• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Precios de frutas y hortalizas subieron hasta 60% en un mes

Frutas y hortalizas / Caterina Da Silva

Frutas y hortalizas / Caterina Da Silva

Comerciantes de Quinta Crespo y Chacao aseguran que las lluvias y los distribuidores son los responsables del alza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“20 bolívares el kilo, señora”, es la respuesta que da Lucy Fernández, vendedora de frutas en el mercado de Quinta Crespo, cuando una de las clientas le pregunta por el precio de los melones. Indica que hace un mes los vendía en 12 bolívares, lo que representa un incremento de 66% en los últimos 30 días.

A los melones se les suman las patillas, las piñas y las manzanas grandes, que han aumentado más de 5 bolívares en el mismo período. “La patilla se vendía hace 3 semanas en 5 bolívares el kilo, ahora está en 10”, agrega Edgar Caravallo, también vendedor de Quinta Crespo.

Comerciantes coinciden en que los consumidores se han percatado del incremento en los precios en los últimos meses. Explican, sin embargo, que no se trata de un alza deliberada de los vendedores, sino que son los distribuidores los que tienen nuevos precios.

Las piñas y los melones figuran entre los rubros que mayor variación registraron en el mes de agosto, según la canasta alimentaria normativa del Instituto Nacional de Estadística. 7,83% fue la variación intermensual de las piñas y 3,75% la de los melones. El mango tuvo una variación de 9,12%, mientras que descendieron las guayabas (7,83%), las zanahorias (6,28%) y los tomates (4,23%)

“Las precipitaciones recientes son causantes de los aumentos”, afirma Magyuli Angulo, vendedora de hortalizas del mismo establecimiento. Comercializa los pimentones en 30 bolívares el kilo aun cuando exhibe en su puesto una lista de precios de la Alcaldía Libertador en la que se distinguen tres tipos de pimentones: verde, rojo y rayado (de dos colores) y el más costoso, que es el rojo, se debe comercializar en 25 bolívares.

Angulo asegura, no obstante, que los compra a los proveedores en 22 bolívares al por mayor y en las cestas vienen los pimentones mezclados, razón por la cual no puede ajustarse a la regulación.

“Es normal ver un precio en la lista y pagar otro”, señala Juana Sánchez, mientras escoge las cebollas. Apunta que en su caso prefiere adquirir los bienes así sea a precios elevados, a no conseguirlos.

En el mercado municipal de Chacao la situación es similar. Un kilo de yuca, que hace 4 semanas se vendía en 10 bolívares, ahora está en 15 bolívares en el puesto de María Valencia. La vendedora indica que los distribuidores le aumentaron 200 bolívares al saco, lo que incidió en el aumento de los precios de venta al público.

“Los ajos son los que me parecen más caros”, afirma Antonia Rodríguez cuando realiza sus compras en ese mercado. Cuenta que mientras hace una semana compraba el kilo en 80 bolívares, ahora lo consigue en 100 bolívares.

Por debajo. En los supermercados los precios de las frutas, verduras y hortalizas son inferiores. Un kilo de pimentón fresco en el abasto Bicentenario, que está ubicado en San Bernardino, se expende en 18,82 bolívares; 6,18 menos que en el mercado de Quinta Crespo.

La patilla y la yuca también se venden por debajo de los precios de los mercados municipales. 7 bolívares se cancela por un kilo de patilla y 8,90 por cada kilo de yuca.

El melón es otra de las frutas que se puede adquirir a un precio inferior en los supermercados. La sucursal del Central Madeirense de Los Ruices vende el kilo en 13,45 bolívares.

Magali López, consumidora, reconoce que en los supermercados se pueden conseguir algunos precios más asequibles que en los mercados municipales. Sin embargo, afirma que la elección entre los establecimientos esta asociada a la cercanía y la frescura de los productos.

“Compro aquí no necesariamente por los precios sino por la calidad y porque el mercado me queda cerca de mi trabajo. Las verduras y las frutas siempre se encuentran más frescas aquí que en los supermercados”, indica López.

Quesos escondidos

Conseguir quesos a los precios regulados se une, junto con el alza de las frutas y hortalizas, a las dificultades de los consumidores. En el mercado de Quinta Crespo el abastecimiento de los quesos dejo de ser el mismo, asegura Laura Ferreira, encargada de uno de los establecimientos de víveres y lácteos. “Los distribuidores no nos traen la misma cantidad y nos dicen que es por problemas con la leche”.

Añade que los quesos duros, regulados en 31,96 bolívares el kilo, prefiere no venderlos porque para conseguirlos debe pagar por encima del precio establecido, lo que representa pérdidas para su negocio.

Leonida Marval, que gastó 150 bolívares en charcutería en el local de Ferreira, refiere que ha tenido que buscar alternativas a los quesos que estaba acostumbrada a comprar porque desde la regulación es muy difícil conseguirlos. “Que llegues a un negocio y encuentres los regulados es muy extraño”, añadió.

El queso merideño se comercializa en el local en 45 bolívares y el Santa Bárbara en 65.

Cifra

25 bolívares es el monto que se debe cancelar por 3 manzanas grandes en el mercado de Quinta Crespo. Hace 4 semanas la misma cantidad costaban 20 bolívares. Las pequeñas se consiguen en 5 unidades por 20 bolívares.