• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Precio de alimentos y bebidas subió 102%

Valencia es la ciudad más cara del país, con alza de precios de 78,5% en un año, según el BCV

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas subió 102%, entre diciembre de 2013 y la misma fecha de 2014, de acuerdo con el informe del Banco Central de Venezuela publicado el viernes. Este rubro, considerado prioritario por el gobierno, registró un incremento de 86,7% durante 2014.

El economista Pedro Palma considera la inflación “fuera de control y sumamente elevada, la más alta reportada en el mundo”. Agregó que la situación es muy preocupante porque el rubro alimentos y bebidas es el que más consume la población y el aumento de precio afecta en particular al segmento más desposeído.

Cifras del ente emisor muestran que también entre diciembre de 2013 y diciembre de 2014 subieron los precios de las bebidas alcohólicas, 90,8%; restaurantes y hoteles, 81,4%; servicios y educación, 60,8%; esparcimiento y cultura, 51,9%; transporte, 59,7%; bienes y servicios diversos, 45,9%; vestido y calzado, 43%; servicios de vivienda, 41,7%; salud, 41,4%; equipamiento del hogar, 37,9%; comunicaciones, 20,5%, y alquiler de vivienda 18,2%.

El informe del BCV indica que el país cerró 2014 con inflación de 68,5%, lo cual representa un incremento de 12,3% en comparación con 2013, que registró 56,2%. Estos resultados evidencian que el gobierno incumplió su meta de reducir la inflación a un rango de entre 20% y 25% el año pasado.
Palma indicó que se ratificaron  los cálculos de economistas que dijeron que la inflación se ubicaría entre 65% y 70%.

En el ámbito de los resultados geográficos del INPC se observó que Valencia es la ciudad en la que más aumentaron los precios, con alza de 78,5% en un año, seguida de Maturín y Barquisimeto, con 72,4%; San Cristóbal, 71,6%; Ciudad Guayana, 71,1%; Maracay, 70,7%; Maracaibo, 69,1%; Mérida, 67,7%; Caracas, 64,7%, y Barcelona y Puerto La Cruz, 62,2%.

Durante 2014 los bienes acumularon una variación de 77,4%, mientras que los servicios crecieron con  menor intensidad, 52,4%.