• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Precios de charcutería han aumentado más del doble en lo que va de año

Comerciantes afirmaron que hay fallas de abastecimiento con algunos productos importados | Foto Manuel Sardá

Comerciantes afirmaron que hay fallas de abastecimiento con algunos productos importados | Foto Manuel Sardá

Comerciantes afirmaron que el alza de los productos ha hecho que los clientes reduzcan el consumo de jamón y queso  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Preparar un sándwich con jamón y queso se ha convertido en los últimos meses en una tarea compleja: no solo cuesta conseguir el pan debido a las fallas de abastecimiento de harina de trigo que hay en el país, comprar el relleno también se ha vuelto más difícil por la variación de precios que ha experimentado la charcutería.

A pesar de que desde el año pasado el Banco Central de Venezuela no  publica el índice nacional de precios al consumidor, comerciantes y clientes consultados en Caracas coinciden en que los precios del jamón, las salchichas y el queso han aumentado más de 100% desde enero. Los regulados no se encuentran.

“Un queso que a comienzos de año estaba en 1.300 bolívares el kilo ya se vende en 2.650 bolívares. Con el jamón pasa igual: el que estaba en menos de 1.000 bolívares ya está por los 1.600 bolívares”, señaló Freddy Charris, encargado de la charcutería de un supermercado en Los Ruices.

Dependiendo del comercio el precio de los quesos blancos pasteurizados oscila entre 1.500 y 1.700 bolívares el kilo, el parmesano cuesta más de 4.000 bolívares, mientras que el jamón de pavo ronda los 1.700 bolívares y el salchichón entre 2.000 y 2.100 bolívares.

“Todo ha subido mucho, un paquete de salchichas por el que pagaba menos de 300 bolívares ahora está al doble. Los de 22 unidades cuestan más de 800 bolívares y cada vez que vas al mercado o a la panadería consigues los precios más altos”, dijo Emily Reyes cuando compraba en un frigorífico.

Comerciantes afirmaron que han tenido fallas de abastecimiento de los quesos amarillos, regulados por el Ejecutivo, así como de los productos importados.

“Hay varios tipos de quesos que no se encuentran. Muchos vienen de afuera. Además, uno los pide para reponer y tardan hasta más de un mes para traerlos. Antes se hacía el pedido y la semana siguiente despachaban”, agregó Manuel Rodríguez, encargado de una carnicería en la Candelaria.

Menos ventas. Vendedores y consumidores dijeron que el alza de los precios ha llevado a que se reduzca el volumen de las ventas. “El cliente que se llevaba un kilo de jamón ahora pide medio kilo y el que se llevaba medio kilo ahora está comprando 250 o 300 gramos”, indicó Manuel Goncalves, encargado de una panadería en Los Ruices.

Freddy Charris añadió que a propósito de la contracción de las ventas, en el negocio donde trabaja decidieron reducir la cantidad de mercancía que solicitaban. “Se hacen menos pedidos porque, por un lado, es poca la mercancía que se consigue y, por el otro, todo está muy caro. La gente pide que uno le ponga las rebanadas del jamón y del queso delgadas para que les rinda más”, contó.

María González, otra de las consumidoras, dijo que en su caso el consumo sigue igual porque es más difícil conseguir o pagar otros productos. “El jamón endiablado y el atún también están muy caros”, afirmó.

CIFRAS
6.000 bolívares es el precio promedio del jamón serrano importado. El nacional se puede conseguir desde 4.000 bolívares
1.725,3% es la diferencia entre el precio regulado del queso blanco duro: 38,35 bolívares y los 700 bolívares en el que se vende, según el Cendas.