipo de cerámica, las duchas que el cliente elija y los inconvenientes que encuentre el plomero. Sin embargo, el año pasado ese mismo trabajo costaba aproximadamente 55.000 bolívares”.

En el caso de que solo se requiera sustituir las manillas de la ducha, sin romper la pared para cambiar el tubo, el desembolso baja a 16.000 bolívares. Esto incluye el cambio de dos vástagos, dos manillas y sus campanas, más el niple y la mano de obra. Depende del tipo de manillas que seleccione el cliente. Ferrer aclaró que hace un año ese cambio habría costado 5.000 bolívares, lo que significa que hubo un incremento de 220%.

Juan Delgado, consumidor, señaló que los precios varían de un lugar a otro pero que todos se han elevado. “Una ducha tipo teléfono que estaba en 800 bolívares pasó a 4.000 bolívares, el silicone varió de 200 a 1.800 bolívares y una canilla de 100 hasta 8.000 bolívares. Todo lo importado está por las nubes”.

Delgado añadió que gastó 35.000 bolívares en la compra de un lavamanos con pie y una poceta. “Escogí las piezas de una marca nacional y en blanco que eran las más económicas, pero igualmente el monto es alto”, indicó.

Obstrucciones. Evelyn Arrieta, vendedora de un comercio de plomería, mencionó otro problema que aparece regularmente en las viviendas: la obstrucción del desagüe del lavaplatos. “El jabón, la grasa, desechos y otros objetos impiden que el agua fluya. Se puede destapar el drenaje o cambiar el sistema”. Por la sustitución de la ponchera de dos tinas, los conectores, el sifón, la llave de arresto, gomas reductoras y la mano de obra hay que cancelar, en promedio, 25.000 bolívares”, dijo.

Felicia Marcano, consumidora, refirió que tiene una gotera en el grifo de la cocina que no ha podido eliminar. “El plomero me dijo que lo único que hace falta es cambiar las arandelas, pero no las consigo”.

La vendedora informó que a la semana le piden por lo menos 20 presupuestos, pero se concretan entre 3 y 5 ventas de materiales.

Los tubos galvanizados, en todas sus medidas, son los más buscados para las reparaciones por su buena calidad, pero son los que menos se consiguen. Añadió que muchos plomeros paran los trabajos a la espera de que lleguen estos tipos de tubos porque los clientes les piden durabilidad.

Bombillos, muy caros
Los bombillos amarillos están ausentes de los estantes de los comercios de iluminación. En su lugar, se consiguen los ahorradores a 750 bolívares, en 75, 100 o 200 watios. También venden combos. 4 bombillos de luz de calidad de 100 w cuestan 2.195 bolívares. Sin embargo por Internet el precio varía entre 400 y 10.000 bolívares los de 200 watios.

En cuanto a las lámparas fluorescentes hay poca variedad en los comercios. El precio del bombillo es de 833 bolívares. Si requiere la lámpara completa tendrá que pagar 1.930 bolívares.