• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Precio de carne seguirá rezagado en mataderos

Expendio de carne / William Dumont

Expendio de carne / William Dumont

El Gobierno incluirá cortes finos como lomito, pulpa negra o ganso en la regulación y se venderán a 120 bolívares por kilo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque el Gobierno autorizará un aumento de 181,69% para los mataderos, se supo extraoficialmente, el rezago de precios prevalecerá en el sector, pues si bien se fijó en 24 bolívares el kilo, el costo de producción varía entre 25 y 28 bolívares.

Una fuente vinculada con el sector cárnico informó que como se establecía en un punto de cuenta enviado por el Gabinete Económico al presidente Nicolás Maduro, el Ejecutivo decidió subir el precio de la carne en todas sus presentaciones no sin antes compensar a los productores.

Los aumentos no son apegados a la realidad, indicó la fuente, sino que se fijan de acuerdo con el costo de la carne importada. Los costos de producción rondan entre 25 y 28 bolívares por kilo, una pérdida de entre 4% y 14,3%. “Habrá un rezago, pero el diferencial no será tan grande en vista de que actualmente se paga 8,52 bolívares”.

También se acordó, según la fuente, incluir cortes como lomito, pulpa negro o ganso en una regulación. El costo final al consumidor será de 120 bolívares, pese a que se consiguen en carnicerías entre 140 y 150 bolívares. La carne de primera quedará en 90 bolívares, la de segunda en 75 bolívares y la de tercera en 40 bolívares.

Otra de las medidas decidida en una reunión a puerta cerrada en el Banco Central de Venezuela es intensificar las fiscalizaciones del Indepabis, que velaría por el cumplimiento de los nuevos precios que esperan por el visto bueno de Maduro. “El Ministerio de Alimentación dará una respuesta el próximo martes”, dijo.

En principio, los productores plantearon al Gobierno dejar los cortes libres para que el carnicero compensara las pérdidas que tiene con otros, pero no existía interés al respecto. “Al menos se llegó a  una tregua. No cerrarán carnicerías por incumplimiento de precios”.


Consumo en ascenso. La distorsión en los precios es de larga data, declaró Gonzalo Azuaje, presidente de la Asociación Nacional de Frigoríficos, cuando salía de la reunión con el BCV el miércoles pasado. Señaló que el último incremento de mayo fue el inicio de alzas escalonadas. Se acordó que las revisiones serán cada tres o cinco meses.

El aumento también va acorde con el crecimiento del consumo de carne bovina de los últimos años, que pasó de 14 kilos a 24 kilos por persona al año. “Los productores también propusieron un subsidio del Estado para que la carne llegue a las clases más necesitadas, y está en estudio”.

La mayoría de las importaciones de carne provienen de Brasil, pero también viene empaquetada de Nicaragua y Argentina, aunque los cortes son de segunda.

En las reuniones no se tocó el precio de la leche, pese a que presenta los mismos inconvenientes que la carne. Sin embargo, los productores afirman que empiezan a recibir señales claras del Gobierno que les permite ser optimistas.